Detección temprana de CaMa reduce costos de atención

SALUD
   Necesarios, programas de mastografías de prevención: expertas
Detección temprana de CaMa reduce costos de atención
Por: Guadalupe Cruz Jaimes
CIMAC | México, DF.- 01/02/2011

La detección tardía de Cáncer de Mama (CaMa) aumenta el costo de la atención y disminuye la esperanza de vida de las pacientes; asimismo, los estudios de mamografía permiten un diagnóstico certero que reduce en promedio 46 por ciento las tasas de mortalidad.

En el análisis "El costo de la atención médica del cáncer mamario: el caso del Instituto Mexicano del Seguro Social", elaborado, entre otros expertos, por Felicia Knaul, investigadora y ex consultora de la Organización Mundial de la Salud, se advierte que la detección del CaMa en etapas avanzadas significa la reducción de la esperanza de vida de las mujeres con este padecimiento.

El estudio, publicado en el número 51 de la revista Salud Pública de México, señala que el reto para el sistema de salud en el país es desarrollar políticas y programas de mastografías de tamizaje (estudios de prevención en mujeres sanas), para detectar la mayor parte de los casos de CaMa en fases tempranas.

En este sentido, Sonia Ortega, coordinadora general de la asociación civil Tómatelo a Pecho, dijo a Cimacnoticias que la Norma Oficial Mexicana (NOM 041) para la prevención, diagnóstico, tratamiento, control y vigilancia del cáncer de mama, debe mantener la edad mínima de 40 años para que las mujeres accedan a la mastografía de tamizaje.

La activista señaló que los decesos de mujeres por CaMa se registran a los 50 años de edad y que para evitar estas muertes la enfermedad debe detectarse cinco años antes –por lo menos–, para que puedan recibir tratamiento oportuno.

La coordinadora general de Tómatelo a Pecho mencionó que el incremento en la edad tiene que ver con el objetivo del Sector Salud de tratar de reducir la demanda de los estudios, toda vez que no cuenta con la infraestructura ni el personal necesario para realizar las mastografías necesarias, recalcó.

Las instituciones de salud pública, dijo Ortega, consideran que reduciendo la población con acceso a las pruebas de tamizaje, disminuirán costos, sin embargo, al postergar la detección el gasto se duplica por la atención de la enfermedad.

El análisis "El costo de la atención médica del cáncer mamario: el caso del Instituto Mexicano del Seguro Social" demuestra que mientras más tarde se diagnostique el CaMa hay más gasto y menor esperanza de vida para las pacientes.

En el estudio, realizado con datos del Sistema de Información Médico Operativa (SIMO) del IMSS, las y los expertos analizaron mil 904 casos de CaMa detectados en 2002, a los cuales dieron seguimiento hasta 2006.

De los casi dos mil casos, el 13.8 por ciento se diagnosticó en la etapa I, 39.6 por ciento en la II, 33.9 por ciento en la III y el restante 12.7 en la IV.

Casi la mitad de las derechohabientes fueron diagnosticadas en las etapas III y IV cuando la enfermedad avanza de forma "más acelerada".

La probabilidad de que una paciente diagnosticada en la etapa III evolucione a la etapa IV es de 70 por ciento, mientras que esta posibilidad en pacientes detectadas en las fases I o II es de 13 y 18 por ciento.

De las mujeres diagnosticadas en fase II en 2002, 55 por ciento continuó en la misma etapa para 2006, 22 por ciento avanzó a la etapa III, 18 por ciento a la IV, y sólo 5 por ciento falleció.

En tanto, quienes fueron diagnosticadas en el estadio III en 2002, para el 2006 sólo 22 por ciento continuó en el mismo estadio, 70 por ciento pasó a la fase IV y 9 por ciento murió.

Mientras que las pacientes diagnosticadas en etapa IV, 86 por ciento falleció durante el seguimiento.

El costo promedio de la atención anual por paciente fue de 110 mil 459 pesos, aunque varia según la fase de detección de CaMa, en la etapa I el costo fue de 74 mil 522 pesos, en la II fue de 102 mil 42, en la III aumentó a 154 mil 18 y en la etapa IV tuvo un costo de199 mil 274 pesos .

Según el análisis, la atención en la etapa IV significó un costo 2.7 veces más alto en relación con la etapa I.

En el mismo número de Salud Pública de México, en el análisis "Costo-efectividad de políticas para el tamizaje de cáncer de mama en México", expertos en el tema aseguran que la detección temprana mediante el tamizaje con mamografía disminuye las tasas de mortalidad por esta enfermedad.

Una revisión de siete estudios mostró una disminución de la tasa de mortalidad hasta de 65 por ciento, con una media de 46 por ciento.



11/GCJ/RMB/LGL