Martha Aurora Jiménez de Palacios

   Hacedoras de la Historia
Martha Aurora Jiménez de Palacios
Por: Erika Cervantes*
CIMAC | México, DF.- 07/07/2009

Ella es una de las primeras cinco diputadas federales en la historia de México; las otras cuatro legisladoras fueron Marcelina Galindo Arce (Chiapas); María Guadalupe Urzúa (Jalisco); Remedios Albertina Ezeta (Estado de México), y Margarita García Flores (Nuevo León).

Antes de ocupar una curul, al igual que muchas otras que lucharon por el reconocimiento de su ciudadanía, trabajó como parte de la fuerza de base de su partido, el Revolucionario Institucional, en Baja California, donde luchó para que el llamado "territorio" obtuviera estatus de Estado.

Martha Aurora nace en Tecuala, Nayarit, el 9 de diciembre de 1926. Privilegiada como pocas mujeres de la época, tuvo acceso a la educación y destacó con las más altas calificaciones.

En 1937 participa en la formación de la Central de Trabajadores de México, en Culiacán, Sinaloa. De 1941 a 1946, estudia en la Facultad de Economía de la Universidad de Guadalajara. Su tesis profesional, sobre la Seguridad Social en México, ofrece una visión futurista de que el Seguro Social debe ser manejado con toda honestidad pues llegará el día en que amasará más dinero que el propio Gobierno Federal, dando origen a un Estado dentro de otro Estado. Con su tesis, obtiene el grado de Licenciada en Derecho.

En 1947, Martha Aurora contrae matrimonio con José Cruz Palacios Sánchez y cambia su residencia a la ciudad de Mexicali, de donde es originario su esposo. Ya para 1952 participa, junto con él, en la campaña política de los diputados constituyentes; en más de un mitin, Martha Aurora habló en nombre del candidato del sindicato de trabajadores cinematográficos, Celedonio Apodaca.

En 1953 participa activamente en la Coalición Nacional Revolucionaria. Junto con su esposo, Emilia Barajas, Eva de Ayón y Cristina Mojica de Flores organiza un gran mitin femenil en la antigua Plaza de Toros de Mexicali, que reunió a 10 mil mujeres en la campaña política de Adolfo Ruiz Cortines. Allí, como en otras plazas del país, le reiteran su esperanza de que cumpla con el deber histórico de reconocer el derecho de las mexicanas a votar y ser votadas.

Electo Ruiz Cortines como presidente de la República, Martha Aurora participa activamente en la campaña política de Braulio Maldonado para ocupar la primera gubernatura constitucional de Baja California.

Su esposo se convierte en el primer presidente municipal del PRI en Mexicali (1954). Al quedar vacante la diputación federal, se abre la posibilidad de que Martha Aurora sea candidata a diputada en el mismo año. Durante su campaña electoral atendió las necesidades, como formar comedores públicos para la alimentación de los braceros que llegaban para contratarse. Con ese modelo formó un Proyecto de Ley llamado Proyección a la Infancia.

Martha Aurora llega a la Cámara de Diputados en medio de una expectación nacional e internacional: los 140 diputados de la 42 legislatura federal la esperaban en la puerta de Donceles, en el Distrito Federal, junto con los periodistas, ansiosos de conocer a la primera mujer que ocuparía una curul. Entre aplausos, confetis y giritos de apoyo de mujeres y dirigentes de grupos femeniles, Martha Aurora Jiménez abrió las puertas de la Cámara de Diputados a las mujeres mexicanas.

Su actuación allí fue importantísima: en un período de 4 meses intervino en 3 ocasiones, ante el asombro primero de los diputados, y después del mismo control político de la Cámara que presidía Treviño Zapata, pues se pensaba que por ser minoría no intervendría.

En la primera ocasión, pidió la palabra desde su asiento, sin autorización del control político, y se opuso terminantemente a la iniciativa presidencial que pedía modificar la penalidad a 50 años de prisión para los delitos de traición a la patria. La diputada Jiménez de Palacios manifestó que no era castigando severamente la delincuencia como podía resolverse el problema, sino poniendo mayor atención a los niños, a las mujeres desamparadas y a los campesinos sin trabajo y sin tierra. Antes de terminar con su razonamiento, todos los diputados la felicitaron.

En su segunda intervención, durante el Día internacional de la mujer, Martha Aurora señala: "...Subo a la tribuna más alta del pueblo de México con voz emocionada, para decirles a ustedes compañeros diputados, cuánta razón tuvieron en aprobar las reformas constitucionales, para aceptar el derecho del voto a la mujer y concederle los mismos derechos cívicos que a los ciudadanos mexicanos. Porque quienes piensan que la mujer mexicana puede ser instrumento fácil de tendencias fanáticas se equivocan; la mujer obrera, la mujer campesina, con un sentido de solidaridad que solamente se logra en el dolor y en la pobreza, tendrá que estar ineludiblemente con el pueblo".

En esa ocasión, Martha Aurora agrega que le ha correspondido el honor inmerecido de ser la primera mujer en la historia de México de ser diputada del Congreso de la Unión. Y comparte esta distinción con todas las mujeres de México, y también la gran responsabilidad sobre su conducta, al haberse otorgado la plenitud de los derechos políticos a las mujeres.

Tras su participación como diputada, Martha Aurora Palacios regresa a Mexicali y es electa al cargo de Síndico Municipal, desde donde revisa los gastos de administración del ayuntamiento. Su labor se ve interrumpida el 15 de abril de 1958 al morir en un accidente aéreo. Nos hereda el derecho a ejercer la ciudadanía y ocupar un lugar en la toma de decisiones en favor del ejercicio de los derechos de las mujeres.


* Fotógrafa y feminista mexicana, coordinadora de Redes de CIMAC.

09/EC/RMR