Obstáculos para colocar visión de género en agenda legislativa

POLÍTICA
   Y en la agenda de los sindicatos
Obstáculos para colocar visión de género en agenda legislativa
Por: Gladis Torres Ruiz
CIMAC | México DF.- 06/02/2009

Durante el ejercicio de la LX Legislatura, que está por terminar, hubo una profunda resistencia para avanzar en los derechos de las mujeres trabajadoras; ni siquiera existió la posibilidad de hablar con las y los legisladores para poder sensibilizarlos en el tema y lograr concretar algunas iniciativas presentadas en esta materia por diferentes partidos, afirmó la diputada federal Rosario Ortiz Magallón.

Durante la conferencia "El difícil camino de la transversalidad de género. Dos visiones: México/Alemania", que se realizó en la Cámara de Diputados esta semana, la integrante del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (PRD) señaló que hablar de la perspectiva de género en el mundo laboral de México implica avances importantes.

En este sentido, Claudia Menne, Directora de Género de la Confederación Alemana de Sindicatos (DGB), afirmó que para lograr la equidad de género en el mundo del trabajo son necesarios los cambios políticos, y capacitación en el tema.

Afirmó, que en la experiencia alemana, al interior de los sindicatos se pretenden disminuir las jerarquías entre los géneros, poner énfasis en la relaciones de género, analizar las estructuras dominantes para cambiarlas y estimular el activismo político de las mujeres, pues con ello se puede dar impulso a iniciativas a favor de ellas.

Sin embargo, dijo Rosario Ortiz Magallón, en México también hay obstáculos "mayores" para colocar la agenda laboral en el plano legislativo y en la agenda de los sindicatos el tema de los derechos de las trabajadoras, en una lógica de construir propuestas y mecanismos que permitan erradicar la discriminación y la violencia laboral.

Violencia que, a decir de la también presidenta de la Coordinación Colegiada de la Red de Mujeres Sindicalistas (RMS), en los últimos 10 años se ha agudizado por la crisis y la flexibilidad laboral, que no contempla las condiciones en que las mujeres se han incorporado al mercado de trabajo. A partir de entonces se ha ido planteando la necesidad de una reforma laboral.

Agregó que a pesar de la incorporación masiva de las mujeres al mundo del trabajo en las últimas décadas, "no hemos logrado mejores términos de trabajo y las mujeres siguen estando en una profunda desventaja en los salarios, en el acceso al empleo, en la seguridad social".

En la conferencia estuvieron también presentes la diputada Yolanda Rodríguez, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), la diputada del PRD, Holly Matus Toledo, y Martha Tagle, diputada del Partido Convergencia.

PATRONES CULTURALES CONTRA DERECHOS

Con respecto a los mecanismos de protección laboral, dijo Ortiz Magallón que los patrones culturales respecto a los géneros perpetúan la noción de la división sexual del trabajo y ubican a las mujeres en un contexto diferente al del hombre.

Esto se traduce en la existencia de "segregación, y la violencia laboral, tales como el hostigamiento sexual y moral", y en la existencia de vacíos legislativos en materia de protección de los derechos laborales de las mujeres y en prácticas institucionales discriminatorias. "No puede haber democracia, sin igualdad de oportunidades entre trabajadoras y trabajadores".

La legisladora refirió que la igualdad de género debe basarse en la dignidad de las personas y sus derechos humanos, debe ser un mecanismo práctico para erradicar la discriminación y la violencia laboral. Para ello tiene que hacerse un análisis profundo de nuestras leyes nacionales y del marco normativo de contratos colectivos, reglamentos interiores de trabajo o estatutos.


09/GT/GG