Incrementa violencia contra defensoras en Oaxaca tras reformas estructurales

NACIONAL
DERECHOS HUMANOS
   Presentan “Bajo ataque. Los derechos humanos en Oaxaca 2013-2018”
Incrementa violencia contra defensoras en Oaxaca tras reformas estructurales
CIMACFoto: César Martínez López
Por: la Redacción
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 01/10/2018

El aumento de agresiones a personas defensoras de Derechos Humanos en Oaxaca, que en 2017 registró el asesinato de seis personas, está relacionado con la implementación de las reformas estructurales del gobierno federal, aseguran agrupaciones oaxaqueñas.                                                                                 

En el informe “Bajo ataque. Los derechos humanos en Oaxaca 2013-2018” indica que los ataques  relacionados con las reformas energética, educativa, minera y de telecomunicaciones, y vinculados con megaproyectos, aumentaron y además creció el nivel de violencia empleado.

El balance, coordinado por el Comité de Defensa Integral de los Derechos Humanos Gobixha,  Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca, Espiral por la Vida y Servicios para una Educación Alternativa, registra al menos 124 actos de violencia contra al menos 76 defensoras y defensores, cometidos de enero a septiembre de 2016.

Así lo señalaron después de hacer un recuento de los casos de criminalización de la protesta social, tortura, ataques a periodistas y la libertad de expresión; agresiones a defensores de la tierra, territorio y derechos de los pueblos indígenas; y de las violaciones a derechos de niñas, niños y adolescentes y la violencia feminicida en el estado.

En este análisis se menciona que de enero a octubre de 2017, se conocieron 166 violaciones a Derechos Humanos. En 18 de estas agresiones hubo presencia de armas de fuego y se supo de nueve detenciones ilegales contra personas defensoras durante 2017; también  conocieron 64 casos de agresiones verbales, amenazas e intimidación, y 51 casos de agresiones físicas.

El recuento oficial, explica el documento, no da cuenta de la grave dimensión que han tenido estos últimos años allanamientos a oficinas y viviendas de defensoras y defensores.

En este contexto las organizaciones denunciaron que la impunidad da cuenta de cómo el gobierno estatal permite los ataques a personas defensoras ya que de 2013 a la fecha ha sido sistemática la negativa del Estado para investigar y sancionar a los agresores tanto en el sistema jurisdiccional como en el no jurisdiccional.

Las cifras de la Fiscalía General del estado menciona que se investigaron 46 agravios a defensoras y defensores de Derechos Humanos cometidos entre 2015 y 2017, de los cuales sólo tres fueron judicializados, y solo en un caso existe una orden de aprehensión, de la que no se informó si fue o no ejecutada.

Además señalaron que la violencia feminicida es una constante creciente en Oaxaca. De 2013 a 2017 se cometieron 475 casos de  feminicidio.

Es por ello que hicieron una serie de recomendaciones como abrogar la reforma educativa y abrir un proceso amplio de consulta con diversos actores de la academia y trabajadores; sancionar a los responsables de violaciones a Derechos Humanos señalados en el informe de la Comisión de la Verdad de Oaxaca y garantizar el ejercicio libre del derecho a defender los Derechos Humanos, incluyendo la protesta social, entre otras.

18/AGM/LGL