Restringido el acceso a la información para las mexicanas

LIBERTAD DE EXPRESIÓN
   Presentan texto del proyecto aplicado en 9 entidades del país
Restringido el acceso a la información para las mexicanas
Por: Guadalupe Cruz Jaimes
CIMAC | México, DF.- 09/08/2010

En el país, el acceso a la información pública gubernamental sólo se ejerce por una minoría, personas de alto nivel educativo, la mayoría hombres, académicos y periodistas. Las comunidades pobres y marginadas son excluidas de este derecho, sobre todo las mujeres, debido a la falta de voluntad por parte de las autoridades en la materia.

El Instituto Federal de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos (IFAI) tiene una visión "elitista" respecto al ejercicio de este derecho, al que sólo pueden acceder quienes saben leer y escribir en español, conocen acerca de este derecho y tienen manera de conectarse a internet, señaló a Cimacnoticias Fabiola Zermeño Núñez, durante la presentación del texto "El acceso a la información en comunidades marginadas".

Además, indicó que quienes realicen una solicitud deben tener tiempo suficiente y conocer el "lenguaje burocrático", este requerimiento difícilmente lo cumplen las poblaciones indígenas, en particular las mujeres de estas comunidades, quienes por los estereotipos y brechas de género enfrentan más obstáculos.

Los anteriores, son algunos de los puntos que explican Zermeño Núñez, Moisés Domínguez Pérez y Arturo Chávez López en "El acceso a la información en comunidades marginadas", texto que describe la metodología utilizada en el proyecto IFAI Comunidades.

En el documento, presentado en la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, se evidenció la falta de conocimiento acerca del acceso a la información pública, establecido en la Ley Federal de Transparencia en 2002, y los complejos y selectivos procesos que deben llevarse a cabo para acceder a este derecho.

Con base en los resultados de este proyecto, que se realizó en nueve estados del país, se observaron diferencias significativas en el acceso a la información pública entre las comunidades urbanas y rurales, en las que destaca una mayor marginación en el caso de las mujeres del campo: "tienen menor libertad, hasta para moverse a un cibercafé", indicó la experta en política social y economista por la Universidad Nacional Autónoma de México.

Las mexicanas en general, debido a "las brechas de género, tienen menores niveles de escolaridad, la mayoría de las personas analfabetas son mujeres, lo que restringe el uso del acceso a la información", otro de los factores es que necesitan tiempo para realizar la solicitud y debido a la doble y hasta triple jornada de trabajo no les quedan horas libres.

En estados como Jalisco, Distrito Federal, Estado de México, Puebla, Chiapas y Oaxaca, durante 2005 y 2007, mediante el IFAI Comunidades, las y los encargados del programa, entre ellos Fabiola Zermeño, ubicaron organizaciones civiles a las que encomendaron la tarea de ayudar a mujeres y hombres urbanos y rurales a ejercer su derecho a obtener información pública.

A pesar de que los resultados del proyecto fueron favorables para el desarrollo de las comunidades marginadas, Alonso Lujambio Irazábal, en ese entonces titular del IFAI, decidió cancelarlo en 2008.

Muestra de la eficacia del proyecto es que en Minatitlán, Veracruz, algunas de las mujeres más pobres de la comunidad hicieron una solicitud de información gubernamental y descubrieron que, sin justificación, les estaban negando la realización de mastografías y exámenes para la detección de cáncer cérvico uterino.

En IFAI Comunidades participaron más de 20 organizaciones, las cuales impartieron talleres acerca del derecho al acceso a la información pública en comunidades marginadas del país, donde se registró una mayor participación de las mujeres, la mayoría amas de casa, debido a que se realizaron entre semana y por las mañanas, informó Zermeño Núñez.

Ello, nos habla no sólo de la necesidad de una estrategia de acceso a la información, sino de una estrategia de este tipo desde un enfoque de género, "porque hay información que puede ayudar al adelanto de las mujeres y la disminución de las brechas de género.

Desde esa perspectiva, el acceso a la información puede ser una herramienta más en la lucha por la igualdad y la equidad de género", concluyó la especialista.

10/GCJ/LR