En República Dominicana no hay política para orfandad por feminicidio

INTERNACIONAL
   En 2017 se contabilizaron 70 menores de edad en esta situación
   
En República Dominicana no hay política para orfandad por feminicidio
Imagen retomada del blog Mujerquelucha de República Dominicana
Por: Hazel Zamora Mendieta
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 18/08/2017

En República Dominicana durante el primer cuatrimestre de 2017 se registraron 22 casos de feminicidio que dejaron en la orfandad a 18 menores de edad sin que ninguno de ellos reciba apoyo del gobierno estatal porque no existe política pública enfocada a resarcir los daños a estas víctimas secundarias, dice la agrupación Vida Sin Violencia.
 
Esta organización civil contabiliza por medio de registro hemerográfico los casos de feminicidio en el país del caribe, así como los estragos de esta violencia, por lo que también incluye en sus reportes cuántos hijos e hijas de estas víctimas quedan en la orfandad.
 
Para el año de 2016 la organización contó a 70 menores de edad en esta condición, sin embargo, resalta en sus reportes consultados por esta agencia, que a pesar de la existencia de los casos en República Dominicana no se observan esfuerzos del gobierno por crear un programa social o acciones institucionales que los atiendan.
 
La agrupación exhorta en sus reportes al Estado a generar campañas educativas para prevenir la violencia familiar pues han detectado que en la mayoría de los casos las parejas son quienes cometen el delito.
 
De enero a abril de 2017 del total de los asesinatos violentos de mujeres, 16 fueron cometidos dentro del hogar de la víctima por su pareja. Para quien comete el delito de feminicidio en la región la sentencia es de 40 años de prisión.
 
En República Dominicana ya existen acercamientos de la academia para conocer el impacto que tiene un feminicidio en la dinámica de las familias. La doctora Sheila Báez Martínez, del Centro de Estudios de Género del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (CEG-INTEC), realizó de 2007 a 2012 una investigación al respecto en la provincia de Peravia, ubicada en el sur del país.
 
Ahí la especialista entrevistó a cinco familias de víctimas de feminicidio, en ellas sumaban en total 17 menores de edad en orfandad sin que ninguno recibiera por parte de las instituciones dedicadas a la protección de la niñez y juventud algún apoyo económico o estuviera inscrito en un programa social, debido a que el Estado no reconoce que se trata de secundarias de esta violencia, concluye la doctora.
 
Sólo tres menores de edad contaban con una evaluación psicológica realizada por el Ministerio de la Mujer –instancia del Estado que promueve los Derechos Humanos de las mujeres- pero del resto no se conocía cuál era su estado emocional y las afectaciones que tuvo después del asesinato de su madre.
 
La doctora encontró que las abuelas maternas son quienes asumen el cuidado de los menores de edad, en la mayoría de los casos viven en una situación económica precaria porque las adultas mayores no cuentan con un ingreso económico propio.
 
Sin embargo, esto sólo es una aproximación a la problemática, afirma Báez Martínez en su investigación, pues no existen estadísticas oficiales de cuántos hijos e hijas de víctimas de feminicidio hay, en dónde están y en qué condiciones se encuentran.
 
Por ello la organización Vida Sin Violencia realiza el conteo de las víctimas secundarias del feminicidio en República Dominicana, para que el Estado “defina acciones y políticas públicas” enfocadas a este problema, sostienen en su reporte.
 
El contexto es similar en México, hasta ahora no hay un registro oficial que confirme cuántos menores de edad están en orfandad por el feminicidioinstituciones como la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) apenas cuenta 65 casos, una cifra mínima en comparación con las siete mujeres que son asesinadas diariamente en el país según Naciones Unidas.
 
17/HZM