Bajo ninguna circunstancia se puede educar a niñez con golpes

INFANCIA
   Casos como el de Tlalpan deben encender alarma social
Bajo ninguna circunstancia se puede educar a niñez con golpes
Por: Redaccion
CIMAC | México DF.- 27/02/2009

La situación de maltrato en la que fueron hallados una niña y un niño al interior de una casa ubicada en la Delegación Tlalpan es un poderoso llamado de atención para padres y madres de familia, no sólo de la Ciudad de México, sino de todo el país, porque está estrictamente prohibido educar con golpes.

Señaló lo anterior el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Emilio Ávarez Icaza Longoria, quien aseveró: las y los niños deben ser tratados con respeto y salvaguardando su integridad conforme lo establece la Convención sobre los Derechos de la Niñez. "No podemos argumentar, bajo ninguna circunstancia, que sea la indisciplina, la desobediencia o la falta de atención el motivo para golpearlos o quemarlos".

Subrayó que todas y todos, no sólo la comunidad o los vecinos, debemos denunciar estos indignantes hechos de violencia contra menores, ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF).

"En colectivo, sociedad e instituciones políticas, debemos actuar para que no se repitan hechos de esta naturaleza. Lo que tiene que quedar absolutamente claro es que bajo ninguna circunstancia se les puede pegar a las niñas y niños".

Las imágenes mostradas por los medios de comunicación de las quemaduras que sufrieron y que los tuvieran metidos en una cisterna, afirmó, son tratos crueles, inhumanos y degradantes.

Lo más importante, reiteró es entender que no podemos maltratar y lesionar a nuestros hijos, no sólo en términos físicos, sino en términos psicológicos "porque se reproduce y hace pedazos la autoestima de niños y niñas, que en el futuro los hace hombres y mujeres inseguros, violentos", apuntó.

Álvarez Icaza Longoria indicó que el caso revela la problemática de violencia familiar en los hogares. "Hoy lo conocimos y genera una enorme molestia, pero muchos casos más habrá. Por eso es que tenemos que encender la alarma social todos y todas para protegerlos".

El Ombudsman capitalino señaló que la PGJDF tendrá que encargarse de todo el deslinde de un delito porque la violencia no es algo normal.

Para la CDHDF la educación para la paz y la resolución no violenta de conflictos, es un medio eficaz para contribuir a revertir el lacerante flagelo de la violencia infantil que día a día atenta contra la dignidad de niñas y niños.

Reconoce que esta población es titular de sus propios derechos y, por tanto, no son receptores pasivos: al contrario, los considera un sector con facultades para participar en su propio desarrollo.

De acuerdo con el Diagnóstico de Derechos Humanos del Distrito Federal la violencia familiar que afecta a niñas y niñas puede ser física (golpes, empujones, bofetadas o pellizcos); sicológica (insultos, gritos, malas palabras, indiferencia, desaprobación, comparación); sexual (relaciones sexuales obligadas), o económica (control o negación del gasto o patrimonio familiar).

09/GG