Promueven y defienden AE en América Latina y el Caribe

Derechos Sexuales y Reproductivos
    Por leyes específicas para su aplicación
Promueven y defienden AE en América Latina y el Caribe
Cimac | México, DF.- 10/05/2006

En América Latina entre 20 y 40 por ciento de los embarazos son no deseados, 25 por ciento de ellos terminan en abortos y 21 por ciento de las muertes maternas son causadas por esta práctica realizada en condiciones de riesgo.

De acuerdo con las cifras, la investigadora Rafaella Schiavon, del Consorcio Latinoamericano de Anticoncepción de Emergencia (CLAE), desarrolla proyectos encaminados a promover la salud sexual y reproductiva en la región.

De acuerdo con las fichas temáticas Promoción y defensa de la anticoncepción de emergencia en América Latina y el Caribe del CLAE; las muertes maternas relacionadas con abortos mal practicados se deben principalmente a las actitudes conservadoras hacia la sexualidad.

Son el resultado de una mala calidad o ausencia de educación sexual, el escaso reconocimiento a los derechos sexuales y reproductivos, los conflictos de género, resistencia a entregar anticonceptivos a adolescentes, fallas en los servicios de salud (falta de privacidad, ausencia de personal capacitado, acceso limitado a los servicios de salud) y falta de recursos económicos e inestabilidad política y económica en la región.

El objetivo de la CLAE es incluir la anticoncepción de emergencia (AE) en las Constituciones de los países involucrados y la creación de leyes específicas para este método.

Hasta el momento se ha logrado que en México, Colombia, Argentina, Nicaragua, Brasil y Chile el Estado reconozca a la AE dentro de las normas de planificación familiar o de salud reproductiva y/o la introducción al mercado del método.

La AE debe ser accesible para toda la población, en especial para mujeres en condición de especial vulnerabilidad (que han sufrido o son susceptibles de sufrir violaciones o atropellos a sus derechos sexuales y reproductivos): mujeres adolescentes y jóvenes, mujeres que han sido violadas, mujeres refugiadas o desplazadas y mujeres portadoras de VIH, puntualiza la CLAE.

Las organizaciones e instituciones de cada país se han enfrentado a problemas político-culturales específicos y han desarrollado estrategias para alcanzar los objetivos del CLAE; todas ellas han desafiado la oposición de grupos conservadores a la divulgación y uso del método, principalmente de la Iglesia Católica, mismos que se oponen a la anticoncepción moderna y al uso del condón.

En Argentina, Chile y Colombia la Iglesia realizó la solicitud judicial de revocatoria del registro de productos dedicados y su retiro del mercado.
06/LR