Pide protección para su familia defensora Obtilia Eugenio Manuel

NACIONAL
DERECHOS HUMANOS
   A meses de su secuestro, no puede regresar a su comunidad por temor
Pide protección para su familia defensora Obtilia Eugenio Manuel
CIMACFoto: Sonia Gerth
Por: Sonia Gerth
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 19/06/2019

La defensora de Derechos Humanos Obtilia Eugenio Manuel, dirigente de la Organización de Pueblos Indígenas Me´phaa (Opim) e integrante del Concejo Municipal de Autoridades Comunitarias de Ayutla, Guerrero, fue secuestrada durante cuatro días, entre el 12 y el 16 de febrero de este año. Aunque apareció con vida, no se ha esclarecido el hecho, que se supone, tiene que ver con las denuncias sobre irregularidades en la otorgación de obras que Eugenio Manuel hizo como concejala.

Desde entonces, Eugenio Manuel no ha podido volver a su comunidad, relató en entrevista con Cimacnoticias en el Senado de la República, después de haberse unido al llamado de la senadora Nestora Salgado García para una mejor protección de las personas defensoras y periodistas. En este sentido, las acciones del Mecanismo de Protección, de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) y de las autoridades guerrerenses hacia ella han sido mínimas, y hasta negligentes y revictimizantes. Ella teme por la vida de su familia.

- Sonia Gerth (SG): Desde tu regreso a tu pueblo ¿Cómo está la situación de seguridad?

- Obtilia Eugenio Manuel (OEM): Vengo de una comunidad que se hace como tres horas en carro desde el municipio de Ayutla. Y no he ido ahorita. La verdad, tengo mucho miedo. No voy porque en Ayutla, en la cabecera, recibí amenazas y no he podido regresar porque me siento muy mal. La investigación de mi caso va muy lento. Yo he presentado más de veinte denuncias. No hay un responsable para esto. Y lo que me sucedió es muy preocupante. Me preocupo mucho en mis hijos, mis compañeros, hermanos, papás que están allá viviendo. Y no tienen protección del gobierno, de la Secretaría de Gobernación (Segob).

- SG: ¿Ninguna protección?

- OEM: Tienen medidas provisionales, pero no hay una… por ejemplo, yo no puedo comunicarme con ellos. No puedo estar. Entonces, el gobierno o el Mecanismo debe de fijar en que medida proteger. Porque ellos no pueden ni salir ni ir a trabajar, por el trabajo que hemos realizado. Y me siento mal, tengo hijas, van a la escuela. Han sucedido problemas después de eso, entonces mi preocupación es mi familia. ¿Cómo protegerlos? Porque siempre he dicho, no me estoy afrentando con mi vecino, me estoy afrentando a un poder muy grande, no nada más está aquí en México, está a todo.

Yo quisiera que buscaran esa protección para mi familia, porque en el momento que yo estaba secuestrada, me decían: ‘¿Cómo se llama tu esposo? ¿Tus hermanos? Dame su teléfono. Para hablarles. ¿Qué quieres? ¿Que les mandemos un dedo para que vean que sí estas viva todavía?’ Hace como unos dos meses, yo me sentía muy mal, porque todavía siento como que estoy en manos de ellos, y luego me digo, no, ¡estoy al lado de la persona que me quiere! Así me hago la idea. Pero con eso yo no puedo realizar mi trabajo.

Quisiera regresar a Ayutla. Pero cuando estaba secuestrada, me dijeron ‘Mira, tu organización siempre ha estado perjudicando, no nos deja trabajar. En tu organización te conocemos quién eres pendeja vieja. Ya te conocemos, ya sabemos cual es tu trabajo, siempre nos has estado chingando, no quieres que trabajemos.’

Y eso me decían, y cada rato me pateaban, me golpeaban. Y cuando estoy acá, me hago, me aguanto, de que no salgan mis lágrimas. Me tengo que poner fuerte para que ellos vean que no con eso me van a echar para abajo. Yo sí voy a realizar mi trabajo para la organización. Trabajaba en el ayuntamiento, por denunciar por desvío de recursos, que no aplicaron bien a las obras, y por eso cancelaron mi pago. No he recibido ni un peso ahorita desde que sucedió ese problema. Porque ellos están enojados.

- SG: Pero deberían de ser solidarios…Tú eras concejala en el ayuntamiento ¿y desde entonces no te han pagado?

- OEM: A la quincena, como mediados de marzo, me dejaron de pagar. Porque yo denuncié por desvío, y por eso ya nada tengo y estoy desempleada.

- SG: Y cuando vemos las obligaciones del Estado ¿ha venido alguien de la CEAV para atenderte, tuviste atención psicológica o médica?

- OEM: Por parte de la CEAV, el momento que fui rescatada, el 16 de febrero, cuando llegaron ahí en la estatal donde nos dijeron ‘tiene derecho a atención psicológica, a atención médica’, no sé qué más te ofrecen. Pero en la realidad, no hay. Yo pedí atención de psicóloga y de un médico. Porque antes de eso, no estaba enferma. Después me dijeron que tengo nivel alto de glucosa. Como a dos semanas de que salí de eso, me detectaron eso. Yo tenía que llevar el control de mi medicamento, y no tenía dinero. Entonces me dijeron no. Propuesta Cívica me ayudó a buscar una psicóloga, que me ha ayudado bastante. Pero no la CEAV. Para que te atiendan, es muy tardado. Por ejemplo, si yo llego ahorita, me van a agendar hasta en dos meses para que me puedan dar una cita de médica. Pero no es como lo queremos nosotros, de inmediato.

- SG: Obvio, si acabas de ser secuestrada, necesitas atención inmediata…

- OEM: Entonces, me ha estado apoyando otra psicóloga. Y dicen ellos que apoyan alimentos y renta para casa, y dicen, ‘Si tienes tu dinero, paga, dentro de dos meses lo reponemos.’ ¿Cuál es el apoyo? ¡Yo no veo ningún apoyo! No tengo por qué venir a pedir una limosna aquí. Y en el caso del mecanismo, para que te pueda proteger a tu familia, hasta que se haya realizado una junta de Gobierno para que decidan de protegerte, mientras no. Tienen que llevar cuatro a cinco meses para que puedan decidir como te van a proteger.

- SG: Y ¿cómo van? ¿Ya te dijeron si sí o si no van a proteger a tu familia?

- OEM: No, no han dicho nada.

- SG: ¿Junta de Gobierno estatal?

- OEM: No, federal. Entonces, aquí no veo nada. A mí me urge sacar a mis hermanos de Ayutla porque yo vivía con ellos, y cuando me dejaron libre condicionaron de que yo no presentara denuncia, y que no andaran policías conmigo porque si no, ya saben donde viven mis hermanos, donde vive mi familia. ‘Te va costar mucho la vida’, así me dijeron. Entonces yo les pedía que protegieran a mi familia, y a mi compañero Hilario (que fue secuestrado junto con ella). Comenzaron cosas raras en mi comunidad. Se subían personas vendiendo pizza, cuando allá no se come pizza, se comen tortillas. Pero con moto suben cada tres días. Es raro, yo me preocupo. Y me urge que protejan a mi familia para que yo esté bien. Y no me han dado respuesta. Igual, que pongan policías a mis hijos, no se han preocupado. Así les ha pasado a varios defensores de Derechos Humanos y periodistas.

- SG: Hablamos del Mecanismo Federal. Porque en Guerrero, ¿hay un mecanismo estatal o no?

- OEM: No, no hay. Es en el federal.

- SG: Recordamos que el gobernador (Héctor Astudillo Flores) se tomó una foto con ustedes cuando fueron liberados, ¿cómo va la investigación?

- OEM: Va muy lento.

- SG: ¿Hay alguna pista, algún detenido?

- OEM: No, no hay nada. Yo también he pedido para ampliar más declaraciones, porque en ese momento, yo tenía mucho miedo declarar todo. Pero ahora me siento un poco mejor para ir a declarar bien. Porque en ese momento, tardé casi tres horas para estar con una psicóloga, y me pregunta como bebía yo, cuántos maridos tuve y todo eso, fue muy larga la plática. Y me levanté, dije, estoy cansada, ya no quiero. Quería estar en un lugar donde no hay gente. En ese momento me desesperaba mucho.

- SG: ¿Y fue una psicóloga que vino con el gobernador que te hizo esas preguntas?

- OEM: Sí. Y para mí no tiene que ver con el caso. No fue mi marido que me hizo eso. Fueron personas, ellos saben muy bien quiénes son. Entonces, después de eso, es mucha preocupación. Una desespera. Yo antes pesaba 78 kilos. Ahora ya estoy a 70 kilos, ya he bajado por tanta preocupación. Por eso pido que se haga justicia, lo que falta es la comunicación, los que están en los puestos para eso deben coordinarse.

19/SG/LGL