Procuraduría poblana exonera a director de escuela Makyp

   Decía a sus víctimas que es amigo de Mario Marín
Procuraduría poblana exonera a director de escuela Makyp
Por: Kara Castillo/corresponsal
CIMAC | Puebla, Pue..- 10/02/2009

La denuncia 476/2008 que acusa al director Centro Educativo de Puebla Makyp", Aarón Abraham García Méndez, por el delito de violación equiparada en el Juzgado 3 del lo Penal, se regresó a la Procuraduría General de Justicia Especializada en Violencia Intrafamiliar y Delitos Sexuales.

La jueza Idalia Arciñega Arias no encontró elementos suficientes en contra del funcionario, pero a la fecha suman ya cinco demandas más en contra el director de la escuela. Cuatro de los casos fueron tipificados como delito de Violación Equiparada y uno por ataques al pudor de por parte de alumnas, menores de edad, del colegio.

A este creciente expediente se agrega también el de la averiguación 2703-08DESEI por acoso sexual de parte de una maestra que laboró en el plantel.

Los hechos se dieron a conocer durante una excursión, cuando la niña le confió a su amiga cómo el director de la escuela abusaba de ella de manera sistemática. La compañera contó en su casa lo que ocurría en el colegio "Makyp".

"La mamá de la amiga de mi hija me llamó un día y me dijo que tenía que decirme algo importante, me citó en su casa y allí me narró lo que mi niña les había confiado. Ésa tarde mi hija logró decirme le sucedía en la oficina del director. Entre llantos y sollozos me confesó que Aarón Abraham García Méndez, la había violado", señaló la madre.

En la declaración en PGJ Especializada en Violencia Intrafamiliar y Delitos Sexuales la niña declaró los hechos, más de 7 hojas tamaño oficio detallan los abusos sexuales al extremo, testimonio que también incluye las amenazas del director.

"Buscó imágenes en la computadora –contó la niña, de acuerdo con la averiguación AP-1749/2008/AESEX -- me decía que sus abogados eran amigos del presidente y que uno de los que estaba en la foto abrazándolo era su hermano y que su hermano tenía abogados muy buenos y muchos amigos que eran influyentes inteligentes y astutos, o sea, que su hermano tenía muchos paros".

Este relato se repite en por lo menos tres testimonios de las otras niñas, quienes afirman que el director se decía amigo de Mario Marín, gobernador del estado.

Luego de esta demanda expuesta en la Procuraduría General de Justicia,, el caso fue llevado a la televisión en diciembre del año pasado, pero tras esta denuncia, otros casos se fueron sumando, con lo cual afloró una fina red de secretos que circulaba entre las niñas que sabían quiénes habían sido las otras víctimas. La alarma se extendió entre las madres hasta que las demandas se sumaron.

"Es alarmante, las niñas confiaban el nombre de amigas a quienes ya habían sido abusadas sexualmente, creemos que son muchas. Yo he tratado de alertar a otras madres quienes empezaron a sumarse a las denuncias", dijo una de las madres.

SEGUNDA DEMANDA

La segunda demanda acusa a la subdirectora de la escuela Jazmín Chapa Márquez, también pareja del director, por complicidad. "Ella sabe lo que ocurre, es impensable que los abusos que se cometieron contra nuestras hijas pasaran inadvertidas.

Al siguiente día después de levantar mi demanda acudí a la escuela para recoger los papeles de mi hija. La subdirectora me los negó diciendo que adeudo colegiaturas. Sé por la Corte que la retención de papeles es un delito, así me lo dijeron cuando fui a asesorarme".

El testimonio destaca que Chapa Márquez recibió a la madre de la niña con un séquito de abogados, sin hablar del tema pero todos en el entendido. La reunión transcurrió en un clima de tensión. "No me preguntaron por qué sacaba a mi hija, conocían de sobre lo que sucedía".

En por lo menos cuatro casos de los denunciantes, un Jeep Gris con placas 7VG 79-16, acosa las casas de las niñas, sacando fotografías a los familiares o personas que visitan sus domicilios.

"Sufrimos acoso, no podemos dejar salir ya a nuestras hijas ni siquiera a la esquina", dice una de las madres que también acusa a la Juez Arciñega de retrasar, entorpecer el proceso y hasta engañó a la afectada con el fin de ganar tiempo a favor del acusado.

"La juez me dijo que regresaba el expediente para que se perfeccionara la declaración, que eso no quería decir que el tipo fuera inocente –– aclaró –– sólo vamos a reforzar los testimonios para lograr un caso firme y donde no encuentren salida posible ante la inminente detención" me dijo la juez.

Para el personal docente la situación no es diferente, las maestras son acosadas también por el director, tal como la señala la demandante del expediente 2703-08DESEI.

"Me invitó a un motel. Me interrogaba sobre mi ropa interior" dice la maestra de matemáticas que daba clases en secundaria y bachilleres.

En entrevista telefónica, la maestra narró a esta redacción cómo los piropos subieron de tono y proporción hasta que el director intentó tocarla.

"Mi reacción fue hablar de esto con su esposa, la subdirectora, pero ella me contestó: ‘Por favor, yo sé sus gustos, eso que usted dice no puede ser", declaración que también consta en la averiguación expuesta ante la PGJ del 23 de noviembre del 2008.

"Siempre pensé que yo era la única que había tenido este problema, pero a situación es gravísima. Exhorto a los padres de familia para que hablen con sus hijas. Ojalá inspiren confianza de sus hijas para detener estas situaciones".

"Hasta ahora tienen sentido las imágenes de las niñas llorando al salir de la oficina del director, reflexiona la ex docente.

Las madres denunciarán ante la Comisión de Derechos Humanos y la Secretaría de Educación Pública (SEP).

09/LAG/GG