Salud sexual y reproductiva, derecho de mujeres y hombres

Derechos Sexuales y Reproductivos
    NUEVA IDENTIDAD
Salud sexual y reproductiva, derecho de mujeres y hombres
Por: Mónica Pérez
cimac | México, DF.- 18/05/2004

Casi todos los días estamos tan ocupadas y ocupados resolviendo situaciones cotidianas que nos olvidamos de aspectos importantes y decisiones prácticas que debemos tomar sobre nuestra salud sexual y reproductiva.

En ambos casos se trata de un estado general de bienestar físico, psicológico y sociocultural de las personas relacionado con la sexualidad, el aparato genital y sus funciones. Más allá de la ausencia de enfermedades, consiste en la posibilidad de practicar una vida sexual satisfactoria.

Además de la planificación familiar, la salud sexual y reproductiva contempla los factores que determinan los comportamientos sexuales, las relaciones de poder entre mujeres y varones, así como el papel de las instituciones en las estrategias de reproducción.

Es además un derecho de mujeres y hombres convenido por 180 países, incluido México, en la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo (CIPD), celebrada en la cuidad de El Cairo, Egipto en 1994.

Especialistas en el tema consideran que la salud sexual está relacionada con el ejercicio de la sexualidad; mientras que la salud reproductiva contempla el sistema reproductivo, sus funciones y procesos. Aunque están estrechamente relacionadas, la diferencia consiste en que la sexualidad no siempre se ejerce con fines reproductivos.

En este sentido, ambas son fundamentales para todas las personas ya que el ejercicio responsable y pleno de la sexualidad y reproducción, está basado en la atención y cuidado de la salud.

La salud reproductiva incluye la consejería, información, educación, comunicación y servicios de planificación familiar de calidad; atención antes, durante y después del parto, incluida la lactancia materna; prevención y tratamiento de la infertilidad; así como la prevención y tratamiento de las complicaciones derivadas de un aborto.

Es importante tomar en cuenta que todas las personas tienen la libertad para decidir si desean tener hijos, cuántos y cuándo.

En este sentido, tanto mujeres como varones tienen derecho a la información sobre métodos seguros, eficaces, accesibles y la libertad de elegir el que se adecue a sus necesidades.

Por su parte, la salud sexual está relacionada con la información y el tratamiento de las infecciones del aparato reproductor y de las infecciones de transmisión sexual (ITS), el VIH/SIDA, el cáncer cérvico uterino y de mama; información y consejería sobre sexualidad humana, promoción de prácticas saludables y protección de prácticas peligrosas, entre los más importantes.

La salud sexual promueve el disfrute de una vida sexual satisfactoria, sin riesgos y en la que no es obligatoria la procreación, y postula que la sexualidad en sí misma es una forma de comunicación, convivencia y amor entre las personas.

2004/MP/GV