pobreza

MONEDERO
LABORAL
   OPINIÓN
   Monedero
Sin incremento salarial y aumento de precios, más pobreza para las mujeres
CIMACFoto: Erika Cervantes
Por: Carmen R. Ponce Meléndez*
Cimacnoticias | Ciudad de México .- 20/02/2018

El porcentaje de la población que no puede adquirir la canasta básica con su ingreso laboral crece en forma importante, y las mujeres son las más afectadas porque tienen los ingresos laborales más bajos del país, que de por si son miserables. En el país este porcentaje se incrementó al pasar de 40.0 (2016), a 41.1 por ciento para el cuarto trimestre de 2017. 

En la Ciudad de México el crecimiento es mayor, ya que en 2005 era de 20.7 y para 2017 la cifra fue de 37.9 por ciento. De hecho, en 20 de 32 entidades del país aumentó el porcentaje de población que no puede adquirir la canasta alimentaria con su ingreso laboral entre ellos destaca la Ciudad de México, ver gráfica. Datos del Consejo Nacional para la Evaluación de la Pobreza (Coneval).

Ver gráfica aquí

En el período analizado (2005-2017), es muy relevante el crecimiento que ha tenido la pobreza laboral en los estados de: Morelos, Nuevo León, Oaxaca y Guerrero. Situación que se ilustra claramente en la gráfica.

Coneval publica trimestralmente las variables relacionadas con el Índice de Tendencia Laboral de la Pobreza (ITLP), esta información permite observar la evolución del poder adquisitivo del ingreso laboral de los hogares y, con base en éste, analizar si aumenta o disminuye el porcentaje de la población cuyos ingresos laborales son insuficientes para adquirir la canasta alimentaria.

De acuerdo al último informe que corresponde al cuarto trimestre de 2017, creció 4.6 por ciento la población del país que no tiene un ingreso laboral suficiente para comprar la canasta alimentaria, situación que no se veía desde 2014. El ingreso laboral deflactado por el índice de precios de la canasta alimentaria pasó de 1 mil 567.85 a 1 mil 492.61 pesos.

Esto implica necesariamente mayor pobreza femenina, porque aunque las cifras de Coneval no están desagregadas por sexo (desafortunadamente), partimos de la premisa de que son ellas las de los salarios más bajos, lo que se demuestra con las cifras de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo que elabora el Inegi.

Esta tendencia se observa tanto en zonas rurales como urbanas; no obstante, el aumento anual del ITLP es más pronunciado en las zonas urbanas y la caída trimestral es más pronunciada en las zonas rurales.  

Ahora bien, el poder adquisitivo del salario entre 2016 y 2017 también disminuyó mucho, es 2.5 por ciento menos.

¿Por qué está sucediendo esto? El propio Coneval reconoce que “la explicación de este aumento en la población con un ingreso laboral inferior a la línea de bienestar mínimo radica principalmente en un aumento del valor de la canasta alimentaria de 9.0 por ciento en zonas urbanas y 8.7 por ciento en zonas rurales en este periodo; así como por una disminución en el ingreso laboral real de 2.5 por ciento anual en este periodo”.

Dicho en otras palabras: crecen los precios pero no crece el salario y el resultado es que día a día y año con año se empobrecen más las mujeres y en general la población que vive de un ingreso fijo.

Desgraciadamente esta dinámica es la que sostiene el famoso “equilibrio macroeconómico”, del que tanto se presume en los discursos oficiales.

Sin embargo cuando los Sindicatos independientes –los que quedan- solicitan aumentos de emergencia a los salarios la respuesta es que éstos son “inflacionarios” (¡Sic!).

Actualmente en las negociaciones de los contratos colectivos de trabajo los incrementos salariales han sido únicamente del 4 al 4.5 por ciento, totalmente insuficientes para enfrentar el proceso inflacionario que está experimentando la economía del país.

Para muestra un dato: en 2012 la inflación (crecimiento de los precios) era de 3.57 por ciento pero para 2017 fue de 6.67, prácticamente el doble y evidentemente los salarios no han tenido esa misma evolución progresiva.

Si observamos el crecimiento de los precios exclusivamente en los alimentos, la situación es todavía más crítica. En el lapso comprendido entre 2012 y 2016, es decir en cuatro años consecutivos, la canasta básica experimentó un crecimiento de sus precios de 20.7 por ciento; específicamente los alimentos 30.1 por ciento de inflación.

Conclusión. Ya se vio que según la información generada por el Coneval el salario ni siquiera alcanza para comer. A las mujeres les urge un cambio de política económica y salarial.

Pobreza de las mujeres y su crecimiento medida por el ingreso laboral y los precios de la canasta básica, según información generada por el Coneval. Situación de esta pobreza a nivel estatal, urbano y rural.

* Economista especializada en temas de género

twitter @ramonaponce

18/CPM/LGL

 








NACIONAL
LABORAL
   Más del 60 por ciento tiene trabajos precarios
Inflación impacta en economía de mujeres
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Sonia Gerth
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 12/01/2018

La liberación del precio del gas en 2017 y la constante devaluación del peso frente al dólar estadounidense fueron las principales razones para que el año pasado cerrara con una inflación de 6.77 por ciento, la mayor puntuación en 17 años.

Este desarrollo económico tiene graves efectos para las mujeres en el país. El último reporte sobre pobreza del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), indicó que en 2016, 53.4 millones de mexicanas y mexicanos, o 43.6 por ciento, vivían en condiciones de pobreza.

En comunidades indígenas, y en zonas rurales, las tasas de pobreza eran las más altas. En general, las mujeres, representaban 44 por ciento de las afectadas. Pero aún para las mujeres que no caen en esta categoría, el aumento de los precios en servicios y productos es un grave problema.

“Más del 60 por ciento de las mujeres que trabajan están en la precariedad”, explicó Maria Luisa González Marín, experta en economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). El aumento de los precios les pega más duro, porque las familias más pobres gastan un porcentaje alto de sus ingresos en alimentación. Cifras de organismos internacionales sustentan esa posición.

México tiene una muy alta tasa de empleos informales, y las personas que laboran dentro de este sector tienen menos acceso al seguro social y las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de trabajar informalmente. En palabras de la OCDE, según su último informe sobre el país en 2017, “la elevada informalidad está estrechamente relacionada con la pobreza y las desigualdades de género”.

Hay mucho menos mujeres que forman parte del mercado laboral, solamente son 44 por ciento, comparado con 78 por ciento de los hombres, según la OCDE. Como resultado de esto, y también las diferencias salariales que aún existen, el Foro Económico Global constató que en 2017, las mexicanas ganaron un promedio de 12 mil dólares al año (228 mil 441 pesos): tan sólo la mitad que los hombres.

Por esta razón el incremento de los precios de la tortilla, de los huevos, y del gas, preocuparía más a las mujeres. Ellas tienen menos acceso a la propiedad, a cuentas de ahorro, y a créditos.

“Las mujeres no tienen ahorros para solventar un aumento tan grande en alimentos. Van a tener que bajar de calidad, o buscar otra forma de mantener a su familia, por ejemplo vendiendo comida, tejidos, o ropa, lo que implica tener una triple jornada laboral,” estimó Maria Luisa González Marín.

Esta semana, dos colegas suyas del Instituto de Investigaciones Económicas reportaron que una persona que percibe un salario mínimo debía trabajar 24 horas y 31 minutos al día para adquirir la canasta básica, mientras que al inicio del sexenio de Peña Nieto, se necesitaban 21 horas y 13 minutos.

Y esta cifra podría empeorar, ya que el precio del gas sigue siendo volátil, y las y los economistas ven como un riesgo al valor del peso las renovadas negociaciones sobre el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá.

Aunque expertas y expertos estiman que la tasa de inflación volverá a bajar este año, eso no será el caso para la canasta básica, porque México es altamente dependiente de productos importados como el maíz, frijol, y arroz, dijo González Marín, quien advirtió que “eso va ocasionar una miseria mayor.”

18/SG/LGL








MONEDERO
POBLACIÓN Y DESARROLLO
   Monedero
Desafíos del año que inicia: ¡Feliz Año Nuevo!
Especial
Por: Carmen R. Ponce Meléndez*
Cimacnoticias | Ciudad de México .- 03/01/2018

Inicia un nuevo año que se emprende con gran entusiasmo y enormes retos para las mujeres, retos que si se superan pueden representar un crecimiento sustantivo, en el ámbito de los derechos de las mujeres y en general para todo el país. Ya sea de índole económico o político, por mencionar algunos.

El día 1 del 2018 el periódico Reforma publica los resultados de una encuesta muy significativos: 44 por ciento de las familias mexicanas opinan que este año su economía  o su ingreso será menor al obtenido en 2017, sólo un tercio (33 por ciento) espera un ingreso mayor y 19 por ciento igual.

No obstante en la esfera política hay renovadas esperanzas en las elecciones de este año, ya que más de la mitad de las personas encuestadas (56 por ciento) piensan que el nuevo presidente hará un mejor trabajo que el actual. Para el caso de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México la opinión es que será de la coalición que encabeza Morena.

En el transcurso de este primer semestre ya se verá qué partido o qué candidato incluye el tema de género y de diversidad sexual en su plataforma política, así como el de los Derechos Humanos. Pero después lo más importante será vigilar que las “promesas” se cumplan, construir la transformación tan necesaria del país; algo que no será sólo tarea del sexenio que inicia en este año, sino de varios, pero que se debe empezarse ya.

Un país muy lastimado por el incremento terrible de la violencia contra las mujeres y de la inseguridad y un clima económico muy deteriorado, con desafíos presentes y futuros. Una pobreza creciente y desde luego la enorme desigualdad que caracteriza al México de hoy.

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) indican que entre 2007 y 2016 han sido asesinadas 22 mil 482  mujeres, son casos de feminicidio protegidos por la impunidad. Citando a Rita Segato: “México se Juarizó en términos de la violencia contra las mujeres, cuerpo de Mujer: peligro de muerte” (La escritura del cuerpo de Rita Laura Segato).

En lo económico se convirtió en un país maquilador (también se Juarizó), con todo lo que ello implica, entre otros aspectos muy importantes los salarios más bajos de América Latina y de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Este organismo internacional publicó en diciembre del año pasado un documento titulado: “Hacia un México Más Fuerte e Influyente. Avances y Desafíos de las Reformas”, con los siguientes señalamientos:

“El país tiene la tasa de homicidios más alta de la OCDE, y tan sólo el 46 por ciento de las personas se sienten seguras de caminar solas por la noche, muy inferior al promedio de la OCDE, de 68 por ciento”. Esa inseguridad afecta y ha afectado más a las mujeres.

“La corrupción sigue siendo un problema mayor: más del 60 por ciento de las personas cree que la corrupción gubernamental es generalizada. El mayor foco rojo en México, indica el estudio es la pobreza, pues es dos veces mayor que el promedio de los países de la OCDE. En cinco años, los pobres aumentaron en Chiapas, Oaxaca, Veracruz, Morelos y el Estado de México”. También este grave problema afecta más a las mujeres

“Y, para reflejar la desigualdad en el país, ilustra: en Nuevo León, la proporción de la población que vive con menos del 50 por ciento del ingreso medio es del 6.8 por ciento, mientras que en Chiapas es el 50 por ciento”.

La inflación es una nueva realidad respecto a 2017 y la depreciación del dólar de nuevo amenaza con crecer y convertirse en un factor de mayor inflación. Según datos del Inegi y para diciembre, la inflación anual es de 6.63. El dólar tiene  un precio de 19.68 pesos (periódico El Economista, 1 de enero, 2018), pero en diciembre llegó a costar veinte pesos.

Su precio disminuyo gracias a la intervención de Banco de México (Banxico), que subasto 500 millones de dólares; por cierto subastas que tanto enriquecen a los especuladores de la economía, pero disminuyen las reservas del país.

Aunque parezca increíble hace menos de veinte años (2010), el precio de esta divisa era de 12.39 pesos. Según datos de Banxico –que se ilustran en está gráfica–, el 28 de diciembre de 2016 era de 20.74 pesos y desde 2015 su tendencia es creciente, siempre con efectos en la elevación de los precios, pero no de los salarios.

Hay dos factores internacionales que generan más nubarrones y esta volatilidad del dólar. Uno muy importante es la aprobación de la reforma fiscal de Donald Trump y la otra, también proveniente de este “Presidente y su política”, las dificultades para renovar el Tratado de Libre Comercio (TLC), que por cierto nunca ha tenido los enormes “beneficios” para la población del país.

El grave riesgo es que México termine aceptando todas y cada una de las humillantes e inconvenientes condiciones que pretende imponer Estados Unidos, hipotecando el futuro de varias generaciones.

Por lo que concierne a la dichosa “reforma fiscal”, ésta permite, a partir de este año, bajar la tasa de impuesto a los corporativos del 35 al 21  por ciento. Es muy atractiva para las multinacionales pero no para la clase media o los pobres de Estados Unidos.

Permite una mayor concentración del ingreso porque al reducirse la disponibilidad de recursos fiscales para el Estado también disminuyen los programas sociales. El “supuesto”  argumento de Trump y su equipo es que favorece mayores inversiones  de las empresas al no pagar impuestos.

Sin embargo, el “club de ricos” de aquel país ya le advirtieron que esos recursos que no pagarán en impuestos los convertirán en ahorros y no en inversión. Esto más el crecimiento del déficit público pueden generar un menor crecimiento de la economía de ese país y por lo consiguiente también de la nuestra, por los altos niveles de dependencia que existen.

Obviamente aquí los Sindicatos patronales como la Coparmex y otras más rápidamente lanzaron sus propuestas de reforma fiscal, en el mismo tenor que la reforma de Estados Unidos: menos impuestos a las empresas (reduciendo el ISR) y generalización del impuesto al consumo (IVA). Su argumento, ser competitivos para atraer la inversión extranjera, el mismo que se utiliza para mantener los salarios miserables.

Y con esto lo que se lograría es que la economía del país se siga yendo a pique como hasta ahora, en beneficio del 10 por ciento de la población, los dueños de México.

Por supuesto  que existe la posibilidad de que las inversiones se queden allá y se genere un flujo de capitales financieros, con lo cual se fortalece el dólar y se afecta al peso mexicano. Pero en realidad basta que las empresas extranjeras (inversión extranjera directa) cambien su domicilio fiscal para que paguen menos impuestos.

Significaría un menor ingreso fiscal para la Secretaría de Hacienda y muy probablemente menos recursos para el gasto social. Pero sin duda sería un daño menor al que se lograría con una reforma fiscal como la que se está cocinando en los medios empresariales mexicanos y también en algunos círculos gubernamentales, de este sexenio y del próximo. Claro, si es que gana su candidato. 

Finalmente, los factores que están disparando la violencia contra las mujeres, además del de la rampante impunidad, son varios. Citando a la teórica feminista mexicana Marcela Lagarde, el enojo machista tiene que ver con el avance social de las mujeres: en el mercado de trabajo, en política, en los marcos jurídicos, el presupuesto para la equidad de género. Todo en conjunto genera una resonancia fuerte de ira que no tiene contención y se vuelca en las mujeres y se socializa en los medios masivos de comunicación.

*Economista especializada en temas de género

twitter @ramonaponce

18/CPM








ESTADOS
DERECHOS HUMANOS
   Se dejarán de hacer obras y salud y alimentación se verán afectadas
Fondo para combatir extrema pobreza en Chiapas se va a la reconstrucción
La señora Luz García López y su esposo el señor Alfonso Rodríguez Clemente en los escombros de su casa. Elementos de la Marina trabajan en el derrumbe de 170 casas afectadas por el sismo del pasado jueves 7 de septiembre en el ejido Lázaro Cárdenas del municipio de Cintalapa en el estado de Chiapas. La ayuda que ha llegado a las más de 400 familias afectadas consiste únicamente en una pequeña despensa del DIF Estatal |Moyses Zúñiga Santiago
Por: Ángeles Mariscal
Cimacnoticias/ChiapasParalelo | Cintalapa, Chis .- 29/09/2017

Unos 350 millones de pesos que estaban destinados a beneficiar directamente a población en pobreza extrema de localidades con alto o muy alto nivel de rezago social, serán destinados a las labores de construcción y reparación de viviendas.

El gobierno federal congeló a 97 ayuntamientos de Chiapas, las cuentas del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS), para garantizar que los alcaldes canalicen los recursos a la reconstrucción de viviendas dañadas por el sismo del 7 de septiembre.

Con esta determinación se dejarán de hacer obras para el saneamiento y potabilización de agua, construcción de drenajes, mejoramiento a la alimentación y la salud, entre otras acciones programadas para combatir el rezago social y la pobreza que afecta a prácticamente 8 de cada 10 personas en Chiapas.

La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) había anunciado a los pocos días de sucedido el sismo, que para abonar a la reconstrucción se iban a suspender “obras no prioritarias” a fin de canalizar el dinero de estas obras a la reparación de los daños por el sismo.

Posteriormente se determinó que los tres niveles de gobierno deberán aportar a la bolsa para la reconstrucción, y en el caso de los ayuntamientos de Chiapas, el único recurso disponible es el que proviene del fondo para el combate a la pobreza.

El secretario de Infraestaructura de Chiapas, Jorge Betancour, explicó en entrevista que este fondo de combate a la pobreza se iba a usar para la construcción o reconstrucción de viviendas dañadas por el sismo, y para garantizar que los ayuntamientos no usaran el dinero para un fin distinto, las cuentas bancarias con este recurso ya se habían congelado.

Posteriormente la Sedesol dio a conocer a través de un comunicado que realiza los trámites administrativos para que los ayuntamientos destinen 350 millones de pesos de este fondo para iniciar la etapa de reconstrucción.

Extraoficialmente funcionarios estatales especialistas en áreas de planeación y desarrollo, cuestionaron esta medida, porque dijeron que las obras que se realizan con el Fondo para combatir la extrema pobreza son prioritarias, y el gobierno federal y estatal deben buscar los recursos de otras partidas que no afecten las acciones de combate a la pobreza.

MÁS DE 4 MIL MDP EL COSTO DE LA RECONSTRUCCIÓN

Jorge Betancour, secretario de Infraestructura, adelantó que el cálculo estimado para la reconstrucción en Chiapas oscila entre los 4 mil y 5 mil millones de pesos.

Explicó que 1 mil 500 millones serían para la reparación de caminos, puentes, edificios públicos, inmuebles con valor cultural y daños a la infraestructura en salud.

Y en el caso de los daños a viviendas, detalló que aún se están verificando así como los costos y los recursos que, en su opinión, serían superiores a los 2 mil 500 millones de pesos.

Sobre este punto, mientras la Sedesol ya cerró su balance de daños y dijo que son 58 mil 635 viviendas, 5 mil 495 con daño total, ayer durante la reunión de evaluación de daños que presidió Enrique Peña Nieto, la titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles Berlanga, dio cifras distintas.

La funcionaria señaló que sólo en el caso de daños totales a viviendas había más de 18 mil casos, y que esta cifra se ha incrementado en el transcurso de los días, con las réplicas que se han presentado.

En tanto, por parte de la población sigue habiendo incertidumbre sobre qué tipo de daño presentan sus viviendas, e incluso hay casos donde aseguran que no fueron considerados en el censo de daños.

17/AM/LGL








MONEDERO
   MONEDERO
NO al Muro de Trump y fin del TLCAN
Especial
Por: Carmen R. Ponce Meléndez*
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 31/01/2017

Según datos de Inegi, más de la cuarta parte (27.26 por ciento) de las exportaciones automotrices que realiza México tienen como destino Estados Unidos, y han tenido una caída de 0.8 por ciento. Al resto del mundo únicamente se exporta el 4.64 por ciento, su crecimiento ha sido del 2.6 por ciento (datos de enero-diciembre de 2016).
 
Las importaciones de vehículos terrestres y autopartes que realiza México crecieron 18.5 veces o mil 752 por ciento en el periodo que lleva en vigor el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en tanto que las exportaciones aumentaron 12 veces o mil 119 por ciento, indican estadísticas del Banco de México (Banxico) sobre comercio exterior.
 
VER GRÁFICA AQUÍ
 
En el país la “joya de la corona” del modelo exportador de los últimos treinta años es la industria automotriz, pero el principal valor agregado que tiene es la mano de obra a precios muy competitivos (salarios muy bajos).
 
Ya se reunió Donald Trump con las principales empresas de esta industria (en Estados Unidos) para convencerlos “amablemente” de que ya no inviertan en México, sino en su país, que para él es “América”, mientras el resto del mundo, sobre todo Latinoamérica, somos poco menos que un estorbo.  Los empresarios aparentemente aceptaron, por la sencilla razón de que están en deuda con su Gobierno, que los salvó -con importantes subsidios- durante la crisis económica-financiera del 2008.
 
TRUMP,  FÁBRICA DE ENEMIGOS
 
En la gráfica anterior se ilustra la evolución de los empleos en el lapso 2002-2016, así como los efectos que tuvo esa crisis sobre ellos, para el caso de México. En 2008 tuvieron una caída  de 10.4 y para 2009 17.0 por ciento. Pero es notorio el incremento en los empleos, de 1.8 de crecimiento en 2003, pasó a 17.0 por ciento en noviembre de 2016. Datos de Inegi.
 
En Estados Unidos, esa crisis causó mayores estragos en los empleos y, justamente, esos norteamericanos que sufrieron en mayor medida el desempleo y la pobreza son los que ahora votaron por el fascista Donald Trump. Paradójicamente, él y su grupo económico fueron los causantes y beneficiados por lo sucedido en esa crisis financiera.
 
Esa población no fue desplazada de sus empleos ni empobrecida por los trabajadores y trabajadoras migrantes mexicanos, centroamericanos y  asiáticos, pero nada mejor que inventar  un “enemigo”… buenos dos: la migración y los tratados de libre comercio. Por cierto, tratados que también han empobrecido a buena parte de la población mexicana. Así es de que perder, perder con el fin del TLCAN  pues… tampoco, y mucho menos aceptar tantas humillaciones.
 
PROMOTOR DE LA POBREZA
 
Lo que seguramente sí empobrecerá más a todo Estados Unidos –mujeres en especial- son las nuevas políticas que su presidente quiere imponer. Para empezar, terminar con el Obama Care, o prescindir de la valiosa aportación que hacen a su economía los hombres y mujeres que emigraron a ese país y que provienen de México (cerca de 6 millones del total de migrantes).
 
Y ni se diga del impuesto que quiere Trump aplicar a todas las importaciones mexicanas. Un arancel del 20 por ciento, además de encarecer los productos para los y las consumidoras, de facto rompen con los acuerdos del TLCAN y la Organización Mundial de Comercio (OMC). Supuestamente con este impuesto se va a financiar la construcción del muro que, según cálculos del propio Congreso de Estados Unidos, tendrá un costo de entre 12 y 15 mil millones de dólares. Tirados a la basura, porque ese muro no va a detener la migración, pero aceptarlo implica una humillación discriminatoria. Es indignante.
 
SELVA SIN TARZÁN
 
Desde ya, México tiene que recurrir a las instancias internacionales, con herramientas políticas y jurídicas, no estamos en la selva con Tarzán.
 
Prácticamente les ha declarado la guerra, perdón corrijo, nos ha declarado la guerra con su absurda propuesta de la construcción de un muro fronterizo  o la “negociación” de un tratado comercial bilateral, que Canadá ya aceptó, prácticamente. Ahí el trato es diferente, son mucho más semejantes a la población “Wasp” que Trump y su equipo representa, o dicen representar.
 
El término WASP (White, Anglo-Saxon and Protest) se utiliza para denominar a la población blanca, anglosajona y protestante. Está asociado a estadounidenses blancos que rechazan  la influencia de cualquier etnianacionalidad o cultura ajena a la suya. Excluye católicos, negros, judíos, latinos, asiáticos y amerindios. Se ha sembrado la semilla del racismo, la discriminación y la xenofobia.
 
Tiene razón el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA) cuando afirma que la construcción de ese muro -y su aceptación- no es únicamente para México y los mexicanos o mexicanas, sino para todo latinoamericano y latinoamericana. Traerá graves consecuencias para las mujeres y las familias. Es indispensable que, de verdad, se dé un acercamiento y protección de México para toda esa población migrante. No es suficiente reforzar con mayor presupuesto a los Consulados de México en aquel país.
 
También corren un grave riesgo los 800 mil jóvenes (hombres y mujeres) del programa de “dreamers” que actualmente los protege el programa DACA (en inglés, deferred Action for Chilhood Arrivals). Un programa que les permite vivir y trabajar legalmente, pero que depende de una decisión presidencial, prácticamente.
 
Atinadamente, Gustavo Gordillo (la Jornada, 28-ene- 2017) afirma que Trump con su muro quiere cobrar peaje por las utilidades que produce en México esa fuerza laboral migrante, más del 40 por ciento son mujeres. En las protestas que todo esto ha generado se puede leer una pancarta que dice (y dice bien), “ningún ser humano es ilegal”.
 
El viaje al Siglo XVIII o a una guerra mundial va en Jet, Trump y sus tuits van a toda velocidad, y las alertas rojas ya se prendieron en todo el mundo, para empezar en su país al que llama de manera pretenciosa y narcisista “América”, su ignorancia es inmensa, más que su poder.
 
MÉXICO, DÉBIL Y CORRUPTO
 
Los periódicos más importantes de su “América” publicaron importantes editoriales y artículos reprobando y rechazando sus políticas, apoyando a México y rechazando la ridiculez del muro.
 
Eso no representa que para México resulte o vaya a resultar fácil enfrentar esta declaración de guerra y hostigamiento. Por desgracia, los momentos que se viven en el país –política y económicamente- no son precisamente los mejores. Acompañado de un Gobierno débil, inepto y corrupto, con un “aprendiz” de canciller que ya se llevó su primera novatada, y las que le faltan, si lo permite la ciudadanía. También son inaceptables los acuerdos en lo “oscurito”. ¿Significa todo esto que se debe atender el llamado a la
“unidad” en los términos genéricos y abstractos en que se está haciendo?
 
Por supuesto que no. Sí, unidad pero defendiendo el interés común, no los intereses de una élite que ha demostrado su ineptitud y su desprecio por las mujeres y en general por la población, sus decisiones la han empobrecido en forma creciente, por eso emigran.
 
“…la fuerza de trabajo mexicana se ha revelado como una de las más eficientes y productivas en el mundo. Tan eficiente como la canadiense o la japonesa, sólo que con salarios deprimentes”. (La Jornada 28-ene- 17). Eso es lo que hay que defender, luchar por mejores salarios, con derechos laborales y, claro, fortalecer o rehacer el mercado interno.
 
Twitter: @ramonaponce
 
* Economista especializada en temas de género
 
17/CRPM/GGQ
 








MONEDERO
   MONEDERO
Llegaron la carestía y el viernes negro, las más afectadas: las mujeres
Especial
Por: Carmen R. Ponce Meléndez*
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 17/01/2017

Hay un clima de profunda irritación y descontento social en todo el país, que si bien se desencadenó con el famoso “gasolinazo” y la subida de precios –incluyendo la del peso/dólar- en realidad es producto de un acumulado de varios años (no sólo los de este gobierno) de: errores, injusticias, corrupción, violencia, pobreza, desigualdad y represión para toda la población, pero muy en particular para las mujeres.
 
En el norte del país ha habido varias protestas y manifestaciones muy nutridas, para ellos los aumentos de precios han estado acompañados de un crecimiento en la violencia y el narco, así como la fuerte depreciación del peso, que tanto afecta su economía familiar. Además en estas ciudades hay mayor dependencia del automóvil, entre otras razones porque el transporte público es prácticamente inexistente y caro.
 
Los índices de aceptación del Presidente son los más bajos en los últimos 30 años, sólo una de cada diez personas aprueba su gestión. Las respuestas y explicaciones del gobierno y sus funcionarios ante estos problemas -y el propio aumento de los energéticos- o el problemón que representa la llegada de Donald Trump a la Presidencia de los Estados Unidos son un rosario de barbaridades, algunas de humor involuntario y otras (las más) un insulto a la inteligencia de la sociedad.
 
Habría que empezar por la firma del Pacto o Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar que se firmó el lunes 9 de este mes con la participación del Consejo Coordinador Empresarial y el Secretario General de la Confederación de Trabajadores de México (CTM).
 
Del gabinete participaron los secretarios de Hacienda, del Trabajo y el de Economía. Hubo dos grandes ausencias muy importantes: los sindicatos independientes encabezados por la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) y un sindicato empresarial, también importante: Coparmex.
 
El Consejo Coordinador Empresarial hace mucho que no representa a las pequeñas y medianas empresas o son una minoría, aunque en el país son la gran mayoría en la generación  de empleo y las más afectadas por los aumentos en sus costos  que implican estos incrementos en los energéticos y el precio del dólar.
 
Respecto a la CTM ésta ya es una entelequia, la mayoría de sus sindicatos agremiados son “sindicatos fantasma” o de “protección”, que únicamente representan a los patrones y están muy lejos de las necesidades de las y los trabajadores; de ninguna manera se puede decir que con su participación estuvieron representados los y las trabajadores, o como se decía anteriormente “el sector obrero”.
 
Nada que ver con la CTM que participó en los Pactos que se firmaron en los gobiernos de Miguel de la Madrid o aún en el de Carlos Salinas, donde persistía el corporativismo sindical, ahora en franca decadencia, y en proceso de extinción. Por tanto la presencia de la CTM actual en la firma del Pacto del lunes  es meramente decorativa.
 
Y más o menos el mismo problema enfrenta el actual Estado –o lo que queda de éste después de 30 años de neoliberalismo- donde se encargaron de desmantelarlo, sobre todo a partir del gobierno de Miguel de la Madrid. Por lo consiguiente, muchas de las medidas que propone este pacto –para empezar la del control de precios- no son factibles. ¿Cómo y con qué?
 
Importar los productos que se encarezcan como se hizo en otras ocasiones, con los precios que tiene actualmente el dólar, más que una solución implica un problema más.
 
Sin contar con que el descrédito que tiene este gobierno le resta fuerza y credibilidad, tal parece que su único y último recurso es la represión, de ahí la urgencia y el interés de discutir la famosa Ley de Seguridad Interior, que le dará mayores facultades al Ejército.
 
Las razones que esgrimió la Coparmex para no participar en el pacto son varias. Según ellos no es fruto de un amplio y verdadero consenso social. Planteó el cese a los aumentos subsecuentes a las gasolinas, recortes al gasto público, eliminar duplicidad de programas sociales y algo muy interesante: crear un partida presupuestal para refinar petróleo.
 
¿Los asesoró Andrés Manuel López Obrador? porque fue él quien propuso la construcción de cinco refinerías en el país en su campaña presidencial. La respuesta que entonces recibió por parte de los “expertos” fue de críticas y burlas: ¿para qué construir refinerías? si salía más barato importar gasolina.
 
Ahora ya quisieran contar aunque fuera con una, o por lo menos no haberse comido “la gallina de los huevos de oro” en corrupción, en lugar de invertir en refinerías, minimamente  en las existentes. Aclaro que eso de la “gallina de los huevos de oro” lo dijo el propio Presidente, en una de sus atinadas declaraciones (¡gulp!).  
 
Pedirles a los empresarios que absorban los costos de los incrementos (incluyendo la depreciación del peso), sin aumentar precios de los productos tiene  un efecto muy negativo. Ahorran despidiendo personal y en esos casos las que encabezan las listas de despidos son las mujeres.
 
De acuerdo a las expectativas de los expertos consultados por Banco de México,  en 2017 se espera un desempleo de 4.0 y 4.22 por ciento, superior a la de 2016, con una generación de empleos formales de 6.3 por ciento menos a la del año anterior. 
 
Con el agravante de que las cifras de desempleo que sigue publicando el Inegi están más que maquilladas, particularmente las relativas al desempleo femenino.
 
Por su parte los Sindicatos independientes encabezados por la UNT  pusieron como condición para participar en la firma del citado pacto la cancelación de los subsecuentes aumentos en la gasolina y un aumento de emergencia del salario, ambas cosas les fueron negadas y no firmaron. 
 
Están proponiendo una marcha para el próximo 31 de enero, un paro general y la publicación de un pronunciamiento que firman diversas organizaciones obreras y campesinas, donde se señala entre otros aspectos:
 
“Al incremento en los combustibles anunciado por el gobierno el 27 de diciembre del año pasado, es previsible que seguirán otras medidas desafortunadas que en su conjunto tendrán un alto costo social, como ya hemos vivido en otros momentos de nuestra historia reciente: mayor desempleo, pérdida del poder adquisitivo del salario, ajustes del gasto público en los renglones que afectan la calidad de vida de la mayoría de los mexicanos, y en general una caída del crecimiento que afectará en particular a las pequeñas y medianas empresas. El modelo de desarrollo seguido hasta ahora está mostrando signos de agotamiento, lo peor de la crisis aún está por venir si no actuamos para cambiar las políticas económicas instrumentadas hasta ahora”.
 
El resultado es que crecerá más la pobreza, como bien lo señala este documento y esto conlleva a que más jóvenes se incorporen al narco, ya sea como sicarios o como “halcones”, prácticamente es su única “ventana de oportunidades”, especialmente ahora con la llegada del viernes negro, como acertadamente se le llama  a la toma de posesión de Trump.
 
VER GRÁFICA AQUÍ
 
Mayor pobreza femenina Como bien se ilustra en la gráfica, en los últimos 11 años (2005-2016), el número de trabajadores y trabajadoras con un salario mínimo creció considerablemente, sobre todo las mujeres, cuya participación pasó de 11.9 a 16.4 por ciento (datos de Enoe-Inegi). Esos son el tipo de empleos que se han creado recientemente (y se seguirán creando),  de los que tanto presume el Presidente.
 
Todo este panorama se complica considerablemente con la llegada de Trump –fascista y pendenciero-, sus “ofertas” para nuestro país y sus humillaciones además de ser muy costosas (social, económica y políticamente), ameritan una respuesta digna -del gobierno y de la sociedad civil- y no colaboracionista, como lo es el nombramiento de Luis Videgaray de Canciller. Habría que aprender de Canadá y su primer ministro, también hizo cambios importantes en su gabinete, ante tremendo acontecimiento, pero reforzándolo, no debilitándolo como aquí.
 
* Economista especializada en temas de género twitter @ramonaponce
 
17/CRPM/LGL








NACIONAL
   Inicia XIII Conferencia Regional sobre la Mujer
Mexicanas, entre las más pobres de 18 países de AL: Cepal
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Gema Villela Valenzuela
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 25/10/2016

Las mexicanas se encuentran entre las más pobres de 18 países de América Latina y el Caribe, ya que de 2005 al 2014 la pobreza se incrementó al pasar de 35.5 por ciento a 41.2 por ciento respectivamente, reveló el documento “Autonomía de las mujeres e igualdad en la agenda de desarrollo sostenible”, presentado durante la XIII Conferencia Regional sobre la Mujer de la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal).
 
Durante la inauguración de la XIII Conferencia Regional sobre la Mujer en Montevideo, Uruguay, la cual reúne a representantes de 20 países, sociedad civil y de las Naciones Unidas para trabajar sobre la agenda 2030 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la secretaria general de la Cepal, Alicia Bárcena Ibarra, sostuvo que las mujeres son las más pobres de los países de América Latina.
 
En el documento  “Autonomía de las mujeres e igualdad en la agenda de desarrollo sostenible”, México aparece entre los países con altos índices de pobreza que no pudieron disminuirla, lejos de ello se incrementó.
 
El documento también contempla un análisis del tiempo dedicado al trabajo remunerado y no remunerado en México, y destaca que durante 2014 las mujeres de entre 20 a 59 años de edad dedicaron 59.9 horas semanales al trabajo no remunerado (cuidado de otros y labores domésticas) mientras que los hombres dedicaron19.9 horas semanales a la misma actividad.
 
En el trabajo remunerado cambia la situación ya que los hombres dedicaron un total de 52.8 horas semanales en el 2014 a este trabajo y las mujeres 24.8 horas semanales, lo que significa que  persisten desigualdades de oportunidades en el ámbito laboral por motivos de género y una división del trabajo no remunerado por el mismo motivo, agrega el documento.  
 
El informe aborda la situación de 18 países de América Latina y el Caribe y advierte que una de cada tres mujeres en la región no tiene ingresos propios, y en aquellos países donde se han mejorado las políticas públicas que promueven la inclusión de las mujeres en el ámbito laboral, como el caso de Argentina, hay un “estancamiento” como resultado del “techo de cristal” (que son las limitantes sociales y políticas para el avance de las mujeres).
 
La Cepal informó que en estos países latinoamericanos, 28.9 por ciento de las mujeres no tiene ingresos propios, mientras que los hombres sin ingresos propios representan un 12.5 por ciento de su población.
 
La secretaria general de la Cepal, Alicia Bárcena Ibarra dijo que las mujeres que estudian una carrera y no encuentran trabajo remunerado, se regresan a sus hogares a dedicarse a labores
domésticas no remuneradas.
 
Lo anterior, agregó, se refleja en la población de jóvenes de 15 a 29 años de edad que no estudian, ni trabajan y que representan 21.9 por ciento de la población en América Latina y El Caribe, de ellos 51 por ciento son mujeres.
 
En cuanto a salarios y ganancias indicó que existe una brecha salarial entre hombres y mujeres de 16.1 por ciento, por lo que los gobiernos deben implementar programas y políticas laborales que reduzcan la discriminación y desigualdad por motivos de género.
 
Por último indicó que los derechos que se buscan garantizar en la construcción de la agenda para lograr la igualdad y autonomía de las mujeres son: a una vida libre de violencia y discriminación; sexuales y reproductivos; así como los civiles, políticos, económicos y socioculturales.
 
A 40 años de la celebración de esta conferencia, este año se centrará en la igualdad de género, la autonomía de las mujeres y el desarrollo sostenible, temas que trabajarán los días 26, 27 y 28 de octubre.
 
16/GVV/LGL








MONEDERO
POBLACIÓN Y DESARROLLO
   MONEDERO
Paquete Económico que lesiona el bienestar de las familias
Especial
Por: Carmen R. Ponce Meléndez*
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 20/09/2016

El pasado jueves 8 el nuevo Secretario de Hacienda, José Antonio Meade, presentó al Congreso de la Unión el paquete económico 2017 que comprende: los Criterios Generales de Política Económica, el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) y la Ley de Ingresos.  Esos documentos deberán ser discutidos, analizados y finalmente aprobados por el Congreso a más tardar el 15 de noviembre del año en curso.
 
El PPEF contempla un gasto por 4,804 mmp, 6.2 por ciento menos al de 2016; implica un alto recorte en el gasto público del orden de 239 mil 700 millones de pesos, los sindicatos empresariales pedían un recorte de 300 mil millones. 
 
Este gasto público representa 23.7 por ciento del PIB, en tanto que los ingresos presupuestales 21.2 por ciento. La inversión física  -generadora de empleos- disminuye considerablemente, pasó de representar  3.8 por ciento del PIB a tan sólo 2.7 por ciento.
 
De acuerdo a la gráfica existen reducciones importantes en el gasto social del orden de 28.2 por ciento, sumando educación, salud y desarrollo social. Llama la atención el recorte en Turismo, pues éste contribuye con más del 8 por ciento al PIB, es fuente de divisas.

VER GRÁFICA AQUÍ

Aunque el porcentaje de reducción en Pemex no se ve alto (20.7), representa 100 mil millones de pesos menos, con una producción petrolera 9.6 por ciento menor a la 2016. Significan menos divisas y mayor déficit en las balanzas comercial y de pagos, los ingresos petroleros disminuyen 15.0 por ciento, y por tanto los ingresos presupuestales.
 
El marco macroeconómico para 2017 es de 2.0 a 3.0 de crecimiento en el PIB, una inflación del 3 por ciento; un precio del barril de petróleo de 42 dólares por barril y un precio del dólar de 18.20 pesos. Hay que considerar que en esta administración el peso se ha depreciado 40.0 por ciento.
 
Se afecta el bienestar de las familias mexicanas
 
En la presentación de este Paquete Económico tanto el Secretario de Hacienda como el propio Presidente de la República afirmaron que no se afectaría el bienestar de las familias mexicanas, lo cual es totalmente falso.
 
En primer lugar menor gasto es menor crecimiento económico y menos empleos. Si bien es cierto que el gasto público “perse” no representa crecimiento, la inversión física sí y el gasto social también, porque conlleva redistribución del ingreso.
 
Por ejemplo, esa reducción que se propone en los sueldos de los altos funcionarios aunque no generaría un alto excedente podría destinarse a educación o a salud. Pero sobre todo tendría un buen efecto político porque la mayoría de la gente se siente agraviada con esos altos niveles de desigualdad en los ingresos.
 
El recorte en Educación es de 31.6 mil millones de pesos y en Salud 12.1 mil millones de pesos, eso también afecta el bienestar de las familias mexicanas.
 
Los usuarios de la educación y de la salud pública no son marcianos, son familias mexicanas, en su mayoría pobres. Todas las instituciones de salud pública están en una situación crítica.  Presentan serias deficiencias, y ni que decir de las escuelas. La salud privada en este país en para los ricos y poderosos.
 
La mayoría de los servicios públicos de salud son rebasados por la demanda de la población, no alcanzan a cubrirla, carecen de suficientes medicamentos, personal Médico y enfermeras, camas, instrumental médico. Por mencionar algunas carencias.
 
Y ahora se les reduce el gasto público, que en México apenas alcanza 3 por ciento del PIB. En los países miembros  de la OCDE es del doble.
 
Liberar los precios de la gasolina también afecta a las familias, directamente a la clase media e indirectamente a las pobres, a través de los precios. 
 
Con este recorte al gasto público de 2017 ya son cinco los ajustes,  en total ascienden a 559 mil 11 millones de pesos menos. Por tanto hay una afectación acumulada al bienestar de las familias mexicanas.
 
Pero no conformes con destruir lo poco que queda del Estado de Bienestar – enemigo del neoliberalismo- también pretenden acabar con la poca innovación tecnológica, el desarrollo científico y la educación superior. Todos estos factores también afectan seriamente el bienestar de las familias mexicanas.
 
El recorte del gasto en Conacyt es altísimo, del 23.3 por ciento, incluso se ajusta el gasto de la educación superior.
Seguiremos siendo un país maquilador, sin crecimiento, a pesar de los muchos tratados comerciales, porque el único valor agregado que tienen nuestras exportaciones es la mano de obra barata.
 
En general todo este tipo de medidas afecta a toda la población (hombres, mujeres y niñez), sólo que en el caso de México puede ser catastrófico por los salarios tan miserables y porque existen 55 millones de personas en condición de pobreza.
 
Bueno, todo esto lo tendrán que analizar, discutir y en su caso aprobar los Legisladores. Seguramente estarán a la altura de las circunstancias.
 
Twitter : @ ramonaponce
 
16/CRPM/LGL








INTERNACIONAL
   Realizarán reunión sobre migración con OSC y funcionarios
Pobreza, discriminación social y violencia, orillan a migrar
Por: la Redacción
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 29/08/2016

Más de 500 mil personas cruzan a Estados Unidos anualmente mediante una ruta “plagada de riesgos”, entre ellos múltiples violaciones a los Derechos Humanos y la muerte; aun así, no existen medidas de refugio para esta población vulnerable, indicó un comunicado emitido por la organización Consejería en Proyectos para Refugiados Latinoamericanos (PCS, por sus siglas en ingles).
 
La pobreza, la discriminación social, y el incremento de la violencia en los países de Guatemala, Honduras y El Salvador, también conocidos como el Triángulo Norte de Centroamérica, son las causas principales del desplazamiento masivo de personas en esta zona.
 
Cuando son detenidos, las y los migrantes sufren “tratos crueles, inhumanos y degradantes” en México así como en Estados Unidos, lo que PCS y otras organizaciones internacionales han reconocido y calificado como una crisis de los Derechos Humanos.  
 
“Hoy por hoy existe a nivel regional una ausencia de mecanismos efectivos de refugio que sean capaces de responder al creciente desplazamiento forzado que se está viviendo”, comunicó PCS, previo a la reunión que sostendrá con la organización canadiense Inter Pares y de la Plataforma Internacional contra la Impunidad y varios miembros de la Misión Internacional en Ginebra, desde el 29 de agosto al 2 de septiembre.
 
En dicha reunión, abordarán el tema ante varios organismos internacionales de protección de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU), como el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (OACNUDH), y el Director General de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). 
 
Durante esta visita, el Comité de Naciones Unidas de los Derechos de los Trabajadores Migratorios revisará la protección de los derechos de los trabajadores migrantes en Honduras, cuya población migrante viaja hacia México y Estados Unidos en las condiciones más vulnerables, de acuerdo al Informe Alternativo Ante el Comité Para la Protección de los Derechos de Todos los Trabajadores Migratorios y de sus Familiares.
 
En este informe, varias organizaciones hondureñas—entre las cuales se encuentran la Asociación de Mujeres Intibucanas Renovadas (AMIR); Asociación Feminista Trans (AFeT); Asociación FIAN Honduras; Centro de Derechos de Mujeres (CDM); Movimiento de Mujeres por la Paz “Visitación Padilla”; y otras- critican la legislación migratoria de su país por “abiertas violaciones a los Derechos que la Constitución consagra como elementales para cualquier persona”.
 
Asimismo señalan la carencia de enfoques de protección de los derechos de las poblaciones más vulnerables como el enfoque de género, y limitar la funcionalidad del Fondo de Solidaridad con el Migrante Hondureño, cuya función principal es ayudar a los y las hondureñas en necesidad con “su repatriación voluntaria a Honduras y la de aquellos menores, discapacitados, adultos mayores o personas incapaces, cuya repatriación sea solicitada por los consulados hondureños”.
 
También presentaron la falta de recursos o medidas de auxilio para rescatar a personas hondureñas desaparecidas, detenidas o deportadas, así como los resultados de su investigación sobre las causas profundas de la migración irregular—mayormente incitada por la desigualdad y la falta de oportunidad—y las medidas que se pueden tomar para prevenirla.
 
16/CAR/LGL
 
 
 








Subscribe to RSS - pobreza