Conservador Jair Bolsonario aventaja comicios en Brasil

INTERNACIONAL
FEMINISMO
   En días pasados feministas iniciaron campaña en redes por misógino
Conservador Jair Bolsonario aventaja comicios en Brasil
Imagen retomada del Twitter del portal colaborativo Matria
Por: la Redacción
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 08/10/2018

El ultraderechista Jair Bolsonaro obtuvo 46 por ciento de los votos en las elecciones presidenciales de Brasil realizadas el día de ayer, seguido por 29.3 por ciento de Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores (PT) según la agencia Reuters.

Este resultado manda a los dos candidatos a la segunda vuelta que se llevará a cabo el 28 de octubre, pesar de que Brasil es profundamente dividido en cuanto al voto.

Según una encuesta de Datafolha, en septiembre todavía un 49 por ciento de las brasileñas indicó que rechazaba a Bolsonaro.

Hace ocho días, aproximadamente medio millón de mujeres y aliados inundaron las calles de varias ciudades del país para manifestarse en contra del candidato del Partido Social Liberal. En redes sociales se montó toda una campaña bajo el hashtag #EleNão, contra el político y su discurso misógino, racista y homofóbico, sin embargo, ganó unos seis puntos más de lo que las encuestas habían indicado.

“Ella no merece (ser violada), porque ella es muy mala, es muy fea”, dijo Bolsonaro sobre una diputada del PT en 2014. En 2016, el ex capitán del ejército afirmó durante una entrevista que no le daría empleo a una mujer por el mismo salario que un hombre, porque "quedan embarazadas".

Posteriormente, insistió en que fue malinterpretado y que sólo estaba expresando la opinión de los empleadores. Pero también abogó por revocar la acción afirmativa para las y los brasileños afrodescendientes y revertir la legislación que aumenta las condenas por feminicidio.

En 2017, Bolsonaro generó una gran controversia al anunciar que si llega a la presidencia acabará con las reservas indígenas y las "quilombolas", asentamientos en los que se refugiaban los esclavos rebeldes en Brasil y en las que ahora viven sus descendientes, porque “obstaculizan la economía”. En referencia a las y los residentes de los quilombolas, dijo que "no sirven ni para procrear".

Además, según la cadena británica BBC, sostuvo que el "error" de la dictadura militar de Brasil (1964-1985) fue "torturar, no matar" a las y los activistas de izquierda y prometió dejar de financiar a organizaciones de Derechos Humanos "porque los Derechos Humanos son un perjuicio para Brasil".

Bolsonaro es evangélico y también se ha expresado en contra de la comunidad LGBT. Afirmó que sería “incapaz” de amar a un hijo homosexual, y que preferiría que un hijo semejante "muriera en un accidente".

La cifra del 46 por ciento de los votos en la primera vuelta fue sorprendente para analistas, y hace difícil que Fernando Haddad, el candidato nombrado por el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, pueda remontar la diferencia en la segunda vuelta.

Lula, el político más carismático del país y presidente de 2003 a 2012, fue el candidato del PT que lideraba todas las encuestas al inicio de la carrera electoral. Pero se enfrentaba a un proceso por corrupción, y desde abril estuvo en la cárcel, a pesar de que él y sus seguidoras y seguidores reclamaron que faltaban pruebas contundentes y que se trataba de un proceso político.

Cuando Lula fue condenado en segunda instancia en septiembre, finalmente dejó la candidatura de su partido y asignó a Haddad como sucesor. Pero el PT ha pasado por muchos escándalos de corrupción y existe una fuerte corriente “Anti PT” entre las y los votantes. También, gran parte de la población tiene un desinterés por la democracia en Brasil, según analistas.

A inicios de septiembre Jair Bolsonaro fue apuñalado durante un acto de campaña. Fue herido gravemente y pasó varias semanas en un hospital. A pesar de que tuvo que suspender su campaña política, ganó popularidad desde ese momento.

Para la votación del 28 de octubre, es probable que las y los votantes del izquierdista Ciro Gomes, quien quedó en tercer lugar con 12.5 por ciento de los votos, se vayan para Haddad. Pero también quedaron afuera, con márgenes más pequeños, algunos candidatos conservadores cuyos votantes podrían respaldar a Bolsonaro en la segunda vuelta.

18/SG/LGL