Sin estadísticas sobre trabajo doméstico y de cuidado no remunerado

NACIONAL
   Hasta 2014, mujeres destinaban 68.5 horas semanales a estas tareas
Sin estadísticas sobre trabajo doméstico y de cuidado no remunerado
CIMACFoto: César Martínez López
Por: la Redacción
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 22/07/2019

La generación de políticas públicas que beneficien a las mujeres que realizan trabajo doméstico y de cuidado no remunerado, corre riesgo debido a la falta de estadísticas actualizadas y desagregadas por género.  

El Día Internacional del Trabajo Doméstico y de Cuidado no Remunerado -declarado en 1983 durante el Segundo Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe- recuerda una tarea pendiente que el Estado tiene con las mujeres: visibilizar la contribución que hacen en sus hogares.

Durante la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, celebrada en Beijing, China, en 1995, se instó a los gobiernos a producir estadísticas desagregadas por sexo, así como el levantamiento de información sobre el uso del tiempo para conocer el aporte de las mujeres a la economía de sus países. 

Bien es sabido que son ellas quienes destinan la mayor parte de su tiempo a tareas del hogar sin recibir un incentivo económico. Por ello, el gobierno tiene la obligación de desarrollar programas en favor de la corresponsabilidad en el cuidado, así como estrategias que permitan la incorporación femenina en el mercado laboral.

Sin embargo, para que estos proyectos se desarrollen son necesarias estadística actualizadas, las cuales no se tienen y podrían no producirse este año.

Cimacnoticias dio a conocer que, por falta de recursos, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) se vería obligado a cancelar por lo menos 14 encuestas. Una de ellas es la Encuesta Nacional del Uso de Tiempo (ENUT).

La ENUT permitía conocer la aportación de las mujeres a la economía, por su trabajo no remunerado y de los cuidados de la niñez, de las personas con discapacidad y de las personas adultas mayores. Sin embargo, este año no se realizará.

Con dicha acción, el actual gobierno estaría violando la Convención sobre Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (Cedaw, por sus siglas en inglés). La cual, es su Recomendación General 17 especifica necesaria la medición y cuantificación del trabajo doméstico no remunerado de las mujeres y su reconocimiento en el producto nacional bruto

Asimismo, no se respetaría lo acordado en la Plataforma de Acción de Beijing, la cual incluye la necesidad de desarrollar estadísticas sobre el uso del tiempo donde se aprecien las diferencias entre mujeres y hombres en lo relativo al trabajo remunerado y no remunerado.

Cabe recordar que la ENUT también permite dar seguimiento a la meta 5.4 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que destaca: “Reconocer y valorar los cuidados y el trabajo doméstico no remunerados mediante servicios públicos, infraestructuras y políticas de protección social, y promoviendo la responsabilidad compartida en el hogar y la familia, según proceda en cada país”.

Con la cancelación de la ENUT tampoco se están cumpliendo con las recomendaciones que en 2018 realizó el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), de las cuales destaca la necesidad de reconocer la carga del trabajo no remunerado en el hogar que recae en las mujeres y emprender acciones que la reduzcan, para así facilitar su incorporación al mercado laboral.

Otra recomendación que no se estaría cumpliendo es impulsar la corresponsabilidad de los padres en el cuidado de los menores de edad, así como ampliar la oferta de servicios de cuidado infantil (guarderías) de tiempo completo para contar con servicios accesibles, asequibles y de alta calidad.

A esto se suma la acción de diseñar un Sistema Nacional de Cuidados que contemple la participación de las diversas secretarías o instancias gubernamentales que tienen a su cargo a grupos de la población con necesidades de cuidado.

Finalmente, el Coneval destacó que la información que proporciona la ENUT es necesaria para diseñar, implementar y evaluar un Sistema Nacional de Cuidados que incorpore gestión pública y privada. Sin embargo, las estadísticas que permitan conocer al panorama reciente sobre las tares domésticas y de cuidado no remunerado, continúa siendo un tema pendiente.

INFORMACIÓN RECIENTE  

De acuerdo con última Encuesta Nacional sobre Uso del Tiempo 2014, las mujeres destinaban 68.5 horas a la semana a realizar trabajos del hogar y de cuidado no remunerados, mientras que los hombres dedicaron 55.6 horas para estas tareas. Es decir, ellas trabajaron 13 horas más que ellos.

Sin embargo, el número de horas que destinan las mujeres a estas labores se incrementó para el 2017. Para ese año, ellas destinaron 76.6 horas a la semana en comparación con los hombres que únicamente dedicaron 23.3 horas, de acuerdo con la Cuenta Satélite del Trabajo No Remunerado de los Hogares (TNRH) de México.

Esta encuesta también dio a conocer que el valor del trabajo de cuidado no remunerado y del trabajo doméstico representa 23.3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), que se traduce en 5.1 billones de pesos. De este porcentaje las mujeres aportan 17.5 por ciento y los hombres 5.8 por ciento.

Para obtener esta información, Inegi detalló que la fuente principal para determinar el tiempo destinado al TNRH es la ENUT.  

19/BCHT