Magdalena Mondragón

LIBERTAD DE EXPRESIÓN
    Una precursora en el diarismo
Magdalena Mondragón
Por: Erika Cervantes
cimac | México, DF.- 21/10/2003

Primera mujer periodista de asuntos policiacos en el periódico La Prensa de la ciudad de México, Magdalena Mondragón abre brecha para que las mujeres puedan ejercer como reporteras y no sólo como correctoras, redactoras o formadoras de planas de los periódicos.

Magdalena nace el 14 de julio de 1913 en Torreón, Coahuila. Cursa al secundaria en San Antonio, Texas, y una carrera comercial en Torreón.

Esta última posibilita que Magdalena ingrese como secretaria de El Siglo de Torreón a los 14 años; años más tarde habría de publicar su primeros trabajos en dicho diario en la columna "Sin Malicia", y cuentos dominicales. Fue corresponsal de La Opinión de Los Angeles, California; La Prensa de San Antonio, Texas, y Excélsior y El Universal.

Colaboró con el periódico La Prensa de la ciudad de México, en la nota policiaca, siendo la primera mujer reportera en esta fuente. Entre sus crónicas rescata la vida de las y los pobres de nuestro país, así como las injusticias que el Estado recién creado prometió erradicar.

En 1950, cuando contaba con 27 años y terminaba la carrera en Letras en la Universidad Nacional Autónoma de México, Magdalena Mondragón se convierte en la primera directora de un diario capitalino, La Prensa Gráfica.

Magdalena también dirigió el Boletín Cultural Mexicano durante los 12 años que fue el órgano de difusión cultural de América con distribución internacional (1946-1958).

En 1952, cuando el Partido Revolucionario Institucional funda el periódico Sólo Para Ellas, Magdalena es llamada para que lo dirija y con ello contribuye a la conquista de la ciudadanía femenina en México; en este cargo trabaja por seis años.

Magdalena Mondragón participa activamente en al mejora de las condiciones laborales del gremio periodístico como secretaría general del Club de Periodistas, hasta 1969. Entre sus mayores logros como funcionaria se encuentra la creación de la Primera Colonia del Periodista en Lomas de Sotelo, en la ciudad de México, y otra similar en Tamaulipas.

A través de la organización "Veinte y la llave", Magdalena participa activamente en la promoción de la construcción de escuelas; en 1962 es nombrada directora de Centro Cultural Vito Alessio Robles, donde se imparte enseñanza gratuita a menores pobres en Torreón, Coahuila.

Magdalena Mondragón no sólo se destacó como periodista prolífica; como escritora es autora de seis novelas y dos volúmenes de poesía. En su producción destaca su novela Yo Como Pobre, que retrata la miseria y las condiciones infrahumanas de las y los pepenadores de la ciudad de México, considerada como libro del mes en 1947 en Nueva York.

Entre sus reconocimientos destacan el premio del Ateneo Mexicano de Mujeres en 1937, la creación de la medalla Magdalena Mondragón por la Asociación de Periodistas Universitarias para premiar a colegas destacadas con 30, 40 y 50 años de labor periodística interrumpida, a la que también fue acreedora, y el Premio Nacional de Periodismo en 1983 y 1987.

Magdalena Mondragón muere en la ciudad de México el 5 de julio de 1989. De ella nos queda su lucha en las redacciones para que las mujeres puedan ejercer el periodismo y su enseñanza de denunciar la injusticia desde todas las trincheras.