investigadoras

INTERNACIONAL
DERECHOS HUMANOS
   Menos de 13 por ciento de wikieditores son mujeres
Convocan a editar Wikipedia para hacer visibles a científicas e investigadoras
Imagen retomada del portal de AmecoPress.
Por: la Redacción
Cimacnoticias/AmecoPress | Madrid, Esp.- 02/02/2017

Un maratón de edición, o “editatona”, consiste en que varias personas se juntan para crear contenido nuevo en la Wikipedia, la enciclopedia libre. En esta ocasión, se realizará en Medialab-Prado con motivo del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, el 11 de febrero, dedicada al tema de las científicas e investigadoras, para hacer visible la ausencia de contenido relacionado con ellas y compartir la necesidad de que eso cambie.
 
La editatona está organizada por  Medialab-Prado, laboratorio ciudadano de producción, investigación y difusión de proyectos culturales, perteneciente al Ayuntamiento de Madrid. Se realizará con la colaboración de usuarias de Wikimujeres (@Wikimujeres_ES) y la Fundación Wikimedia (@Wikimedia), con apoyo de Oxfam Intermón (@OxfamIntermon) y de Cuentíficas (@cuentificasDLAM).  
 
Esta actividad se integra dentro del grupo de trabajo de Wikiesfera-Wikimujeres en el que intentan reducir la brecha de género que existe en Wikipedia, y está coordinado por Patricia Horrillo, iniciadora de la línea de investigación de periodismo ciudadano en Medialab-Prado en 2014.
 
WIKIPEDIA Y BRECHA DE GÉNERO
 
La brecha de género en las profesiones relacionadas con la tecnología es un problema de largo recorrido que aún perdura en nuestras sociedades. Wikipedia, al igual que el resto de proyectos de la Fundación Wikimedia, también lo sufre: menos del 13 por ciento de editores de la enciclopedia libre son mujeres.
 
Algunos de los múltiples factores que se apuntan como causas de la desigualdad de género son una interfaz de edición poco amigable, agresividad en los debates, una atmósfera sexista e incluso misógina, falta de tiempo libre o una escasa interacción social en los proyectos.
Esta exclusión implica consecuencias directas sobre los contenidos: menor cobertura sobre temas y artículos relacionados con mujeres y menor calidad de los mismos y presencia de sesgos intrínsecos.
 
Según una reciente investigación, en Wikipedia en español, el 26.8 por ciento de las palabras en los artículos biográficos de mujeres hacen referencia a condiciones de género o relaciones personales y familiares (mujer, esposa, madre...). Sin embargo, en los artículos de hombres esta circunstancia sólo sucede en un 3.8 por ciento de las palabras.
 
CÓMO PARTICIPAR
 
Para participar en la editatona, las interesadas no tienen que saber nada sobre la temática, pero sí deben llevar su equipo portátil y tener una cuenta de usuaria. El maratón de edición se realizará de 10:00 a 15:00 horas, en Medialab-Prado (Plaza de las Letras. C/ Alameda, Madrid). Para asistir a la actividad es necesario inscribirse en este formulario. Y para aclaraciones, tienen el correo electrónico: periodismociudadano@medialab-prado.es.
 
Las asistentes podrán participar en un taller de introducción a Wikipedia, también analizarán problemas derivados de la brecha de género que se producen en este entorno digital y reflexionarán  acerca de cómo esto afecta a la percepción sobre las figuras de mujeres en la Historia.
 
También se hablará de la importancia de visibilizar a las mujeres en un espacio colaborativo como Wikipedia que es consultado por millones de personas diariamente entre los que se encuentran estudiantes y también periodistas.
 
17/RED/GGQ








NACIONAL
POBLACIÓN Y DESARROLLO
   Implementará políticas públicas para combatir la desigualdad de género
El PUEG se transforma en CIEG
Especial
Por: la Redacción
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 27/12/2016

Después de 25 años, el Programa Universitario de Estudios de Género (PUEG) de la Universidad  Nacional Autónoma de México (UNAM) anunció su transformación en Centro de Investigaciones y Estudios de Género (CIEG), paso que consolida el estatus académico de sus investigaciones.

Esta transformación que era una añeja demanda del Consejo de Trabajo Académico y de las feministas que integraron el PUEG fue aprobada el pasado 15 de diciembre en la última sesión del Consejo Universitario que se realizó en la Antigua Escuela de Medicina de la UNAM.

Con la evolución del PUEG a Centro, se realizaran de manera constante y continua investigaciones sin depender “de la voluntad y el interés individual o colectivo, o de coyunturas especiales” indicó en la sesión, la actual directora del PUEG, Ana Buquet, ya que anteriormente el programa sólo se vinculaba, en ciertos periodos, a las investigadoras para generar trabajos académicos.

La historia del PUEG se remonta a 1992 cuando las académicas feministas mexicanas propusieron un mecanismo universitario para hacer investigación ante los cambios ocurridos en el país desde los años 70.

Desde entonces, el Programa Universitario estuvo dirigido por la feminista y filósofa mexicana Graciela Hierro, quien comenzó a hacer vínculos con investigadoras de otros países y comprometió al Estado a crear espacios y generar recursos para formar los Institutos de las Mujeres en el país.

Para el año 2004, con la llegada de la directora Marisa Belausteguigoitia Rius, el PUEG comenzó a impartir posgrados, talleres de análisis críticos en estudios de género para sensibilizar el sistema educativo y militar, y trabajó en penales con las reclusas desde la perspectiva de género.

Las académicas mexicanas insistieron desde aquel tiempo en transformar el PUEG en un instituto, sin embargo, la máxima Casa de Estudios no contaba con los recursos económicos necesarios para hacerlo. Ahora el Centro de Investigaciones y Estudios de Género (CIEG) tendrá la capacidad de generar mayor número de investigaciones y preparar más académicos especializados en estudios de género.

Respecto al cambio, Ana Buquet resaltó que ante la violencia de género, el aumentó en casos de feminicidio, la desigualdad en la participación política, las desventajas en el mercado laboral, las dificultades en el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos, entre otros problemas “es necesario contar con investigadores especializados para atender cada uno de estos fenómenos”.

Ahora el Centro tendrá de cuatro a 15 investigadores, con esta sólida estructura de académicas, el CIEG buscará implementar acciones directas en el diseño de políticas públicas dirigidas a combatir la desigualdad de género en el país y Latinoamérica.

Esta trasformación también se expone en un contexto a nivel internacional que ha emitido acuerdos y avances en los derechos de las mujeres, por ello el pasado 21 de diciembre la Organización de Naciones Unidas (ONU) Mujeres expresó a través de un comunicado que la creación del Centro era un hecho histórico para las mujeres investigadoras universitarias y feministas del país.

“No es posible el desarrollo de la comunidad académica si no ponemos la igualdad de género en la parte superior de la lista de los desafíos”, indicó la ONU en el comunicado.

El nuevo Centro contará con cinco líneas de trabajo: estudios teóricos y metodológicos; desigualdades contemporáneas; identidades y estudios de la subjetividad; representaciones y prácticas culturales; y género en la ciencia, la tecnología y la investigación.

En los últimos años, el PUEG impulso y fortaleció diversas propuestas con perspectiva de género para la comunidad universitaria.

Creó la Comisión Especial de Equidad de Género del Consejo Universitario, publicó los Lineamientos Generales para la Igualdad de Género, el Acuerdo por el que se Establecen Políticas Institucionales para la Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de Casos de Violencia de Género, así como con el Protocolo para la Atención de Casos de Violencia de Género de la UNAM.

16/HZM/KVR








INTERNACIONAL
POBLACIÓN Y DESARROLLO
   Feministas, vitales para lograr metas de ODS
ONU Mujeres integra su grupo asesor de la Sociedad Civil para AL y el Caribe
Por: la Redacción
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 18/08/2016

ONU Mujeres eligió a siete destacadas feministas, investigadoras, activistas y catedráticas como nuevas integrantes de su Grupo Asesor de Sociedad Civil para América Latina y el Caribe, cuya voz será indispensable para la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).
 
En un comunicado, la directora Regional de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe, Luiza Carvalho, dijo que la perspectiva y la acción del movimiento de mujeres, del movimiento feminista, será indispensable en este proceso en la implementación de estas metas aprobadas por los países de Naciones Unidas en septiembre de 2015.
 
Los Grupos Asesores de la Sociedad Civil de ONU Mujeres son cuerpos establecidos a nivel global, regional y nacional para facilitar las consultas efectivas, continuas y estructuradas entre la sociedad civil y ONU Mujeres, y brindan asesoría estratégica al organismo internacional.
 
Carvalho dijo que esta integración contribuirá a fortalecer el diálogo que mantiene ONU Mujeres con la sociedad civil latinoamericana y caribeña, “en este momento crucial para preservar y avanzar los derechos de las mujeres y las niñas de la región, principalmente cuando nos abocamos a implementar los Objetivos de Desarrollo Sostenible y a asegurarnos de que integren una robusta perspectiva de género”.
 
Las nuevas asesoras que se incorporarán en octubre próximo son la politóloga Line Bareiro, la abogada Denise Dora, la economista Alma Espino, la académica Ana Carcedo, la activista Paola Yáñez, la indígena, ex diputada y ex ministra Otilia Lux de Cotí y la defensora Stephanie Leitch.
 
La politóloga feminista y abogada paraguaya Line Bareiro fue integrante del Comité de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés), es cofundadora del Centro de Documentación y Estudios de la Coordinación de Mujeres del Paraguay, de Decidamos y de la Red contra toda forma de discriminación.
 
Denise Dora es abogada, feminista y activista de Derechos Humanos en Brasil, actualmente es parte del Consejo Directivo de THEMIS - Género y Derecho, y del Fondo de Derechos Humanos de Brasil.
 
Alma Espino es investigadora, economista y docente uruguaya de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración, de la Universidad de la República, integrante del Grupo de Trabajo Latinoamericano sobre Género, Macroeconomía y Economía Internacional, y es conferencista en el Programa Regional de Formación en Género y Políticas Públicas (PRIGEPP-FLACSO).
 
Ana Carcedo es académica, activista feminista, fundadora y presidenta del Centro Feminista de Información y Acción (Cefemina); mientras que Otilia Lux de Cotí es catedrática guatemalteca, integrante del Grupo Gestor del Fondo Indígena de América Latina y el Caribe y fue directora ejecutiva del Foro Internacional de Mujeres Indígenas.
 
Paola Yáñez es activista afroboliviana, coordinadora de la Sub Región Andina de la Red de Mujeres Afrolatinoamericanas, Afrocaribeñas y de la Diáspora; y Stephanie Leitch es fundadora y co-directora de la organización feminista WOMANTRA en Trinidad y Tobago.
 
Las integrantes suplentes para este período son Elena Reynaga, de Argentina; Esther Ramírez, de México; Joyce Hewett, de Jamaica, y Shari García, de Colombia.

16/GMV/GGQ








Subscribe to RSS - investigadoras