El arte sanador de Pol Pelletier, creadora del método Dojo

   El Cuerpo nuestro de cada día
El arte sanador de Pol Pelletier, creadora del método Dojo
Por: Carolina Velásquez*
CIMAC | México, DF.- 15/07/2008

Tres mujeres talentosas, que han desarrollado propuestas distintas de trabajo corporal en Canadá, Argentina y España, visitaron México en 2007: Pol Pelletier, María Adela Palcos y Deborah Korek, ofreciendo al público de la Ciudad de México --a través de talleres, conferencias y presentaciones públicas— el resultado de una larga trayectoria de búsqueda personal y profesional.

Esta es la primera parte de la huella que dejaron en esta ciudad capital tres pioneras de las posibilidades de crecimiento del ser humano a partir del trabajo corporal, mediante la integración de tres elementos fundamentales: riqueza expresiva, capacidad de movimiento y esencia interna.

Como más de 30 años de experiencia profesional como actriz, directora y dramaturga, Pol Pelletier ha desarrollado lo que llama un "arte sanador" el cual dio a conocer en nuestro país, en enero del 2007 --y en su regreso a México a principios de este año-- en una serie de talleres que título Sobre la presencia que impartió a estudiantes de teatro, actores, instructores corporales y público general en distintos foros de la Ciudad de México.

El curriculum de esta innovadora mujer es amplio. Como lo informa su página en la Web, Pelletier es reconocida internacionalmente por su trayectoria como actriz, autora, directora, profesora y dramaturga: una artista completa que canta, baila y actúa en cuatro idiomas, el español es uno de ellos.

Es también cofundadora y codirectora de dos compañías que han marcado la historia del teatro en Québec, con innovaciones espectaculares: Teatro Experimental de Montreal (1975-1979) y Teatro Experimental de las Mujeres (1979-1985).

En los años noventa fundó la Compañía Pol Pelletier y creó la trilogía de espectáculos Joie, Ocean y Or (Alegría, Océano y Oro), los que recibieron varios premios, destaca la Máscara de la Interpretación Femenina (Masque de l’interprétation feminine) que en 1988 le otorgó la Académie du Théatre.

A través de su búsqueda personal y profesional Pelletier desarrolló un método al que denominó Dojo, palabra japonesa cuyo significado se puede traducir como: el lugar adonde uno se entrena o bien el lugar donde se encuentra el camino.

Con este nombre fundó, en 1998, el centro internacional de entrenamiento y perfeccionamiento para artistas escénicos, el objetivo de esta propuesta, según informa la Web, "es permitir un conocimiento y un desarrollo del sí mismo de un alto nivel".

Ella misma ha enseñado este método a diversos organismos, teatros, compañías de danza y festivales en países como Canadá, Francia, Brasil, Australia y a partir de 2007 en México.

Pol Pelletier ha consagrado 15 años de su vida al desarrollo del método Dojo, cuyo propósito es "pasar de nuestro estado normal a un estado de despertar, un estado supranormal de atención", mediante programas específicos para entrenar inconsciente, cuerpo, voz, energía, emociones y la relación con el texto.

El "estado supranormal de atención" se caracteriza por siete leyes que se clasifican en: de la oposición, del desequilibrio, de la columna vertebral, de la energía, del silencio, de la relación y del inconsciente, las cuales llevan a una presencia poderosa y auténtica, asegura su autora.

Siguiendo con nuestra serie acerca de la importancia del movimiento para desarrollar las capacidades creativas del ser humano, en la próxima entrega continuaremos hablando acerca de esta propuesta.

henavv@yahoo.com.mx

* Periodista mexicana, narradora oral, facilitadora de grupos, terapeuta con Enfoque Centrado en la Persona y Gestalt, instructora asociada de Tao Curativo (www.taocurativomexico.com)

08/CV