Son las parteras el refugio de miles de embarazadas

Derechos Sexuales y Reproductivos
    Piden aceptar el derecho a elegir entre ellas y los médicos
Son las parteras el refugio de miles de embarazadas
Por: Soledad Jarquín Edgar
cimac | Oaxaca.- 25/09/2003

La partería es un gran recurso para la humanidad y la memoria viva de los pueblos, sostuvo la investigadora Paloma Bonfil, al participar en el panel La Partería en el Futuro, ¿Sueño o Realidad? del Encuentro con la Partería Tradicional de Oaxaca realizado en esta ciudad.

Ante unas 80 parteras de diferentes regiones de la entidad, que pertenecen a 20 organizaciones, la investigadora indicó que la partería resulta un recurso muy importante para la salud y los derechos de las mujeres, "son las parteras las voces que muchas mujeres no tienen".

Bonfil dijo que en México es necesario reconocer la importancia de esta actividad, pero al mismo tiempo aceptar el derecho de las mujeres embarazadas a escoger si son atendidas por parteras o en una clínica.

Dijo que aunque para muchos es claro que el ejercicio de la partería es un recurso para la humanidad, para otros el que las mujeres acudan a una partera es sinónimo de atraso, pero eso no debe ser así, ya que la partería es un oficio, una necesidad para las mujeres, principalmente indígenas.

Bonfil aseguró que la partería debe ser considerada como una de las actividades más importantes de los próximos años.

Antes, el secretario de Asuntos Indígenas del gobierno de Oaxaca, Cándido Coheto Martínez, apuntó que el futuro de la partería no debe cuestionarse ante la importancia que tienen las mujeres que realizan esta actividad y la deshumanizada atención que brindan los médicos institucionales.

En su intervención las aprendices de parteras Magdalena Cruz Antonio y Estela Mejía Antonio, explicaron el trabajo de difusión de los Derechos reproductivos que han realizado en las comunidades de Valles Centrales, con el apoyo del Centro de Estudios de la Mujer y la Familia (CEMYF).

A su vez, Araceli Gil Archundia de CEMYF presentó el material didáctico mediante el cual se le enseña a las mujeres como conocer, defender y compartir sus derechos reproductivos, para no ser discriminada, maltratada y que el personal médico de las clínicas pidan su consentimiento para todo lo que van a hacer en su cuerpo.

El encuentro concluyó aquí la noche de éste miércoles.

2003/SJ/MEL