Unen esfuerzos para cumplir Objetivos de Desarrollo del Milenio

POBLACIÓN Y DESARROLLO
   En materia de salud materno infantil
Unen esfuerzos para cumplir Objetivos de Desarrollo del Milenio
CIMAC | México.- 26/07/2006

La Alianza para la Salud de la madre, el recién nacido y del niño (Partnership for Maternal, Newborn and Child Health por sus siglas en inglés), trabajará para cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio en materia de salud materno-infantil, de acuerdo con Population Reference Bureau.


Según un estudio de Save the Children, esta Alianza --fusión de otras tres relacionadas con los mismos temas y que trabajaban aisladamente--, se unió a finales del año pasado para trabajar conjuntamente sobre una misma línea de acción.


Esta línea, es la continuidad en la atención médica para la madre, recién nacido, la niña y el niño, con el fin de asegurar su supervivencia, tres elementos estrechamente ligados, por lo que la Alianza considera que deben tratarse de forma conjunta.


Así hace una crítica a los actuales programas mundiales que centran su atención en uno sólo de estos grupos, generando así mayores costos y resultados nulos.


Un estudio sobre supervivencia infantil del grupo Bellagio, estima que con 16 acciones, se podría evitar la muerte de los recién nacidos, hasta en el 72 por ciento de los casos.


Entre las acciones destaca la vacunación contra el tétano, atención capacitada durante el parto, acceso a atención obstétrica de emergencia, la lactancia materna inmediata y exclusiva así como sacar y mantener caliente al recién nacido, entre otras.


Este mismo estudio indica que si se realizaran acciones efectivas y accesibles, como la existencia de agua sana y buena higiene, inmunizaciones, tratamiento de la diarrea, neumonía y malaria y una adecuada alimentación, podría evitarse hasta en un 63 por ciento la mortalidad infantil.


"El Banco Mundial estima que el 74 por ciento de las muertes maternas podrían prevenirse si todas las mujeres tuvieran acceso a servicios para hacer frente a las complicaciones derivadas del embarazo", añade el documento.


MUERTE MATERNA EN PAÍSES EN DESARROLLO


La muerte materna continúa siendo un lastre para los países en desarrollo toda vez que se estima que alrededor de 530 mil mujeres mueren en el mundo, por complicaciones relacionadas con el embarazo en tanto que casi el 99 por ciento de las muertes maternas y de recién nacidos y niños ocurren en los países de bajo y medio ingreso.


Si una madre no tiene los suficientes cuidados durante el embarazo, por ejemplo en la alimentación y en atención de calidad durante todo el proceso de gestación, es muy probable que su hijo o hija nazca con bajo peso o muera durante el parto.


"Casi un cuarto de los recién nacidos en los países en desarrollo nacen con poco peso, principalmente debido a la mala salud y deficiente nutrición de la madre, lo que les deja más expuestos a infecciones y a problemas de desarrollo".


INCLUSIÓN DEL RECIÉN NACIDO EN PROGRAMAS MATERNO-INFANTIL


Según el documento de Save the Children, el informe sobre la salud en el mundo de 2005 hizo evidente la necesidad de incluir a los recién nacidos en los programas materno-infantiles toda vez que hay más conciencia de que éstos son el "enlace vital"entre las madres y los niños.


En la India, por ejemplo, se ha elaborado una estrategia para entrar en contacto con los recién nacidos y con otros niños mayores así como con las mujeres en edad reproductiva a través de atención domiciliaria y en los establecimientos de salud.


Etiopía también ha iniciado acciones para incluir a los recién nacidos en sus programas y políticas con las que cuenta y colabora ya con la Alianza para la salud de la madre, del recién nacido y del niño para mejorar los servicios de salud neonatal y materno-infantil.

06/LG/LR/CV