Alerta de Violencia de Género Ciudad de México

NACIONAL
VIOLENCIA
   Conavim salta entrega de informe y pide “medidas provisionales”
   
OSC piden no “politizar” AVG para la CDMX
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Hazel Zamora Mendieta
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 16/03/2018

La Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim) “se saltó” la entrega del informe de la solicitud de Alerta de Violencia de Género (AVG) para la Ciudad de México y sin consultar a las organizaciones peticionarias del mecanismo, emitió seis “medidas provisionales” al gobierno capitalino para atender de “manera urgente e inmediata” la violencia contra las mujeres.

En entrevista con Cimacnoticias, la integrante del área de incidencia del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco Vitoria (una de las peticionarias), Selene González Luján, calificó el hecho como preocupante ya que la entrega de este informe es muy importante pues son las personas expertas quienes dan o no, la razón a las peticionarias sobre la existencia de una violencia sistemática contra la población femenina en una entidad, en este caso la capital y del fracaso de las autoridades para garantizar una vida libre de violencia.

Es de destacar que este proceso está inmerso en la etapa del proceso electoral donde está en juego la permanencia del Partido de la Revolución  Democrática (PRD) al mando de la urbe y la carrera política del Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera. Ante ello es importante subrayar que de los 29 procesos de AVG ocurridos a lo ancho del país, es la primera vez que Conavim se salta la entrega de un informe y adelanta medidas precautorias fuera del tiempo establecido en el reglamento del mecanismo.

Así lo explicó en entrevista con esta agencia la abogada de Justicia Pro Personas, Ana Yeli Pérez Garrido, quien agregó que el Artículo 36 Bis del reglamento de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (LGAMVLV) precisa que el Grupo de Trabajo de la AVG puede solicitar a la Secretaría de Gobernación -a través de la Conavim- que “analice la posibilidad de implementar las medidas provisionales de seguridad y justicia necesarias” en un plazo no mayor a tres días, una vez que se integró el equipo de trabajo.

Con apego a la normativa, explicó, en el caso de la Ciudad de México la petición de las medidas provisionales están fuera de tiempo ya que han pasado cinco meses desde que se conformó el grupo de académicas integrado por la doctora en derecho de la UNAM, Aleida Hernández Cervantes, el doctor en demografía del Colegio de México, Carlos Javier Echarri Cánovas, la criminóloga de la UAM, Iris Rocío Santillán Ramírez y de la misma Universidad, la doctora en ciencias sociales con especialidad en la mujer, Marta Walkyria Torres Falcón. 

“EN BANDEJA DE PLATA”

Para Pérez Garrido, el gobierno capitalino “puede salir bien librado” de una AVG toda vez que las medidas que propusieron las expertas y que avaló la Conavim, ya están cumplidas o están en proceso y destacó que es la primera vez también que se dan medidas “tan superfluas”.

Como ejemplo mencionó la activación de la Red de Información de Violencia Contra las Mujeres de la Ciudad de México, la cual fue anunciada por Mancera el pasado 8 de marzo como parte de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, 6 días después de haber recibido las medidas provisionales.

Otras más ya deben existir, dijo, como el “inventario” de las instituciones que prestan servicios de atención a víctimas de violencia de género en la urbe, para lo cual Conavim dio un plazo de tres meses al gobierno capitalino “para crear un mapa”.

Pérez Garrido recordó que el eje principal de la petición de AVG para la Ciudad de México fue la falta de acceso a la justicia para las víctimas de feminicidio, las fallas en las indagaciones de este delito (pérdida de evidencias, clasificaciones como suicidio y homicidio) y la revictimización de las víctimas y sus familiares.

La única medida referente a esta temática, agregó la abogada, es la conformación de una mesa de trabajo interinstitucional que dará seguimiento a los casos de feminicidio en la Ciudad.

Esta mesa, informó Inmujeres en un comunicado de prensa, contará con la participación de la impulsora de las reformas en violencia sexual y familiar,  Patricia Olamendi, la perredista femenista, Beatriz Cosío y la fundadora del Colectivo de Investigación, Desarrollo y Educación de Mujeres (CIDEM), Mayela García.

Las acciones restantes son: la instalación de un Comité Técnico para formular el Protocolo Alba en la Ciudad de México (mecanismo de búsqueda de niñas y mujeres desaparecidas) integrado por la Secretaría de Seguridad Pública local, la Procuraduría General de Justicia de la ciudad, la Comisión de Derechos Humanos local, con el apoyo técnico de la Conavim.

La elaboración de un “protocolo” para el “Aviso al Ministerio Público” de la aplicación de la Norma Oficial Mexicana 046, que establece el derecho al aborto en casos de violación, con el objetivo de establecer enlaces entre la Secretaría de Salud y la Procuraduría local; y la última, fortalecer la Coordinación Interinstitucional de la LGAMVLV, quien deberá entregar anualmente las actividades y recursos gubernamentales enfocados en la prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia contra las mujeres.

DEJAN FUERA A ORGANIZACIONES

El 14 de marzo las organizaciones peticionarias denunciaron en un comunicado que el gobierno capitalino no había dado respuesta si aceptaba o no estas medidas dictadas desde el pasado 2 de marzo.

De inmediato, ayer salieron en conferencia de prensa a nombre del jefe de Gobierno, la directora del Instituto de la Mujer local, Teresa Incháustegui Romero y el secretario de Gobierno de la ciudad, José Ramón Amieva Gálvez, para afirmar que pondrían “todo su esfuerzo y compromiso para atender las recomendaciones”.

Simultáneamente las organizaciones mantenían una reunión con Conavim –convocada por la institución- donde apenas se les informó que estas medidas fueron solicitadas por el Grupo de Trabajo, aceptadas por el Gobierno y que no había fecha para la entrega del informe, dijo a esta agencia Selene González quien además precisó que les dijeron que será hasta el 22 de marzo cuando el Grupo de expertas cierre el informe, “pero únicamente si no existen más observaciones”.

Desconfiadas de los dichos de Conavim –quien anteriormente afirmó que se tenía previsto la entrega del informe el 28 de febrero- la integrante Centro Fray Francisco afirmó que seguirán urgiendo a ésta acelere el proceso sin importar los tiempos electorales, y que esperan que este proceso no se “politice” como ocurrió con el Estado de México, cuando Enrique Peña Nieto contenía por la presidencia de la República.

Según datos de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJDF) en promedio mensual en 2012 ocurrían 4 casos de feminicidio en la urbe, dos años después la cifra incrementó a 5 casos. Es decir, entre 2012 a 2016 se registraron 260 asesinatos de mujeres por razón de género.

Bajo este contexto el 7 de septiembre de 2017 cuatro organizaciones civiles conformadas por el Centro Fray Francisco Vitoria, el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, la Red “Todos los Derechos para Todas y Todos” y Justicia Pro Personas, se unieron para solicitar el mecanismo de la Alerta de Género en las 16 delegaciones de la entidad.

A estos casos de feminicidio se suman los 101 ocurridos de noviembre de 2016 a junio de 2017 –de acuerdo con estadísticas de la Procuraduría local- y las 644 mujeres desaparecidas y pendientes de localizar tan solo de 2015 a 2016.

18/HZM/LGL








NACIONAL
VIOLENCIA
   Exigen activar la AVG en CDMX
"El único rosa que nos deja Mancera son las cruces del feminicidio”: feministas
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Hazel Zamora Mendieta
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 26/02/2018

“¡El único rosa que nos deja Mancera son las cruces del feminicidio!” fue la consigna que ayer por la tarde pronunciaron colectivos feministas, jóvenes y madres de mujeres asesinadas a las afueras del Palacio de Gobierno, en el Zócalo de esta capital, para reprobar la renuncia de Miguel Ángel Mancera Espinosa en medio del proceso de la Alerta de Violencia de Género (AVG).

Este domingo las capitalinas convocaron a una protesta afuera de las oficinas del todavía jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, en repudio al incremento de violencia de género y los casos de feminicidio ocurridos bajo su administración, 260 según datos de la Procuraduría General de Justicia local (2012-2017).

La madre de Lesvy Rivera -víctima de feminicidio en Ciudad Universitaria- Araceli Osorio, tomó el micrófono y se hizo escuchar “Mancera no se va a llevar la frente en alto” para llegar al senado con la cantidad de mujeres -que como su hija- dijo, han sido asesinadas y sus casos permanecen en la impunidad.

Araceli Osorio y otras activistas no sólo reprobaron la renuncia de Mancera, sino también de la secretaria de Gobierno, Patricia Mercado, quien de acuerdo con las organizaciones, era pieza fundamental en el seguimiento del proceso de la AVG, pero que ya dejó el cargo para postularse como candidata al senado.

Cabe recordar que en declaraciones previas a la prensa, Patricia Mercado afirmó que no era necesario activar el mecanismo en la Ciudad de México porque los asesinatos de mujeres “están por debajo de la media nacional”.

Las feministas condenaron que la salida de ambos funcionarios “coincidió” con la decisión de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) de aplazar la entrega del informe de la AVG hasta el próximo 28 de febrero, cuando ya dejaron sus cargos. Por lo que demandaron la activación de la AVG en la Ciudad de México.

“No es una Ciudad de vanguardia, no es una ciudad progresista, no se imparte justicia, las niñas y mujeres no están seguras”, denunciaron las mujeres quienes una por una relataban sus experiencias de violencia en la ciudad que ocupa el primer lugar en violencia comunitaria –principalmente violencia sexual- según la Encuesta sobre las Dinámicas de la Relaciones en los Hogares 2016.

Al concluir la protesta, las mujeres plantaron las cruces rosas en la jardineras del Zócalo capitalino, en ellas colgaban fotografías de adolescentes, niñas y adultas asesinadas; algunos rostros conocidos que han marcado la administración de Marcera como el de Victoria Pamela Salas y Lesvy Berlín Rivera Osorio. Para todas ellas pedían justicia.

La AVG para la Ciudad de México fue solicitada el 7 de septiembre de 2017 por las organizaciones el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), Justicia Pro Personas AC, la Red Nacional de Organismos de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todas y Todos” (Red TDT) y el Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria en las 16 delegaciones de la capital.

FIN SEMANA POR VÍCTIMAS DE FEMINICIDIO

También este fin de semana las madres de Lilia Alejandra García Andrade y Nadia Alejandra Muciño Márquez, exigieron justicia para sus hijas, la primera asesinada en febrero de 2001 en Ciudad Juárez, Chihuahua y la otra, en 2004 en el Cuautitlán Izcalli, Estado de México.

A través de un performance en el Hemiciclo a Juárez relataron los casos de feminicidio de estas mujeres, como parte de una campaña para que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) les brinde un espacio en el próximo periodo de audiencias a celebrarse en mayo en República Dominicana.

18/HZM/LGL

 








ESTADOS
VIOLENCIA
   “Coincide” con salida de Mancera de la jefatura de gobierno
El informe de AVG para la CDMX estará a finales de febrero
Imagen retomada del Centro de Derechos Humanos para las Mujeres
Por: Hazel Zamora Mendieta
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 20/02/2018

El aún jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, no tendrá que hacer frente al proceso de la Alerta de Violencia de Género (AVG) para la Ciudad de México, toda vez que la Comisión Nacional para Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), anunció a las agrupaciones peticionarias que entregará el informe del Grupo de Trabajo -el cual está listo desde enero- hasta el 28 de febrero, es decir, cuando Mancera deje el cargo.

Durante el gobierno de Mancera en la Ciudad de México (2012-2018) se cometieron, a decir de la Procuraduría General de Justicia capitalina, 260 casos de feminicidio, pero destacan por lo menos, cinco casos que dan muestra de la saña con la que son asesinadas las mujeres en la capital.

Se trata de los casos de la estudiante de la UNAM Karen Joanna Sánchez Gochi, asesinada en un hotel en Azcapotzalco el 11 de junio de 2012, que fue litigado por el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), y clasificado por la deficiente investigación de la Procuraduría, como homicidio, por lo que su agresor obtuvo 35 años de prisión.

También se encuentra el de Lesvy Berlín Osorio, estudiante universitaria encontrada asesinada en la UNAM, el 3 de mayo de 2017, en el que la Procuraduría concluyó que se trató de un “suicidio” y por el cual aún no hay sentencia para su presunto feminicida, quien está acusado de homicidio simple culposo.

En estos últimos meses el feminicidio de Victoria Pamela Salas ha evidenciado la incapacidad de las autoridades de la Ciudad para capturar a los presuntos feminicidas; el presunto agresor, Mario Sáenz, permanece prófugo mientras emprende una campaña de desprestigio contra la víctima en redes sociales, aunque está fichado por la Interpol y las autoridades “lo buscan”.

En el recuento de estos casos está el de Campira Camorlinga Alanís, perpetrado en diciembre de 2016 en la delegación Coyoacán. Su agresor, Jorge Humberto Martínez, había sido acusado dos años antes del feminicidio de María Sun Borrego, pero la Procuraduría, como en el caso de Lesvy, dijo que ella se había suicidado permitiendo que Jorge Humberto repitiera una vez más los hechos, con otra mujer.

Destaca también en el 2014, el feminicidio de Angélica Trinidad Romero, asesinada en la tienda Liverpool del centro comercial Perisur, por Marco Antonio Ochoa Almazán, donde las autoridades afirmaron en un principio “que había fallecido por asfixiarse con comida”, hasta que los familiares revelaron que presentaba golpes y señales de tortura. Cuando el expediente del caso se trasladó a la unidad especializada de feminicidio, ya se habían “perdido” las evidencias del asesinato.

¿COINCIDENCIA O PROTECCIÓN?

Durante la reunión de ayer de la Conavim con las organizaciones que pidieron la AVG para la capital, se les informó que aplazará la entrega de este reporte porque “se deben realizar modificaciones y agregar otros temas”, informó a Cimacnoticias la abogada e integrante del OCNF, Ana Yeli Pérez Garrido.

Entre las organizaciones se encuentran el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), Justicia Pro Personas, el Centro de Derechos Humanos Fray Francisco Vitoria y la Red  “Todos los Derechos para Todas y Todos”.

Si bien no aseguran que el tema de la Alerta se esté politizando –como ocurrió en el Estado de México- para la integrante del área de incidencia del Centro Fray Francisco, Selene González Luján, sí puede haber obstáculos para la AVG en medio del proceso electoral.

La abogada Pérez Garrido, contó que externaron a Conavim su temor de que el proceso de Alerta de Género se retrase más con la salida de Mancera y mientras alguien ocupa la jefatura de gobierno.

Por su parte, la doctora en derecho de la UNAM e integrante del Grupo de Trabajo, Aleida Hernández Cervantes, señaló en entrevista con Cimacnoticias que el equipo de trabajo entregó el reporte de la AVG la primera semana de diciembre y tras una serie de modificaciones había sido aprobado para entregarlo desde enero a Mancera, pero el cambio de titular de Conavim, ahora presidida por Ángela Quiroga Quiroga, frenó el proceso.

Hernández Cervantes aseveró que al asumir el cargo, la Comisionada Quiroga planteó al Grupo de Trabajo la posibilidad de extender el periodo de investigación, pero tres integrantes del equipo votaron en contra pues argumentaron que este proceso ya lo habían concluido, además de que agregó, esto no puede realizarse por tratarse de un mecanismo de emergencia.

Cabe recordar que el reglamento de la AVG contenido en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (LGAMVLV) establece que el equipo de expertas creado para atender la solicitud de Alerta, tiene un plazo de 30 días para realizar el informe, después procede a Conavim entregar el reporte al gobierno estatal y éste en un plazo de 15 días, avisar si acepta las recomendaciones que contiene para cumplirlas a lo largo de seis meses.

Con este retraso, finalmente Mancera no tendrá que acatar las recomendaciones que den las expertas, ni afrontar una posible declaratoria de Alerta de Género en la Ciudad de México, donde también destaca el elevado número de desapariciones de mujeres.

De 2015 a 2016 según datos de la Procuraduría se reportaron “ausentes o extraviadas” 2 mil 494 mujeres, de ellas, no se ha localizado al 26 por ciento, es decir, 644 capitalinas continúan desaparecidas.

18/HZM/LGL








Subscribe to RSS - Alerta de Violencia de Género Ciudad de México