Reclaman visibilizar a víctimas de feminicidio

NACIONAL
VIOLENCIA
   “No fue Rubén y 4 mujeres”, dicen en velada vecinos y activistas
Reclaman visibilizar a víctimas de feminicidio
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Anaiz Zamora Márquez
Cimacnoticias | México, DF.- 06/08/2015

Las víctimas de feminicidio Nadia Vera Pérez, Yessenia Quiroz Alfaro, Alejandra y Simone (o Nicole), asesinadas el pasado 31 de julio en esta capital, junto con el reportero gráfico Rubén Espinosa Becerril, deben ser “visibilizadas y nombradas” en los medios de comunicación y ante la sociedad, a fin de que los crímenes no queden impunes.
 
Ese fue el mensaje que vecinos de la céntrica colonia Narvarte, amistades y activistas dieron ayer a las puertas del edificio donde ocurrieron los hechos violentos.
 
La jornada de protesta inició al filo de las 2 de la tarde, cuando una brigada de activistas en los torniquetes de la estación del Metro Etiopía –cercana a la colonia Narvarte– informó a la población en general que los recientes crímenes están relacionados con la labor periodística y de defensa de los Derechos Humanos (DH) que ejercían Nadia Vera y Rubén Espinosa.
 
Posteriormente se realizó una caminata desde esa estación del Metro hacia la calle Luz Saviñón, donde se exigió al jefe de Gobierno del Distrito Federal (GDF), Miguel Ángel Mancera, y al procurador de Justicia capitalino, Rodolfo Ríos Garza, no fabricar “chivos expiatorios” e investigar la eventual relación del gobierno del estado de Veracruz con los hechos.
 
Sobre Luz Saviñón se colocó un altar con fotografías de Nadia, Yessenia y Rubén, y con ilustraciones de Alejandra y Simone, de quienes hasta el momento se tiene poca información.
 
“Cuatro mujeres fueron asesinadas y en los titulares (de la prensa) no se dice nada de ellas”, fue el grito con el que arrancó la velada para honrar a Alejandra, Yessenia, Simone o Nicole, y Nadia, quienes –advirtieron las y los presentes– “fueron olvidadas por la prensa, pero merecen ser nombradas”.
 
Fue así que representantes del Comité Estudiantil de Lucha de la Universidad Veracruzana contaron que Nadia Vera Pérez era una activista realmente participativa en Xalapa, capital del estado, y que ya había sido amenazada en múltiples ocasiones.
 
VIDA DE ACTIVISMO
 
En 2012 Nadia organizó una movilización contra el alza al transporte público, y en diciembre de ese año participó en la “toma” del Palacio Municipal de Xalapa para exigir un alto a las agresiones contra transportistas.
 
El 15 de septiembre de 2013 fue golpeada por la policía municipal, que supuestamente confundió al grupo universitario con grupos porriles (de choque). La represión se repitió el 2 de octubre de ese año.
 
También en 2013 sujetos desconocidos allanaron su casa, pero no robaron nada. “Tenía tanto desmadre que tuvieron que limpiar la casa para que me diera cuenta de que habían entrado; después vi que hasta se habían bañado”, contó Nadia entonces a sus compañeros.
 
El 30 de noviembre de ese año, pese a las intimidaciones directas en su contra, la activista volvió a organizar una protesta contra el gobernador de Veracruz, Javier Duarte, por las violaciones a DH en su administración. Tras ello, mujeres de la Policía Estatal la detuvieron y arrastraron por varias calles de Xalapa.
 
Nadia Vera, originaria del estado de Chiapas, también formó parte de las múltiples manifestaciones contra la reforma energética, y fue una de las activistas desalojadas de la Plaza Regina Martínez, en la capital del estado, cuando se realizaban protestas para exigir el fin de las agresiones a la libertad de expresión.
 
Por la magnitud de las intimidaciones, finalmente la joven se trasladó al DF para trabajar como gestora cultural, aunque se mantuvo atenta al aumento de la violencia en Veracruz.
 
“NO LAS OLVIDAREMOS”
 
“No eres una, eres Nadia, nuestra Nadia, productora de arte, organizadora de iniciativas que caminó junto a nosotros; no sabemos quién jaló del gatillo, pero sí sabemos quién dio la orden”, sentenciaron las personas presentes en la velada en memoria de las mujeres asesinadas.
 
Aunque de Alejandra, Yessenia y Simone aún se sabe poco, las y los presentes demandaron no olvidar que sus vidas eran importantes y que de seguro tenían sueños y planes que les fueron arrebatados al ser víctimas de feminicidio.
 
“Estamos aquí por las cuatro mujeres que no fueron nombradas y no fueron veladas, porque no fue Rubén y cuatro mujeres; fue Rubén, Nadia, Yessenia, Alejandra y Simone”, se escuchó como homenaje.
 
15/AZM/RMB