Iniciativa de Bachelet para permitir aborto legal en Chile

NACIONAL
Aborto
   Proyecto histórico que acabaría con 26 años de prohibición
Iniciativa de Bachelet para permitir aborto legal en Chile
Imagen retomada del sitio pressenza.com
Por: Anaiz Zamora Márquez
Cimacnoticias | México, DF.- 06/02/2015

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, envió al Congreso de su país un proyecto de ley para permitir el aborto en caso de violación, malformaciones del feto incompatibles con la vida, y cuando el embarazo represente un riesgo para la salud de la madre.
 
El proyecto –que responde a una promesa de Bachelet al asumir su mandato– fue enviado al Congreso para su debate y votación, y podría modificar una de las legislaciones en el mundo más restrictivas en materia de aborto.
 
Actualmente en Chile el aborto está prohibido bajo todas las circunstancias, por lo que las mujeres que interrumpen su embarazo en el país sudamericano se enfrentan a penas de hasta cinco años de cárcel.
 
En un discurso en el que se presentó “El Proyecto de Ley. Despenalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo en Tres Causales” –transmitido en cadena nacional–, la ex directora ejecutiva de ONU-Mujeres dijo que la absoluta criminalización del aborto pone en riesgo la vida de miles de chilenas cada año.
 
“En una sociedad donde las mujeres son ciudadanas plenas y libres, ni el Estado ni nadie puede obligarlas a tomar una decisión en contra de su derecho y deseo a ser madre. Pero de la misma manera, cuando su decisión es no continuar con el embarazo, por alguna de las tres graves causas mencionadas, el Estado debe entregar alternativas fundadas en sus derechos, en su dignidad y en razones de protección de su vida”, dijo Bachelet.
 
El proyecto que se discutiría en marzo próximo en el Parlamento chileno enfatiza que la normativa vigente sobre interrupción del embarazo, que la prohíbe sin excepciones, “no responde al trato digno que el Estado de Chile debe otorgar a sus ciudadanas en estas situaciones”.
 
Agrega que los hechos han demostrado que la prohibición absoluta y la criminalización de toda forma de interrupción del embarazo no han impedido ni impiden su práctica en condiciones de riesgo para la vida y salud de las mujeres, y, por el contrario, se traducen en una vulneración de sus derechos.
 
En el documento también se presenta información de los egresos hospitalarios desde 2001 a 2012, periodo en el que se registraron  395 mil 905 casos de aborto, es decir interrupciones del embarazo antes de las 22 semanas de gestación, con un promedio de 32 mil 992 casos al año.
 
Es así que el proyecto de ley propone modificar el artículo 119 del Código Sanitario, a fin de establecer que “mediando la voluntad de la mujer” las o los médicos podrán interrumpir un embarazo bajo las tres causales permitidas.
 
Según la disposición, el aborto no se sancionaría cuando “la mujer se encuentre en riesgo vital, presente o futuro, de modo que la interrupción del embarazo evite un peligro para su vida”; “el embrión o feto padezca una alteración estructural congénita o genética incompatible con la vida extrauterina”, y cuando el embarazo “es resultado de una violación”.
 
El último supuesto podrá realizarse “siempre que no hayan transcurrido más de 12 semanas de gestación”. 
 
Tratándose de una menor de 14 años de edad, la interrupción del embarazo podrá realizarse siempre que no hayan transcurrido más de 18 semanas de gestación, y se deberá contar con la autorización de su representante legal.
 
Cabe mencionar que actualmente el personal médico tiene la obligación legal de denunciar a las mujeres que probablemente interrumpieron su embarazo.
 
El proyecto de ley también busca modificar el Código Penal chileno, para agregar un tercer inciso al artículo 344 que establecería que “no constituye delito de aborto la interrupción voluntaria del embarazo en los casos autorizados en el artículo 119 del Código Sanitario”.
 
Tras la presentación del Proyecto de Ley, grupos feministas y de defensa de los Derechos Humanos manifestaron su respaldo a la iniciativa de Bachelet, mientras que la Iglesia católica se pronunció en contra de que la iniciativa se someta a votación.
 
El aborto era legal en Chile de acuerdo con el Código de Salud de 1931, pero fue prohibido totalmente en septiembre de 1989 por la dictadura de Augusto Pinochet.
 
15/AZM/RMB