OSC estadounidenses trabajan para reunir a niñez migrante con sus familiares

INTERNACIONAL
Migración
   Denuncian falta de coordinación entre agencias de gobierno
OSC estadounidenses trabajan para reunir a niñez migrante con sus familiares
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Enrique Pérez de la Rosa
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 22/06/2018

Ante la falta de coordinación entre las agencias migratorias y de un plan adecuado para reunir a las familias migrantes que han sido separadas, el trabajo recae en personas defensoras de derechos civiles, como el Proyecto de Derechos Civiles en Texas (TCRP).

Durante una conferencia de prensa realizada hoy frente a la corte federal en la ciudad fronteriza de McAllen, Texas, el director del Programa de Justicia Económica y Racial de TCRP, Efrén Olivares, afirmó que el grupo continúa trabajando con familias separadas para reunificarlas.

“Hemos tenido que hacerlo en carreras, tratando de localizar a los padres, localizar los hijos y luego tratando de reunirlos”, dijo.

Agregó que cientos de personas migrantes han sido condenadas en la corte de McAllen desde la implementación de la política de tolerancia cero y que 381 de estas personas son defendidas por TCRP. La mayoría, precisó, continúan separadas de sus hijos.

“La principal pregunta que tienen los padres es ¿Dónde está mi hijo? ¿Cuándo lo voy a volver a ver?” dijo Olivares a la prensa.

Pero esas preguntas son muy difíciles de contestar. Según Olivares, la Oficina de Reasentamiento de Refugiados del Departamento de Salud y Servicios Humanos (ORR), quien se encarga de alojar a las y los menores de edad, no tiene un método adecuado para recuperarlos.

“Se vuelve más difícil si el menor aún no está en el sistema o si el menor ya no está en el sistema,” dijo Olivares, refiriéndose a que la ORR solo puede alojar a niñas y niños por 20 días, de acuerdo a la ley. Si un familiar no se encuentra, la Oficina aloja al menor de edad con padres adoptivos temporalmente.

El proceso de reunificación se complica más aún si los padres han sido deportados o siguen en su país de origen.

“Si es bastante difícil reunir a padres e hijos en los Estados Unidos, imagina si los padres están en Guatemala,” dijo Olivares. “Le pido a Dios que ningún niño se pierda.”

Pero el número actual de familias separadas es desconocido. El Departamento de Defensa está preparando cuatro bases militares para dar alojamiento hasta 20 mil niños, según el New York Times. El Times agrega que otras agencias dieron explicaciones contradictorias y no es claro quién se alojará en las bases.

“El gobierno provee algunos datos y en ciertos puntos se contradice después,” dijo Olivares.

Pero Olivares aseguró que la separación de familias migrantes continuará mientras los adultos de la familia continúen siendo sometidos a procedimientos legales. Luego serán reunidos con menores de edad en una celda.

“Para por fin poner alto a la separación de familias, la Administración debe terminar la política de tolerancia cero. Si los padres continúan perseguidos por la ley como criminales y son encarcelados, serán separados de sus hijos” dijo Olivares. 

Hizo un llamado durante la conferencia de prensa al congreso y a DHS para que hagan más esfuerzos para reunir a familias separadas y que resuelvan lo que la orden ejecutiva del Presidente Trump no resolvió.

“Estoy extremadamente infeliz con el progreso. No puedo estar feliz con el progreso. No hay progreso,” dijo Olivares.

Olivares y la TCRP no son los únicos que están insatisfechos con las repercusiones de la política de tolerancia cero.

Ayer, las fiscalías de once estados Americanos anunciaron que demandarán a la administración de Trump, argumentando que la separación de familias antes del debido proceso legal es inconstitucional, según el Seattle Times.

Se han realizado protestas en todo Norteamérica, inclusive en la Ciudad de México, frente a la Embajada americana se realizó una. El grupo activista Families Belong Together tiene planeadas 132 manifestaciones para el 30 de junio en varias ciudades de los Estados Unidos, Canadá y frente al consulado estadounidense en Múnich, Alemania.

Mientras tanto, la Cámara de Representantes del Congreso estadounidense rechazó ayer la medida H.R. 4760, una medida conservadora de reforma migratoria que hubiera reducido drásticamente la migración con documentos, aumentado la seguridad fronteriza y requerido que empleadores usaran un sistema de internet conocido como E-Verify para confirmar el estatus legal de sus empleados.

Los Representantes también debían haber votado en H.R. 6136, una medida moderada que igualmente tiene la meta de impedir la migración sin documentos y proveería $25 billones de dólares (500 billones de pesos mexicanos) para un muro fronterizo. Pero la medida también daría un estatus legal renovable a los estudiantes DACA, niños que llegaron al país de chicos y crecieron ahí, y prevendría que las familias sean separadas por la patrulla fronteriza a la vez manteniendo la política de tolerancia cero.

Pero el voto por la medida moderada ha sido retrasado por el liderazgo Republicano para la semana que viene ya que es mucho menos popular que la medida conservadora que falló, según el New York Times.

Pero aunque esta medida moderada pase al Congreso, el Presidente Trump ha dicho que no la aprobaría. De hecho en Twitter, dijo que “los Republicanos no deberían de perder el tiempo en la migración hasta que elijamos más senadores y congresistas en noviembre.”

Sin reforma migratoria, una promesa de asilo o una solución para las familias migrantes, las niñas y niños bajo custodia de las agencias migratorias y la ORR seguirán sufriendo, con o sin sus padres, dijo Olivares.

“Esto es la tortura de un niño, en mi opinión, porque el menor esta siendo castigado por algo que sus padres hicieron. Y sus padres no merecen castigo porque solo buscaban asilo,” dijo Olivares.

Antes de que el Presidente Donald Trump terminara con la práctica de separar familias migrantes el miércoles pasado, más de 2 mil niñas y niños habían sido separados de sus padres al cruzar sin documentos a los Estados Unidos por la patrulla fronteriza, según el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

18/EPR/LGL