Magdalena González Agramón

OPINIÓN
   MUJER SONORA
Discriminan a estudiante por llevar a su hija a la biblioteca
Imagen Silvia Núñez Esquer
Por: Silvia Núñez Esquer*
Cimacnoticias | Hermosillo, Son.- 13/04/2017

Elisa Márquez Baca es una estudiante del séptimo semestre de la Licenciatura en Sociología, en la Universidad de Sonora y madre soltera de una niña de tres años. Distribuye su tiempo entre el trabajo como ayudante de cocina, el estudio y el cuidado de su pequeña.
 
El 13 de febrero pasado acudió a la biblioteca central de la institución para solicitar un libro en préstamo para llevarlo a su casa. Ese día, como ocurre con frecuencia, no tuvo con quién dejar a su niña y se la llevó a la Universidad como ha hecho en otras ocasiones, incluso al tomar clases en el aula.
 
Nunca había tenido una llamada de atención por hacerse acompañar de su hija, por el contrario, la pequeña siempre es bienvenida y no falta quien le ofrezca cuidarla y jugar con ella.
 
Pero ese día, cuando fue a pagar una deuda de la biblioteca para poder solicitar en préstamo un libro, un vigilante no las dejó pasar, aunque en ninguna parte del reglamento de bibliotecas dice que está prohibida la entrada con niños. 
 
Ante la necesidad imperiosa del libro, insistió y una bibliotecaria le preguntó quién no las había dejado entrar y le aseguró que sí podría pagar en la caja. Para conciliar, ella propuso que la dejaran pagar y que alguien le trajera el libro a la puerta. No quisieron, el bibliotecario que consulta el sistema informático le dijo que no se podía mover de su lugar y le recomendó que ella entrara a buscarlo. 
 
Sin embargo, cuando iba a buscarlo, apareció la supervisora Adriana Madonia a impedirle el paso, porque “traía a la niña”. La supervisora ofreció entonces traerlo ella misma. 
 
Elisa le dijo que ya había propuesto eso y no habían querido, a lo que la funcionaria contestó que se pusieran de acuerdo, porque si no existe una regla específica, las personas que trabajan ahí deben tener un criterio homogéneo. 
 
Elisa presentó una queja unos días después en la Comisión de Derechos Universitarios, pero el titular, Rodrigo Abril, la atendió sin conocimiento de causa y se dirigió a ella con otro nombre: no había leído su queja, pero le preguntó que si tenía trabajo, que si tenía pareja, y le sugirió que al contar con un empleo, haga uso del seguro social para contar con guardería para la niña.
 
La cuestionó si en la biblioteca había contestado con agresividad y cómo había pedido las cosas. Luego la invitó a una plática sobre Diálogos de paz, la invitó a las actividades del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, y para concluir, le sugirió que su pareja le ayude a cuidar a su hija.
 
Ella le explicó que al impedirle la entrada a la biblioteca con la niña habían cometido discriminación. Nada le contestó sobre esto, pero le dijo que no existía antecedente de un caso similar. 
 
Inconforme con la falta de respuesta y para visibilizar el caso y que no vuelva a ocurrir algo similar, Elisa fue al Consejo estudiantil de género, creado por las estudiantes para atender otros casos de violencia y acoso que se han presentado en la escuela de Sociología.
 
La directora de la División de Ciencias Sociales, Amelia Iruretagoyena, turnó el caso a Recursos Humanos y envió un escrito a la secretaria general Administrativa, Magdalena González Agramón, donde le pide que se hagan recomendaciones al personal de la biblioteca y que no vuelva a suceder, sobre todo para evitar que estudiantes madres solteras pasen por lo que Elisa. Sin embargo, el personal de la Comisión de Derechos Universitarios no tiene claro a qué se refiere la perspectiva de género.
 
Elisa Baca ha batallado para inscribir a su hija a una guardería del IMSS y para hacer trámites bancarios, porque le quitaron sus identificaciones oficiales durante un asalto que sufrió junto con sus compañeros. 
 
Y afirma que la biblioteca en la que le negaron la entrada con su hija es la única en la que ha visto un anuncio que dice: “Por razones de seguridad, espacio y orden, se prohíbe la entrada a jóvenes menores de 13 años”.
 
*Periodista integrante de la Red Nacional de Periodistas y directora del blog Mujer Sonora http://mujersonora.blogspot.mx/
Twitter: @mujersonora
 
 
17/SNE/GG








Subscribe to RSS - Magdalena González Agramón