Francia reconoce al Centro Prodh con su medalla de los DH

DERECHOS HUMANOS
   El dolor de víctimas nos interpela, su bravura nos anima
Francia reconoce al Centro Prodh con su medalla de los DH
Por: Gladis Torres Ruiz
CIMAC | México DF.- 19/02/2009

Al recibir la Medalla del Premio de los Derechos Humanos de la República Francesa 2008 otorgada al Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Prodh), su director, Luis Arriaga Valenzuela, recordó a las mexicanas que han interpelado a esa organización: a las mujeres torturadas de Atenco y a Concepción Moreno, defensora de los derechos de las y los migrantes, entre otras, pues "su dolor nos interpela, su bravura nos anima".

En la ceremonia que se realizó ayer en la Residencia de Francia en México, el embajador Daniel Parfait, informó que desde hace 20 años, este premio recompensa entre cinco y diez proyectos y en esta última edición, la Organización de la Sociedad Civil (OSC) mexicana fue seleccionada y reconocida con una mención especial por su labor de promoción y divulgación de los derechos humanos de Segunda Generación, es decir, derechos económicos, sociales y culturales (DESC), a poblaciones vulnerables y asociaciones de terreno.

Daniel Parfait destacó la tarea de Prodh, y declaró que este reconocimiento es un homenaje a la misión que México y Francia tienen para "rechazar todo fatalismo y promover los derechos humanos no sólo como un ideal sino también como una realidad que se impone a todos".

Luego de recibir el reconocimiento Arriaga consideró que esta distinción un homenaje a todas las personas que alguna vez han buscado ayuda al Prodh, como las mujeres torturadas en San Salvador Atenco, en donde hasta la fecha siguen los abusos e impunidades.

Durante la emotiva recepción, el promotor de los derechos humanos recordó a quienes en su empeño por construir una sociedad libre y justa han sido víctima de los abusos de la autoridad como a los presos políticos de Atenco, comprometidos con la vida de su pueblo, a los ecologistas Rodolfo Montiel y Teodoro Cabrera, a Concepción Moreno, defensora de los derechos humanos de las y los migrantes y a las víctimas de la creciente violencia en México.

"Su dolor nos interpela, su bravura nos anima. Nos hemos atrevido a verlos, a oírlos, lo que hemos visto y escucharlos nos sigue convocando", agregó.

Con ellas y con ellos imaginamos una sociedad justa y digna. Si nos concebimos solos, aunque fuéramos un equipo muy numeroso, correríamos el riesgo de tener una ilusión, una fantasía, sin embargo, nos vemos y nos imaginamos con ellas y ellos, imaginamos con otras y otros, eso nos da la certeza de que estamos construyendo nuevas realidades, puntualizó Arriaga Valenzuela.

Puntualizó en que hasta hoy la defensa de los derechos humanos, cualquiera que sea la modalidad: la protesta, el dialogo, la negociación o el descontento popular, ha dejado un saldo negativo para quienes los exigen.

"En adelante será necesario reforzar nuestra actividad para impedir que el sistema de justicia, altamente deficiente, sea empleado para disuadir a quienes no hacen sino exigir aquello que les corresponde o para impedir que la fuerza sea empleada de manera salvaje contra quienes levantan la voz para plantear sus demandas legitimas", enfatizó.

Por esta razón, añadió, desde el Centro Prodh, apostamos por la dignidad humana y la denuncia clara de todo aquello que atente contra ella, queremos ser honestos con nuestra realidad y queremos de manera decidida transformar el rumbo y la vida de las víctimas.

Agregó: no confiamos en nuestro propio esfuerzo o en nuestro proceder ético, aunque confiamos en esas virtudes, nos sostiene la mirada de las víctimas y su clamor, que están arraigados en la realidad, por lo que somos convocados a ofrecer una respuesta solidaria y compasiva, pero también profesional y eficiente.

El Director del Centro Prodh afirmó que el reconocimiento alienta la esperanza que nos ha acompañado durante estos años en que Prodh ha caminado con México, en la tarea de construir una sociedad donde es posible tener una vida digna.

Entre ellas están, las y los pobres quienes han sido excluidos en el nombre del desarrollo: los pueblos indígenas, las comunidades afectadas por los grandes proyectos económicos, quienes dejan su tierra para buscar en otros países lo que se les ha negado en los suyos, pero que son víctimas de abusos por terceros que actúan movidos por intereses económicos y el respaldo de grupos de poder.

En el Prodh hemos optado por estos grupos para realizar nuestra labor, debido a su extrema vulnerabilidad. "Hoy en México, ser mujer, indígena, migrante o exigir derechos, coloca a las personas en una situación de alto riesgo".


HISTORIA Y COMPROMISO

Desde su fundación, en 1988, el Centro Prodh ha centrado su compromiso en la defensa y promoción de los derechos civiles y políticos, ha desarrollado una labor a favor de la población más pobre y vulnerable del país.

La iniciativa nació de la Compañía de Jesús, a raíz del clima de represión que existía en México por parte del Estado. Desde entonces su apuesta ha sido "contribuir a un cambio estructural en donde la sociedad tenga condiciones para gozar y ejercer de forma equitativa la totalidad de los derechos humanos".

En septiembre del 2001 recibió el Estatus Consultivo ante el Consejo Económico y Social de Naciones Unidas y se le ha reconocido como una organización acreditada ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

Entre los premios que ha recibido el Centro Prodh están el de Human Rights Watch y la medalla Roque Dalton, además de una mención especial de parte del Defensor del Pueblo Español y la Universidad de Alcalá.

En esta ocasión el Prodh, fue seleccionado para recibir esta mención especial por el Jurado de la Comisión Nacional Consultora de los Derechos Humanos (CNCDH), institución independiente compuesta por representantes nacionales, confederaciones sindicales, especialistas en materia de derechos humanos y personalidades de religiones y el mundo universitario.

09/GT/LAG/GG