Fallo de magistrada niega justicia a sobreviviente de feminicidio

NACIONAL
VIOLENCIA
   Se tambalea amparo dictado por SCJN a favor de Grettel R.
Fallo de magistrada niega justicia a sobreviviente de feminicidio
Por: Anaiz Zamora Márquez
Cimacnoticias | México, DF.- 03/03/2015

La magistrada del Tribunal Colegiado en Materias Penal y Administrativa del Décimo Cuarto Circuito, Luisa García Romero, pretende revirar el fallo histórico de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) con el cual ordenó investigar adecuadamente las agresiones contra la sobreviviente de feminicidio Grettel R., quien fuera acuchillada y casi asesinada por su ex pareja.   
 
El pasado 22 de enero, la magistrada Luisa García Romero dictó una resolución mediante la cual busca eliminar toda posibilidad de que German Alyn Ortega Hernández sea procesado por homicidio calificado en grado de tentativa, delito que cometió en agravio de Grettel en septiembre de 2009.
 
En entrevista Karla Micheel Salas, abogada de Grettel, explicó que mediante argumentos “misóginos y discriminatorios”, y sólo retomando los argumentos de las defensa del agresor, la magistrada resolvió un recurso de revisión a un amparo interpuesto por German Alyn, mediante el cual la impartidora de justicia impugna la sentencia emitida por la SCJN.
 
La madrugada del 16 de septiembre de 2009 Grettel y German Alyn se encontraban en la casa de la joven yucateca, de entonces 23 años, cuando él la atacó gravemente con un cuchillo de 30 centímetros de largo y le provocó siete heridas en cara, brazos, abdomen y una de 15 centímetros de largo en la zona de la yugular. (Cimacnoticias 14 de junio de 2011)

Unos minutos después de la agresión, el sujeto fue detenido y consignado por tentativa de homicidio, pero se amparó y logró que un juzgado federal determinara que la jueza penal que le dictó formal prisión fundara y motivara su veredicto.
 
 La jueza Ileana Domínguez Zapata decidió reclasificar el delito a “lesiones calificadas”, aludiendo que el acusado no quiso matar a la joven bajo el argumento de que el agresor era chef y por tanto tenía conocimiento de cómo usar los cuchillos y que “de querer asesinarla lo hubiera hecho”. Grettel se inconformó contra la reclasificación del delito.
 
El 29 de abril de 2011, German Alyn fue sentenciado a un año ocho meses y 25 días de cárcel. Sin embargo, el veredicto permitió la liberación inmediata del agresor, ya que con el tiempo que había pasado en prisión se daba por cumplida su condena. Desde entonces, German Alyn sigue libre.
 
Ante esta resolución, la sobreviviente de feminicidio se amparó y en junio de 2011 denunció públicamente las irregularidades del proceso que enfrentaba, lo que provocó que las entonces diputadas federales exhortaran a la SCJN a atraer el juicio de amparo directo.
 
El recurso jurídico fue atraído por el ministro Jorge Mario Pardo Rebolledo, quien elaboró el proyecto que fue discutido en octubre de 2012 en la Primera Sala de la SCJN.
 
La Primera Sala del alto tribunal consideró que no se respetaron los derechos de Grettel como víctima, ni se consideró que German Alyn Ortega Hernández intentó asesinarla, por lo que otorgó un amparo directo a la víctima para dejar sin efectos la sentencia por la que se dejó en libertad al agresor, y ordenar que el Poder Judicial de Yucatán repusiera el proceso para juzgar el delito de tentativa de homicidio.
 
La también presidenta de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos (ANAD), Karla Micheel Salas, recordó que la resolución de la SCJN fue histórica, “ya que sentó un precedente fundamental para las víctimas de violencia de género, al establecer la estrecha vinculación que hay entre la reparación del daño y el acceso a la justicia para las víctimas”.
 
Enfatizó que existen muchos casos de tentativa de delitos graves como homicidio, feminicidio, secuestro o violencia sexual, en los cuales las autoridades deciden no investigar porque consideran que las tentativas no constituyen un delito, y que de hacerlo se podría prevenir que las mujeres sean víctimas de graves agresiones.
 
Al acatar la resolución de la SCJN, se dictó un nuevo auto de formal prisión contra el agresor de Grettel.
 
German Alyn interpuso entonces un amparo que fue resuelto por un juez de distrito, quien confirmó la decisión de la Corte y negó el recurso. Fue entonces que el agresor interpuso un recurso de revisión ante la negativa de amparo, que finalmente fue resuelta en enero pasado.
 
A decir de Salas, con su resolución la magistrada quiere “tirar a la basura el fallo de la SCJN”, pues además de pedir que se revoque el auto de formal prisión, realizó un análisis del caso y “desde su opinión y sin ningún sustento jurídico” resolvió que no se acredita la tentativa de homicidio.
 
Abundó que la magistrada se limitó a retomar los argumentos utilizados por el agresor, y determinó que “su intención no era matarla, solamente dejarla herida”. Entre los argumentos que utilizó dijo que el cuchillo de 30 centímetros “no es un arma letal”.
 
Salas agregó que la magistrada fue más allá de sus funciones, pues en esta etapa del nuevo proceso a la magistrada sólo le correspondía resolver si existían indicios de la tentativa de homicidio.
 
Ante la resolución de la magistrada, la defensora de Derechos Humanos dio a conocer que ahora le corresponde al Tribunal Superior de Justicia del estado de Yucatán emitir una nueva resolución, ante lo cual hizo un llamado a que esta instancia determine un auto de formal prisión basado en el pleno respeto a los DH y responda a la debida diligencia. 
 
15/AZM/RMB