Silvia Torres y la tenue materia de las estrellas

POBLACIÓN Y DESARROLLO
   Roles de género frena el desarrollo científico
Silvia Torres y la tenue materia de las estrellas
Por: Nancy Betán Santana
CIMAC | México DF.- 11/02/2009

El papel que se le ha atribuido a la mujer en países como el nuestro, madre y esposa, a lo largo de los años, ha frenado el desarrollo de ellas en la ciencia, producto de la cual el Sistema Nacional de Investigadores reporta que sólo 30 por ciento de sus miembros corresponde al género femenino.

Silvia Torres Peimbert es una de las pocas que se dedican a la investigación astronómica en nuestro país y trabaja en el Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Ha destacado por sus observaciones de la materia tenue que existe entre las estrellas (materia interestelar) y en 1998 fue nombrada investigadora emérita de la UNAM.

Asegura que la presión es mayor para las mujeres por varios motivos. Uno de ellos, explica, es el nivel de exigencia que requiere la ciencia en cualquiera de sus modalidades, lo que obliga a la mujer a tomar la difícil decisión de elegir entre la especialización o la familia.

"La mujer se ve en la necesidad de tomar el rol que le confiere la sociedad, el cual incluye cuidar la casa, atender a los niños o a otra persona desvalida de la familia, etcétera, y si se concentra en cualquiera de estas esferas, difícilmente puede desarrollarse dentro de la ciencia".

Considera que el esfuerzo femenino es doble, pues históricamente se le ha percibido como un ser incapaz de realizar varias actividades, como reflexionar y razonar. Aunado a esto está la excesiva atención a la imagen. Se exige que una mujer esté sonriente, bien arreglada y maquillada. "La mujer invierte más tiempo en su arreglo personal y en esta época, esos hábitos van en contra de los tiempos que demanda la carrera científica".

La astrónoma subraya que el valor y la voluntad personal son determinantes en la vida de las investigadoras. "En mi casa necesito que haya comida hecha por mí, pero también quiero flores en el comedor, orden en las habitaciones y deseo lucir bella", toda esta información la asimilamos desde la infancia y la sociedad se encarga de refrendarla".

RUPTURA DE ESQUEMAS

Silvia Torres es una universitaria ejemplar que ha obtenido diversos cargos como el de investigadora titular, profesora de asignatura y directora de la Facultad de Ciencias en 1986 y del Instituto de Astronomía en 1988.

Ha recibido múltiples distinciones, entre las que destacan: la Medalla G. Budé del Collage de France en 1974 y el Premio Universidad Nacional en el área de ciencias exactas en 1996.

En su camino ha tenido que lidiar con varios obstáculos, pero sostiene que el tiempo se ha encargado mostrarle el poder de su mente y actitud.

"Cada día surge una batalla continua por vencer la idea de cumplir con las expectativas de todo el mundo. Me detengo, reflexiono y sigo adelante. Inevitablemente, vuelvo a caer una y otra vez, pero busco a diario ir corrigiendo el rumbo".

La autora de 88 artículos originales de investigación externa su satisfacción ante la evolución de la sociedad, por lo menos en la clase media de las ciudades, donde el hombre asume cada día más su paternidad; no sólo como proveedor, sino como educador y pareja en igualdad de condiciones.

La doctora Torres dedica parte de su tiempo a charlas con jóvenes para alentarlos a incursionar en las ciencias, en especial a las mujeres; debido a que la ciencia necesita de una participación femenina sin límite de aspiraciones, asegura.

09/NB/LAG/GG