Rebeca Gerschman

SALUD
    HACEDORAS DE LA HISTORIA
Rebeca Gerschman
Por: Erika Cervantes
Cimac | México, DF.- 15/03/2005

El proponer que las células envejecen y mueren por una reacción tóxica del oxígeno hoy es una realidad, pero en 1954 cuando Rebeca Gerschman lo propone era inverosímil.

A Rebeca se le debe este nuevo culto de los alimentos, medicinas y tratamientos antioxidantes para detener el envejecimiento de las células, para mantener la salud humana.

Rebeca Gerschman nace en 1903 en le seno de una familia rica de Carlos Casares, Argentina; lo que le da libertad de estudiar en la universidad de Buenos Aires, su dedicación le lleva a graduarse como farmacéutica y bioquímica.

Al cumplir 27 años trabaja en el Instituto de Houssay. Donde se doctora en 1939 con una tesis sobre el potasio plasmático, que daría lugar al método Gerschman-Marenzi, constituyó en su momento una técnica de vanguardia para el estudio de las variaciones de concentración de potasio sanguíneo en distintas condiciones fisiopatológicas.

Luego de la Segunda Guerra Mundial, Rebeca Gerschman se especializó en Rochester (Nueva York) y comienza a trabajar en el estudio del efecto fisiológico de los gases respiratorios. Su trabajo sobre la toxicidad del oxígeno, realizado en 1954 y publicado en la revista Science, constituyó una hipótesis revolucionaria.

La teoría de Gerschman, como se la denominó, acerca de la implicancia de los radicales libres de oxígeno –moléculas que oxidan y dañan los tejidos- en la evolución de ciertas enfermedades y en los procesos de envejecimiento, conmovió a la comunidad científica debido a que se oponía a las concepciones ortodoxas del momento.

Esta teoría sólo se valida hasta 1969, cuando fue confirmada por McCord y Fridovich, al descubrir una enzima superóxido-dismutasa y los científicos debieron abandonar sus reticencias hacia la teoría de los radicales libres de oxígeno para considerarla un aporte fundamental a la biología y la medicina modernas.

Específicamente, el trabajo de Rebeca Gerschman abrió camino al reconocimiento de las situaciones y las condiciones en las cuales los antioxidantes y los pro oxidantes ejercen acciones sobre el cuerpo humano.

El trabajo pionero de Rebeca Gerschman en el estudio de los radicales libres de oxígeno fue reconocido en el ámbito internacional y su nombre circuló entre los candidatos para el Premio Nobel de Fisiología y Medicina durante la década de 1980.

Fue también una docente admirable, desde su cátedra de Fisiología en la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires.

Rebeca innova con un concepto renovado de la enseñanza, impulsó una nueva dinámica de la docencia, al invitar a sus clases a personalidades destacadas de la fisiología. También rescató el uso del cine científico como método audiovisual de aprendizaje.

Otro de sus aportes es la lucha por los derechos de la mujer en el campo científico.

Rebeca muere en 1986. Y nos hereda su investigación para mantener por más tiempo joven a nuestras células pero ante todo el derecho de las mujeres a genera conocimiento desde las llamadas ciencias duras a favor de la humanidad.

2005/EC/SJ