Reconoce PGJDF violación a DH de jóvenes en New’s Divine

DERECHOS HUMANOS
   Mujeres testimoniaron que fueron denigradas
Reconoce PGJDF violación a DH de jóvenes en New’s Divine
Por: Guadalupe Cruz Jaimes
CIMAC | México DF.- 07/07/2008

El procurador general de Justicia del Distrito Federal, Rodolfo Félix Cárdenas, reconoció hoy las violaciones a los derechos humanos y tratos denigrantes que sufrieron a manos de la policía capitalina las y los adolescentes y jóvenes, durante el operativo en la discoteca New’s Divine el pasado 20 de junio, en la Ciudad de México.

En conferencia de prensa, Félix Cárdenas dio a conocer el Informe de actuaciones y avances en el caso "News Divine", que realizó la Procuraduría para esclarecer la tragedia registrada en el antro, ubicado en la colonia Nueva Atzacoalco, al norte de la Ciudad de México, donde fallecieron 12 personas: 9 jóvenes (2 mujeres y un hombre menores de edad y 6 hombres); tres funcionarios públicos (una mujer y dos hombres), y una mujer empleada de la discoteca, encargada de revisar la entrada.

El Informe de actuaciones y avances en el caso "News Divine" refiere que en el autobús una adolescente fue encañonada por una mujer policía porque intentó escapar, junto con otros jóvenes".

La adolescente, de 15 años, denunció que al salir de la discoteca un policía la amenazó con "soltarle un plomazo" si ella seguía riendo.

Los cuerpos policíacos no les brindaron información a las y los jóvenes sobre el lugar a donde los llevarían, después de trasladarlos a Pradera y Aragón.

La menor de 15 años antes mencionada, señaló en su declaración, comprendida en el Informe, que ya en la Agencia 50 del Ministerio Público "le pusieron un número en la mano y le tomaron fotografías".

"Morros, ya no les vamos a decir nada, nada más los vamos a matar y ya ", era el tipo de amenaza que elementos de SSP de la capital dirigían a las y los jóvenes, indicó una adolescente de 14 años.

Se describe que "media hora después de haber llegado al primer sector, los policías les pidieron a las y los jóvenes, que eran aproximadamente 57, en su mayoría menores de edad, que se desnudaran, haciéndolo la mayoría de ellos".

Hombres y mujeres estaban agrupados, de tal manera que se daban la espalda, algunas jóvenes sí se desnudaron por completo, otras se habían quitado algunas prendas y ella se encontraba en ropa interior cuando dieron la orden de que se vistieran, indica.

Con este hecho, los servidores públicos violaron el derecho a la propia honra y su reputación, de acuerdo al Artículo 16.1 de la Convención sobre los Derechos del Niño, "al haber sido obligados a desnudarse sin su consentimiento, a mostrar sus genitales y ser fotografiadas".

Una de las jóvenes denunciantes, de 20 años, relató que los pusieron con la cara hacia la pared y un policía les decía: "que ustedes se creen muy cabrones para andar en este desmadre".

Después una policía la increpó "te crees muy chingona para andar con tanto cabrón".

Les pidieron que se hincaran, con ese movimiento la joven sintió que su pantalón se bajó y escuchó el grito de un hombre que dijo: "La nalgona vale por dos", cuando ella intentó subir su pantalón el policía le dijo que porque se tapaba, si las manos iban adelante no atrás.

Posteriormente, "un policía toma a la denunciante por el cuello de su blusa para subirla a la camioneta, en la camioneta a ella la pusieron arriba de uno de sus amigos y encima de ellos pusieron a otro, tapándolos después con una lona y sintiendo que alguien pisaba nuestros pies", refiere el Informe.

Con el maltrato señalado por las víctimas, el documento señala que los cuerpos policíacos violaron el derecho a la integridad psicofísica de la persona humana, establecido en los artículos 3 y 8 de la Convención sobre los Derechos del Niño y 5 de la Convención Americana de los Derechos Humanos.

"Este derecho fue violado al haber sido maltratados, en su dimensión psíquico-física, al obligarlos a subir a los camiones, trasladarlos a Sectores de la SSP, algunos de ellos ser fotografiados, algunos de ellos haber sido marcados con números para su identificación y siendo sometidos a tratos vejatorios y degradantes; como al haberles sido solicitado a algunas menores (de edad) su desnudo", reconoce la Procuraduría.

OTRAS VIOLACIONES

El documento señala al menos 13 violaciones a los derechos humanos establecidos en convenios internacionales como la Convención de los Derechos del Niño y la Convención Americana sobre los Derechos Humanos.

De acuerdo con el Artículo 37 de la Convención de los Derechos del Niño y 7 de la Convención Americana de los Derechos Humanos, se violó el derecho a la libertad personal al haber sido menores de edad las personas detenidas, luego obligados a subir a los camiones del servicio público --en algunos casos mediante la violencia física-- así como al trasladarlos a los sectores GAM-8 Aragón y Pradera de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Durante el traslado del New’s Divine a los dos sectores de la SSP, las vejaciones de las que fueron víctimas las y los adolescentes y jóvenes "consistieron esencialmente en ir a bordo del camión, los obligaron a poner las manos en la nuca y los agachan, al bajarlos en el Sector los ponen frente a la pared con las piernas y brazos extendidos y en consecuencia los que no lo hacían así, eran golpeados e insultados".

Dentro de la discoteca, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) capitalina agredieron física y verbalmente a las adolescentes y jóvenes, admite el Informe.

También se violó el derecho a la notificación que tienen madres y padres, como lo estipula el Artículo 40 de la Convención de los Derechos del Niño, ya que debieron ser notificados desde el primer momento de su detención para acompañarlos durante los traslados y salvaguardar así sus derechos.

Refiere, además, que hubo graves violaciones a los derechos humanos de las y los menores de edad, pues en lugar de llevarlos ante el Ministerio Público de manera inmediata, fueron trasladadas y trasladados a los sectores Pradera y Aragón.

Durante el operativo fueron presentados a la Fiscalía Central de Investigación de la Agencia 50 de la PGJDF y presentadas por la SSPDF, 102 personas, de las cuales 87 eran menores de edad –42 mujeres y 45 hombres— y 15 personas mayores de edad, de las cuales 34 adolescentes y jóvenes denunciaron haber sufrido abuso sexual.

En el trayecto las y los adolescentes y jóvenes sufrieron "maltrato y vejaciones, recibieron trato de probables responsables cuando se trataba de víctimas, por lo cual, la obligación de la autoridad era brindarles protección", admite la Procuraduría en el Informe.

Además de los agravios físicos y verbales, el traslado fue forzoso, no se les informó sobre sus derechos y sus familias no fueron avisadas de inmediato, como debía ser.

En el informe la Procuraduría admite que la muerte de 12 personas durante el operativo en la discoteca se debió a la ineficiencia de los cuerpos policíacos y a que la atención médica fue insuficiente.

08/GCJ/CV