candidatas

REPORTAJE
POLÍTICA
   Faltan herramientas que garanticen sus derechos políticos
   
En 2018 habrá paridad, pero candidatas aún enfrentarán violencias
Archivo CIMACFoto
Por: Anayeli García Martínez
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 26/06/2017

En 2018 habrá elecciones en México para renovar la Presidencia de la República y elegir 3 mil 326 cargos legislativos, lo que supone  gran cantidad de mujeres participando, aunque las analistas presagian que las virtuales candidatas podrían enfrentar violencia para desalentar su incursión en la política.
 
La buena noticia –dicen las expertas– es que todos los partidos políticos estarán obligados a postular igual número de mujeres y varones a los cargos electivos (principio de paridad de género) pero la mala es que todavía no hay suficientes herramientas para que   compitan en condiciones de igualdad.
 
A la fecha el principio de paridad en candidaturas aplica para integrar la Cámara de Diputados federal, el Senado y los 32 Congresos locales. Sin embargo, hay casos, como el de Oaxaca, donde la paridad es constitucional aunque su ley electoral establece solo una cuota de género del 40 por ciento en candidaturas al Poder Legislativo.  
 
Entre los problemas que enfrentarán las aspirantes a una candidatura y a un cargo de elección están: no tener un piso parejo en la competencia, por ejemplo, que los partidos elijan a mujeres para gobernar a través de ellas; falta recursos para hacer campaña y de espacios en medios de comunicación; acompañamiento de los líderes del partido y, en particular, acoso, amenazas, descalificación o intromisión en su vida privada.
 
MÁS ASPIRACIÓN, MÁS VIOLENCIA
 
Ante la falta de una legislación que defina el término violencia política, en 2014 instituciones como el Instituto Nacional Electoral, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y el Instituto Nacional de las Mujeres crearon el Protocolo para Atender la Violencia Política contra las Mujeres para crear una ruta de atención a estos casos. 
 
De acuerdo con el Protocolo, la violencia política contra las mujeres “comprende todas aquellas acciones y omisiones –incluida la tolerancia– que, basadas en elementos de género y dadas en el marco del ejercicio de derechos político-electorales, tengan por objeto o resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce y/o ejercicio de los derechos políticos o de las prerrogativas inherentes a un cargo público”.
 
La consultora e integrante de la comisión que está actualizando este instrumento, Teresa Hevia Rocha, señala que en los últimos dos procesos electorales en los estados se ha visto recrudecer la violencia contra las mujeres; en especial cuando compiten por obtener un cargo en los ayuntamientos.
 
Están los casos de mujeres que ganaron la elección y que fueron violentadas para obligarlas a abandonar el cargo: Samantha Caballero, en el municipio de San Juan Bautista lo de Soto, en Jamiltepec, Oaxaca; Felicitas Muñiz, en el municipio de Cuilapan, en Guerrero; y Rosa Pérez, en el municipio de San Pedro Chenalhó, en Chiapas, entre muchos otros.
 
Dice Hevia Rocha que hay menos casos de violencia cuando se busca una diputación pero se incrementa en los municipios porque todavía hay un rechazo a que las mujeres tengan posiciones de autoridad y porque los municipios son los más condicionados porque allí están los programas, los recursos, la posibilidad de influir y porque al ser cargos unipersonales concentran el poder.
 
Para la experta es importante que a nivel federal y en los estados se legisle y que estas conductas contra las mujeres en la política se sancionen. Según un análisis que realiza sobre la normatividad en la materia, hay 17 estados que han incorporado la figura de violencia política de género, pero destaca Oaxaca que incluyó el término en el Artículo 401 bis de su Código Penal y Nayarit que lo tienen como una infracción en su ley electoral.
 
LEYES SIN ARMONIZAR
 
Después de la reforma político electoral de 2014 que elevó a rango constitucional la paridad de género, algunos estados han legislado también para incorporar la violencia política, pero aún hay una diversidad de criterios. En el Cuarto Encuentro Nacional de Armonización Legislativa, que se realizó esta semana, el tema apenas fue mencionado por la senadora Diva Hadamira Gastélum.
 
La normatividad indica que hasta julio de este año, nueve de las 32 entidades (Aguascalientes, Campeche, Ciudad de México, Morelos, Nuevo León, Tlaxcala, Sonora, Yucatán, y Zacatecas) tenían una definición de este concepto en su Ley Electoral; y cuatro (Coahuila, Hidalgo, Nayarit y Sinaloa) mencionaban la violencia política sin profundizar o acotándola a propaganda electoral. 
 
Además nueve entidades (Aguascalientes, Baja California Sur, Campeche, Chihuahua, Coahuila, Durango, Jalisco, Michoacán y Morelos) tienen el concepto en su Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. En total, en México tres entidades (Aguascalientes, Campeche y Morelos) definen la violencia política de género en su norma electoral y en su ley para una vida libre de violencia.
 
Al respecto, la ex senadora independiente y fundadora de la organización Mujer, Ideas, Desarrollo e Investigación, Martha Tagle Martínez, dice que es necesario empezar a hablar de la violencia y visibilizarla como un delito electoral porque estas formas de intimidación buscan que las mujeres no puedan ejercer de manera plena sus derechos políticos.
 
A decir de la ex legisladora, esta violencia siempre ha existido pero nunca se ha conceptualizado como tal y es a raíz del aumento de las mujeres violentadas en política que se ha dado esta discusión, justo cuando surge la necesidad de contar con herramientas legales para hacerle frente.
 
Por ello, en febrero pasado la entonces senadora propuso citar a comparecer ante el Senado al titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales, Santiago Nieto, para que expusiera las acciones en la materia. Según esta instancia, de 2013 a 2016 se iniciaron 416 expedientes por violencia política contra mujeres; de los cuales 53.1 por ciento se presentaron en 2016. 
 
Tagle Martínez explicó que en dos ocasiones el Senado aprobó una minuta en la materia para definir el término en las leyes electorales, primero en febrero de 2013 y luego en marzo de 2017. En ambos casos la reforma no fue avalada por la Cámara de Diputados por lo que a nivel federal el tema sigue atorado.  
 
Pese a ello, el tema poco a poco se ventila y, por ejemplo, en 2016, el Instituto Electoral del estado de Zacatecas hizo un estudio con 45 síndicas, presidentas municipales y diputadas electas de 2016 a 2018 en la entidad y 29 (65 por ciento) dijeron haber sido víctimas de violencia durante la precampaña o campaña.
 
17/AGM/GG








INTERNACIONAL
POLÍTICA
   Leyes electorales incluirán paridad de género hasta 2024
En Panamá, cinco mujeres aspiran a la candidatura presidencial 2019
Imagen retomada del portal mypanamalive.com
Por: la Redacción
Cimacnoticias/PL | Panamá, Pan .- 02/06/2017

Apenas cinco mujeres integran hoy la lista de los 23 panameños que hasta la fecha hicieron públicas sus aspiraciones de perfilarse como candidatos a las elecciones presidenciales de 2019.
 
Según La Estrella de Panamá, las aspirantes femeninas son las diputadas Zulay Rodríguez (Partido Revolucionario Democrático) y Ana Matilde Gómez (independiente), la exministra Alma Cortés y la ex primera dama Marta Linares, ambas del partido Cambio Democrático, y la actual canciller Isabel de Saint Malo.
 
A juicio de Lorena González, del Foro Nacional de Mujeres de Partidos Políticos, la poca participación femenina responde a que todavía falta mucho para la contienda electoral, aunque calificó de positiva esta situación, pues “por primera vez hay mujeres con aspiraciones al cargo de presidente”.
 
“Hay muchas que tienen todas las competencias académicas y profesionales que las acreditan para ocupar la silla presidencial, solo es hora de que se atrevan”, apuntó.
 
La Misión de Observación Electoral de la Organización de Estados Americanos, luego de las elecciones generales del 4 de mayo de 2014, recomendó 'establecer medidas legales en el Código Electoral que busquen incrementar el porcentaje de participación de las mujeres, en las listas de elección popular y en las estructuras partidarias'.
 
Sin embargo, el anhelo de incrementar el porcentaje de mujeres en las postulaciones para las elecciones populares y las estructuras de los partidos políticos, como parte de las reformas electorales aprobadas en el Parlamento, tendrá que esperar hasta el 2024.
 
Y es que los miembros de la Asamblea Nacional, incluyendo algunas mujeres, no lograron un consenso y se negaron a adicionar un capítulo relativo a la paridad de género, la cual estimula la participación equilibrada entre ambos sexos en los órganos de poder.
 
Al respecto, la representante independiente Ana Matilde Gómez sostuvo que este reclamo justo responde al hecho de que la población panameña es paritaria entre hombres y mujeres; sin embargo, esto no se refleja en el pleno de la Asamblea Nacional, donde ellas son minoría.
 
De acuerdo con las postulaciones por género y tipo de elección, en 2014 aspiraron a una curul legislativa 19.7 por ciento de mujeres y 80.3 de hombres, mientras que para las alcaldías la cifra fue de 20.1 mujeres y 79.9 hombres, porcentaje que, en el caso de los representantes de corregimiento, fue muy similar.
 
No obstante, la realidad resulta más contundente: el Ejecutivo solo cuenta con dos ministras de 14, en tanto existe sólo una mujer de nueve magistrados en la Corte Suprema de Justicia.
 
17/RED/GG








NACIONAL
POLÍTICA
   Foro Asimetrías y estereotipos
Medios deben cambiar su narrativa estereotipada sobre candidatas
Imagen retomada del Twitter de Flacso México
Por: Anayeli García Martínez
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 03/03/2017

Uno de los retos que enfrentan las mujeres que aspiran a competir por cargos de elección son los promocionales electorales y los programas noticiosos que las califican como inseguras y débiles, y las describen por su vestimenta, apariencia física y relaciones familiares.
 
Al participar en el foro Asimetrías y estereotipos de género en los medios de comunicación --que inició ayer y finaliza hoy en el Instituto Nacional Electoral--, mujeres políticas, periodistas y representantes de autoridades electorales, coincidieron que los responsables de cambiar estas narrativas son los medios, las candidatas y los partidos políticos.
 
Como ejemplo del trato estereotipado que reciben las candidatas en campaña, la ex candidata al gobierno de Guerrero, la perredista Beatriz Mojica; y la ex candidata al gobierno de Puebla, la priista Blanca Alcalá, señalaron que enfrentaron campañas hostiles y violentas durante sus actividades proselitistas.
 
Ante ello, las periodistas Lucía Lagunes, Ivonne Melgar y Vianey Esquinca señalaron que, de acuerdo con el Monitoreo Global de Medios, que se realiza cada cinco años, las mujeres ocupan apenas el 29 por ciento de las noticias por lo que en la información de política y gobierno prácticamente no aparecen.
 
La también directora de Comunicación e Información de la Mujer (CIMAC), organización que desde 2009 revisa la representación política de las mujeres en los medios impresos durante los procesos electorales, señaló que en los comicios de 2015, los primeros con paridad, las candidatas no estuvieron en los medios.
 
De acuerdo con la revisión que CIMAC realizó, el cuerpo de las mujeres se sigue usando como escaparate electoral y además en las noticias los medios no destacan las trayectorias ni propuestas de las contendientes sino su apariencia, su forma de vestir, sus relaciones familiares y su sensibilidad.
 
Al respecto la periodista Ivonne Melgar  resaltó que los medios por sí solos no  legitiman "la denegación" de la participación política de las mujeres en cargos de decisión, sino que es un fenómeno desde  las elites de la política que consideran a las mujeres como "bella compañía" pero no como interlocutoras.
 
La comunicadora y columnista destacó que los propios partidos tuvieron responsabilidad en las derrotas electorales de sus abanderadas, como ocurrió con Ivonne Álvarez en Nuevo León y Lorena Martínez en Aguascalientes, quiénes se quedaron solas porque el machismo es real y se toca en las campañas.
 
Por su parte la periodista y especialista en marketing político, Vianey Esquinca, señaló que en los medios no se avanza en el modelo de representación de las candidatas por ignorancia, ya que las y los periodistas no saben cómo tratar el tema y por la frivolidad de la política donde en vez de campañas hay guerra sucia, declaraciones y filtraciones.
 
17/AGM/GG








NACIONAL
Participación Política de las Mujeres
   Senado tomará la decisión final
Seis mujeres en la lista final de aspirantes a 7 magistraturas del TEPJF
Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación
Por: la Redacción
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 24/08/2016

Claudia Mavel Curiel, Berenice García, Silvia Gabriela Ortiz, Janine Madeline Otálora, María del Pilar Parra y Mónica Aralí Soto fueron elegidas ayer por el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para continuar el proceso de selección de siete magistraturas en la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).
 
Ellas, junto con 15 hombres, quienes también fueron elegidos por la Corte, serán evaluadas por el Senado, quien dará la decisión final de quiénes se integrarán al Tribunal a partir del 4 de noviembre de 2016.
 
Las candidaturas para ocupar las magistraturas se dieron a conocer el 5 de agosto de 2016. Era una lista de 126 personas, entre ellas 20 mujeres, que reunían los requisitos de la convocatoria. Después el grupo se redujo a 42 finalistas, donde quedaron 10 mujeres.
 
Tras  las comparecencias que se celebraron este 22 y 23 de agosto, la Suprema Corte redujo la lista a 21 aspirantes, incluidas seis mujeres que cumplieron con los méritos curriculares y el perfil para desempeñar el cargo.
 
El próximo lunes 29 de agosto, el alto tribunal distribuirá los 21 nombres de las y los candidatos en siete ternas que enviará al Senado de la República,  encargo de designar las siete magistraturas de la Sala Superior del órgano electoral.
 
CALIFICADAS ASPIRANTES
 
De ser designadas por el Senado, las aspirantes al Tribunal Electoral participarán en la calificación de la elección presidencial de 2018, así como en la tarea de dirimir las quejas en materia electoral, muchas de las cuales tiene que ver con el derecho de las mujeres a votar y ser votadas. Ellas son:
 
Claudia Mavel Curiel López, quien tiene carrera judicial y es magistrada de Circuito en Jalisco; María del Pilar Parra Parra, también magistrada de Circuito y Mónica Aralí Soto Fregoso quien fuera la primera magistrada presidenta de la Sala Regional Guadalajara del TEPJF.
 
Asimismo, Berenice García Huante, también con carrera judicial y ex secretaria de Estudio y Cuenta de la Sala Superior del TEPJF; Silvia Gabriela Ortiz Rascón, ex secretaria de Estudio y Cuenta y presidenta del Comité de Transparencia y Acceso a la Información del TEPJF y también es integrante del Poder Judicial.
 
Y Janine Madeline Otálora Malassis quien fue magistrada presidenta de la Sala Regional Distrito Federal del TEPJF y quien actualmente era titular de la Defensoría Electoral Pública para Pueblos y Comunidades Indígenas del mismo organismo.
 
¿A FAVOR DE LA PARIDAD?
 
En su comparecencia ante la Suprema Corte, algunos aspirantes a la magistratura hicieron referencia a los derechos político-electorales de las mujeres, lo que puede dar indicios de su desempeño en el Tribunal ante esta temática. 
 
La  magistrada de Circuito, María del Pilar Parra Parra, expuso que en cuanto haya más mujeres que participen en estos procesos y en los órganos legislativos y de gobierno, se podrán expedir leyes que, en un momento dado, favorezcan a quienes históricamente han sido relegadas.
 
A favor de los derechos políticos de las mujeres también estuvo la magistrada Soto Fragoso que además habló de casos que involucraron a mujeres indígenas y donde las autoridades electorales restituyeron sus derechos.
 
El actual presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura del Estado de Nuevo León, Carlos Emilio Arenas Bátiz, dijo que la asignación de diputados de presentación proporcional en el estado se hace considerando a los de mayoría relativa que no triunfen. Así, las y los perdedores que obtuvieron  mayor porcentaje de votación pueden ser asignados como  plurinominales. Esto, aun cuando no se garantice la paridad de género en la Legislatura.
 
El magistrado de Circuito, Felipe Alfredo Fuentes Barrera, expuso  que le llamó la atención que, en el caso de las elecciones de Chiapas en 2015, la Sala Superior del TEPF revocó el registro de candidaturas a unos días de la elección porque no se cumplió la paridad de género. La revocación no ponderó los principios de democracia, efectividad, sufragio y certeza, dijo. Luego explicó que  existe la paridad horizontal, es decir, la obligación de postular a mujeres por los cargos de presidencias municipales.
 
El magistrado de Circuito Ricardo Ojeda Bohórquez se mostró a favor de la participación política de las mujeres, al asegurar que la SCJN acertadamente declaró la invalidez del sexto párrafo del Código de Elecciones y Participación Ciudadana del Estado de Chiapas, que exceptúa la paridad en las candidaturas que sean resultado de un proceso de elección democrático interno.
 
El magistrado Reyes Rodríguez Mondragón, integrante de la Sala Regional Monterrey del TEPJF, dijo que la reforma político electoral de 2014 creó un momento para edificar la igualdad sustancial en el acceso a los cargos de representación popular y la necesidad de tener un diálogo judicial para resolver la diversidad de criterios al respecto.
 
La lista de aspirantes es:
 
1.     Carlos Emilio Arenas Bátiz
2.     Daniel Francisco Cabeza De Vaca Hernández
3.     Claudia Mavel Curiel López
4.     Felipe de la Mata Pizaña
5.     Felipe Alfredo Fuentes Barrera
 6.    Berenice García Huante
7.     Indalfer Infante González
8.     Jorge Meza Pérez
9.     Ricardo Ojeda Bohórquez
10.   Silvia Gabriela Ortiz Rascón
11.   Janine Madeline Otálora Malassis
12.   María del Pilar Parra Parra
13.   Eugenio Reyes Contreras
14.   Alfredo Eduardo Ríos Camarena Rodríguez
15.   Reyes Rodríguez Mondragón
16.   Jorge Sánchez Morales
17.   Mónica Aralí Soto Fregoso
18.   Rodolfo Terrazas Salgado
19.   José Luis Vargas Valdez
20.   Ángel Zarazúa Martínez
21.   Marco Antonio Zavala Arredondo
 
16/AGM/GGQ


paridad   TEPJF   magistradas   elecciones   candidatas   aspirantes   






REPORTAJE
Participación Política de las Mujeres
   No basta el 50-50
Candidatas necesitan dinero y tiempo en medios
Foto retomada del sitio cincodias.com
Por: Anayeli García Martínez
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 22/08/2016

Desde 2015, igual número de mujeres y hombres compiten en las elecciones para elegir senadurías y diputaciones locales y federales, se logró la paridad, sin embargo en cuestión de recursos económicos para las campañas la equidad aún no llega. En 2015, los candidatos de los 10 partidos con registro nacional recibieron 28 millones de pesos más que las candidatas, como lo demostró un diagnóstico realizado por la Unidad Técnica de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE).
 
Tampoco se ha logrado que accedan a los tiempos en radio y televisión en igualdad de condiciones, importante factor de influencia en el electorado, tal como sucedió en las campañas a diputaciones federales, realizadas en los meses de abril y junio de 2015, según reveló un monitoreo del Instituto Nacional Electoral (INE). 
 
CANDIDATOS, PREFERIDOS DE LOS MEDIOS
 
El monitoreo del INE, que  analizó las campañas para diputaciones federales del 5 de abril al 3 de junio de 2015, dejó claro que los medios prefieren dar voz a los candidatos varones, lo que constituye una de las muchas barreras que enfrentan las mujeres que compiten por cargos de elección.  
 
Dicho monitoreo, que el INE encarga a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), incluyó por primera vez la variable de género.
 
En esas campañas, de las 95 mil 349 notas, entrevistas o reportajes transmitidos y monitoreados en radio y televisión, 7 mil 502 se dedicaron a las candidatas y 16 mil 581 a los candidatos, es decir, apenas 8 por ciento de las notas hablaron de las mujeres y un 17 por ciento de los hombres. El resto fue para ambos o no incluyó género. 
 
En cuanto a tiempo en radio y televisión, se registraron 277 horas, 24 minutos, 26 segundos para candidatas mientras que los candidatos tuvieron más del doble de tiempo al sumar 595 horas, 50 minutos, 48 segundos para candidatos.
 
RECOMENDACIONES NO BASTAN
 
Los resultados del monitoreo solicitado por el INE a la UNAM dejaron  claro que los concesionarios de medios de comunicación electrónicos no atendieron las recomendaciones que hizo la  autoridad electoral antes de los comicios para que la cobertura se hiciera en condiciones de igualdad para ambos sexos y sin discriminación. 
 
De ahí que, de cara a las elecciones de 2018, las mujeres pidan que los partidos sean conscientes de estas diferencias y actúen según la desoída recomendación del INE.
 
Sofía Palau Cardona, investigadora del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), señala que la necesidad de impulsar la presencia de las mujeres en los medios pero tomando en cuenta las condiciones de las empresas comunicativas.  
 
Señala que el observatorio electoral del ITESO de 2015 analizó los titulares de las notas electorales a nivel local y nacional y encontró que la aparición de términos como “candidatas”, “género” o “paridad” era prácticamente mínimas; mientras que palabras como “INE”, “candidatos” y “partidos” sobresalieron.
 
Sin embargo, argumenta la investigadora, si bien hay una pretensión de cobertura equitativa, en los medios hay unos criterios para publicar lo que es noticia y las abanderadas no son noticia, a menos que estén en un escándalo, tengan posibilidades de ganar la elección o presenten un buen proyecto político.
 
¡CUIDADO CON LOS CONTENIDOS!
 
María del Carmen Alanís Figuera, magistrada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) dice que, además del tiempo en medios, se debe hacer un análisis de los contenidos, porque las agrupaciones políticas hacen campañas que utilizan los cuerpos de las mujeres para reforzar los estereotipos de género.
 
Como ejemplo, dice, este año en Quintana Roo un simpatizante de Carlos Joaquín González, candidato a gobernador de la alianza de los partidos  Acción Nacional y de la Revolución Democrática difundió fotografías en las redes sociales con el mensaje “Si votas, te toca”, colocado en el trasero de las mujeres una imagen con el logo de los partidos.
 
En otro ejemplo, durante el cierre de campaña del Partido Nueva Alianza para la elección de diputados constituyentes en la Ciudad de México, el partido llevó a edecanes con el torso desnudo y pintado con la técnica del body paint con los colores partidistas. En este caso las mujeres declararon que era una “estrategia artística” para atraer la atención.
 
Alanís Figueroa alerta que estas campañas sexistas incitan a reproducir los estereotipos e incentivan la discriminación hacia las mujeres.
 
COMUNICACIÓN ANDROCENTRISTA
 
Aimée Vega Montiel, investigadora del Instituto de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias Humanidades (CIIECH) de la UNAM, asegura que la cobertura que los medios hacen a las candidatas está marcada por una “comunicación política androcentrista”, porque los esquemas de género dominan también en las rutinas de producción y en los contenidos de la prensa, la radio y la televisión.
 
De acuerdo con su análisis, una de las imágenes más comunes en los spots partidarios es la que relaciona a las candidatas con temas como “la familia”, “el bienestar social”, “la salud” y “las relaciones humanas”, y difícilmente en áreas como la economía, la política, la ciencia y la tecnología, presuntamente  de dominio masculino.
 
A ello se suma, dice Vega Montiel, prácticas comunes de los medios, como hacer alusión a su situación marital de las candidatas y poner énfasis en su apariencia física, su ropa, corte de cabello y hasta su maquillaje, un discurso donde se cuestiona su viabilidad para gobernar y aunque en general no están inmersas en campañas sucias, si compiten, el costo puede ser su carrera política.
 
Por eso, dice la académica, es necesario que el monitoreo del INE incluya variables cualitativas, que permitan identificar cómo se valora la participación política de las mujeres en comparación con la masculina, a qué estereotipos de género se asocian, y de ahí retomar estrategias para incidir en el cambio.
 
Y una vez que se logre la equidad en el acceso a recursos financieros  y tiempo en medios de comunicación, seguirá el trabajo por construir mensajes que acaben con estereotipos y reivindiquen la agenda de las mujeres.
 
16/AGM/GGQ








CRISTAL DE ROCA
Participación Política de las Mujeres
   CRISTAL DE ROCA
La cabina de mando
Especial
Por: Cecilia Lavalle*
Cimacnoticias | Quintana Roo.- 17/08/2016

Si usted necesita a una persona que pilotee un avión, ¿qué busca? “¡Que sepa volar un avión!”, me dirá. ¡Pues se equivoca! En principio tenderá a buscar a un hombre que sepa volar un avión. Pero ya hay muchas mujeres preparadas y están a las puertas de la cabina de mando del avión. ¿Qué hacemos?
 
En los próximos meses el Senado deberá elegir a siete personas, entre la lista de personas previamente aprobadas por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, para ocupar las magistraturas del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).
 
Por ello, distintas organizaciones encabezadas por la Red Mujeres en Plural estamos exigiendo paridad en la conformación de ese órgano judicial. No sólo porque nos parece que no hay ninguna razón para argumentar lo contrario, sino por un elemental sentido de la congruencia.
 
Resulta que precisamente el TEPJF deberá garantizar, entre otras cosas, que los partidos políticos cumplan con la paridad en todas sus postulaciones en el proceso electoral federal del 2018, y resolver todas las impugnaciones que en última instancia recibirán respecto a la paridad en procesos electorales estatales. Entonces, ¿cómo no exigir paridad en el órgano que debe garantizarla?
 
Pero esta demanda suele tener grandes resistencias. Y una de ellas, invariablemente, sale disfrazada de neutralidad: “Más que cuotas, deben llegar las personas más capaces”.
 
Y a mí no deja de sorprenderme cómo el tema de la “capacidad” no sale a flote cuando se habla de cuotas partidistas o de cuotas con los distintos sectores o grupos al interior de un partido. Cuando los señores se reparten el poder, el tema “capacidad” queda en segundo término.
 
Así, se asume que los señores son capaces, a menos que demuestren lo contrario; y las mujeres son incapaces a menos que demuestren –con creces– lo contrario.
 
Pero el asunto de la capacidad –que, por cierto, salía a relucir especialmente cuando exigíamos derecho al voto– ya no es un argumento sostenible.
 
Es cierto que las mujeres entramos a las universidades a fines del siglo XIX, varios siglos después que los hombres. Y ganas no nos faltaban, claro, pero la entrada estaba vedada para las mujeres, por el único hecho de haber nacido mujeres.
 
Sin embargo, a la vuelta de siglo y medio, los datos señalan que las mujeres representan la mitad de la matrícula de casi todas las universidades en casi todas las carreras y, en comparación con los hombres: desertan menos, terminan en tiempo en forma sus estudios y obtienen mejores calificaciones.
 
¿Y luego? Luego se topan con el techo de cristal que, no por intangible, es menos real. Es decir, llegan hasta ciertos espacios de toma de decisiones. Dicho de otro modo, en cuanto se encuentran frente a la cabina de mando de un avión, a duras penas se le puede aceptar como copilota, pero difícilmente se le acepta como capitana del avión.
 
¿Cómo funcionaría la exigencia de paridad en este caso?
 
Es un absurdo monumental suponer que la exigencia sólo implica que se reserve la mitad de los espacios a cualquiera que sea mujer.
 
Porque, evidentemente, se pretende que sepa pilotear un avión y tenga todas las acreditaciones necesarias y las horas de vuelo requeridas.
 
De modo que lo que se exigiría es que se reserven la mitad de los espacios para todas las mujeres que cumplan con esos requisitos.
 
El problema es que el sexo sí importa. El problema es que, como decía una futbolista, antes de que empiece el partido si eres mujer parece que vas perdiendo dos a cero. El problema es que sólo nacer mujer implica recibir todas las suspicacias respecto a la capacidad, preparación y talento.
 
Es decir, el sexo es la variable invariable para negar, limitar, excluir, discriminar y cuestionar el acceso y presencia de las mujeres en espacios de poder.
 
Por eso exigimos paridad. Porque, como señala la filósofa española Amelia Valcárcel: No se trata de que nos den la silla por ser mujeres. Se trata de que por ser mujeres no nos excluyan de la silla.
Apreciaría sus comentarios: cecilialavalle@hotmail.com
 
*Periodista de Quintana Roo, feminista e integrante de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género.
 
16/CLT/GGQ








NACIONAL
Participación Política de las Mujeres
   Un proceso sin paridad
Avanzan 10 mujeres en la carrera por convertirse en magistradas del TEPJF
La Red Mujeres en Plural llamó a la SCJN a considerar el principio de paridad de género | CIMACFoto: César Martínez López
Por: Anayeli García Martínez
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 16/08/2016

Diez mujeres pasaron, dentro de un grupo de 42 aspirantes, a la segunda etapa del proceso de selección para convertirse en magistradas de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).
 
En la sesión de hoy, las y los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) depuraron una primera lista de 126 aspirantes, en donde había 20 mujeres, y conformaron un grupo de 42 personas para la segunda etapa, entre ellas las 10 candidatas, quienes disputarán con el resto las siete magistraturas que deberán ser renovadas en noviembre, cuando los actuales ocupantes terminen su periodo.
 
De esta manera, María del Carmen Carreón Castro, Claudia Mavel Curiel López, Berenice García Huante, Carla Astrid Humphrey Jordán, Elva Regina Jiménez Castillo, Silvia Gabriela Ortiz Rascón, Janine Madeline Otálora Malassis, María del Pilar Parra Parra, Alma Patricia Sam Carbajal y Mónica Aralí Soto Fregoso, son firmes aspirantes para convertirse en  magistradas a partir del 4 de noviembre de 2016.
 
Deberán aún pasar a otra etapa, en donde solo estarán 21 aspirantes y lograr el voto del Senado, encargado de determinar, en la última etapa, quién ocupará los cargos.
 
Entre las diez aspirantes que se quedaron en el camino están las actuales consejeras del Instituto Nacional Electoral (INE) Adriana Margarita Favela Herrera y Beatriz Eugenia Galindo Centeno.
 
SIN PARIDAD
 
Ante la falta de paridad en el proceso de selección de las magistraturas del TEPJF, la Red Mujeres en Plural, integrada por académicas, políticas y activistas, llamó el pasado 8 de agosto a la Suprema Corte a considerar el principio de paridad de género (igualdad) en la integración de las siete ternas de candidatos.
 
Sin embargo, hasta hoy la paridad es un principio consagrado en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, pero sólo aplica para los partidos políticos, por lo que están obligados, desde 2014, a que sean mujeres quienes ocupen 50 por ciento de sus candidaturas a senadurías y diputaciones, tanto en el ámbito federal como local.
 
En el mismo sentido, el 10 de agosto la senadora del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Angélica de la Peña; la legisladora independiente Martha Tagle y la senadora de Acción Nacional (PAN), Marcela Torres Peimbert, se sumaron al llamado para considerar los perfiles femeninos en las ternas que el Senado deberá votar.
 
EVALUARÁN SUS PERFILES
 
Las 10 candidatas a magistradas comparecerán, junto con el resto de aspirantes, el 22 y 23 de agosto ante el pleno del alto tribunal, en una sesión pública, para ser interrogadas por los ministros, con el fin de que evalúen sus perfiles y se conformen las ternas que propondrán a la Cámara alta. 
 
Esta reciente selección se dio conforme al acuerdo 6/2016 del pleno de la SCJN, publicado el pasado 5 de julio de 2016 en el Diario Oficial de la Federación (DOF), en el cual se estableció el procedimiento a seguir para integrar las ternas que se remitirán al Senado para elección de magistrados electorales.
 
16/AGM/GGQ


TEPJF   magistradas   elecciones   candidatas   






Subscribe to RSS - candidatas