NACIONAL
VIOLENCIA
   Titulares del Ejecutivo sólo destacan asistencialismo a mujeres
Violencia de género, gran ausente del discurso oficial por el 8 de Marzo
CIMACFoto: César Martínez López
Por: la Redacción
Cimacnoticias | México, DF.- 07/03/2016 El 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer, ha sido utilizado por el gobierno en turno para enlistar en sus discursos una serie de acciones, producto de “programas estrella”, la mayoría asistencialistas, en los que el gran ausente ha sido el tema de la violencia de género.
 
En una revisión de esta agencia a los discursos presidenciales a propósito de la efeméride por las gestiones de los panistas Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa, y lo que va del gobierno del priista Enrique Peña Nieto, es común que se refieran a la mujer como “madre de familia” y como “esposa”, a quien se le debe asistir para que ponga un “changarro” o para que esté al cuidado de los demás.
 
Durante el gobierno “del cambio” encabezado por Vicente Fox (2000-2006), los primeros discursos en torno al 8 de Marzo se enfocaron a la creación del Instituto Nacional de las Mujeres y las acciones que llevaba a cabo; no obstante, fue el primero y único que durante sus discursos dedicó unas líneas al feminicidio en Ciudad Juárez, Chihuahua, pero sin reconocerlo como un asunto de las tres instancias de gobierno, sino como un “problema local”.
 
En su primer discurso relativo a la efeméride, Fox sentenciaba: “Un hecho de violencia inadmisible e imperdonable son los asesinatos de las mujeres en Ciudad Juárez, es un acto de barbarie que merece todo nuestro repudio y también toda nuestra atención.

“Exigimos al gobierno local, como corresponde a su responsabilidad constitucional y a su soberanía, que avance en las investigaciones y se castigue severamente a los culpables.

“No obstante que constitucionalmente son de jurisdicción local estos casos, reitero el compromiso de mi gobierno de colaborar, como ya lo hacemos, sin reservas, con las autoridades de Chihuahua, de aportar todo recurso humano y material necesario a fin de que se entreguen resultados, que con toda justicia e indignación reclama la ciudadanía, reclaman los familiares de las ví­ctimas y reclaman las mujeres de México.

“Habrá que regresar la tranquilidad a la sociedad en general y a las mujeres de Ciudad Juárez en particular. Nuestra voluntad de cooperación con el gobierno de Chihuahua ha quedado de manifiesto a través del Instituto Nacional de las Mujeres; a convocatoria de este organismo se instaló la mesa del seguimiento a las investigaciones sobre los asesinatos y otra mesa de diálogo con la sociedad y con las autoridades locales, para revertir juntos el clima de agresión hacia las mujeres”.

Para 2003, tercer año de su gobierno, aún no existía un reconocimiento del problema de la violencia contra las mujeres y Fox continuaba hablando de una problemática ajena, lejana, que ocurría sólo a las mujeres de Juárez.
 
“Como un reconocimiento a las contribuciones de la sociedad civil, hemos creado el fondo Proequidad, para financiar proyectos que favorecen el desarrollo de cuatro temas fundamentales: trabajo doméstico, violencia intrafamiliar, mujeres en el ámbito rural y la terrible problemática de las mujeres en Ciudad Juárez.

“Estamos investigando todas las posibles causas de los crímenes de mujeres, tanto las causas sociales y externas, como cualquier error de procedimiento, negligencia, complicidad o actuación fuera de la ley en el ejercicio de investigación y de procuración de los encargados de revisar estos casos durante estos 10 años a nivel local y en todas las esferas del gobierno. 

“No basta con lamentarnos y decir que esos crímenes ofenden la dignidad humana y lastiman el tejido social. La muerte de esas mujeres debe ser esclarecida. Buscamos a los culpables para aplicarles todo el peso de la ley, trátese de quien se trate. No permitiremos que el cáncer de la impunidad vulnere a la sociedad en Ciudad Juárez, Chihuahua.

“La Fiscalí­a Especial cuenta con 10 agentes del Ministerio Público, 22 agentes federales de investigación, cuenta con peritos en quí­mica, psicología, medicina y fotografía forenses; todos comprometidos y formados en la perspectiva de género. 

“A unas semanas de su instalación, ya tenemos avances preliminares, avances importantes, avances fundamentales. Se cuenta con una base de datos sobre perfiles genéticos, que garantiza la identificación de los restos. Asimismo, se está trabajando en otra acerca de mujeres desaparecidas, con el propósito de depurar las diversas listas y centrar las investigaciones.

“Hago un llamado a la sociedad, particularmente en Ciudad Juárez, para colaborar con la Fiscalía Federal, para acercarle toda la información que ayude a identificar a los culpables. Todas las pistas serán investigadas, todos los indicios valorados. Las familias agraviadas, la sociedad y el gobierno queremos resultados y los tendremos”.
 
En 2005 Fox sentenciaba que su gobierno reconocía “en toda su gravedad la magnitud del problema que representa la violencia en contra de las mujeres. Ésta debe ser enfrentada con toda la fuerza del Estado y la participación y denuncia de la sociedad. En el caso de Ciudad Juárez, mi gobierno ha actuado con firmeza, se ha hecho presente y está actuando. 

“A través de las instancias federales de seguridad pública, de procuración de justicia y de programas de desarrollo social y humano, estamos dando apoyo a las familias de las ví­ctimas y estamos trabajando, junto con las autoridades locales, para lograr un entorno urbano y social que propicie la seguridad que las mujeres merecen”. 
 
Conforme avanzó su administración, Fox apenas dedicaba unas líneas a Ciudad Juárez, al punto que para el último discurso en 2006, ninguna palabra dedicó al tema.

A la par, Fox Quesada se refería a las mujeres como madres solamente, tan fue así que destacaba el programa Arranque Parejo en la Vida para revertir las muertes de las madres, por lo que decía, su programa atendía “a las madres y sus hijos” para que tengan más oportunidad de salir adelante.
 
O cuando se refería al programa Oportunidades, del cual mencionaba, se “entregaban particularmente a las mujeres para que el recurso no se destinara a otras actividades si se daba a los hombres, y porque las mamás son las que prioritariamente reciben el recurso para que sean ellas las que tomen las decisiones de compra y se fortalezca su autoestima y se fomente su participación social”. 

Así ocurrió también con el panista Felipe Calderón, quien durante toda su administración y en cada efeméride por el 8 de Marzo no perdió oportunidad en ensalzar las bondades de su programa estrella, el de Estancias Infantiles para Madres Trabajadoras, que consistía en guarderías atendidas por amas de casa que recibían, de acuerdo con las reglas de operación del programa, un apoyo de hasta 35 mil pesos por parte de la Secretaría de Desarrollo Social para adaptar sus hogares como estancias y cuidar a menores de edad, las cuales podían operar mínimo durante un año.
 
Fue en su sexenio cuando se aprobaron la mayoría de legislaciones sobre violencia contra las mujeres y que fueron motivo de sus discursos por el 8 de Marzo. En 2007 se publicó la Ley
General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, y un año después entró en vigor su reglamento.
 
En 2008 se promulgó la Ley para Prevenir y Sancionar la Trata de Personas y se creó la Fiscalía Especial para Atender los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas, y se crearon 23 observatorios de Violencia Social y de Género en 17 estados de la República.
 
“Para que Oportunidades funcione y tenga éxito, que las becas, el dinero de Oportunidades se entrega solo, exclusivamente a las mamás, a las madres de familia, a las mujeres. Y eso hace que el programa funcione por la enorme responsabilidad de las mujeres.
 
“Que yo creo firmemente en la mujer mexicana, en la mujer que es madre, en la mujer que tiene una dignidad por ello y la tiene por trabajar y la tiene por cuidar, y la tiene por amar, pero la tiene, sobre todo, por ser persona, por ser persona humana con una dignidad”.
 
En el resto del sexenio fue común que las invitadas a la conmemoración, como la presidenta del Inmujeres en turno y alguna funcionaria, también participaran en los discursos destacando lo que la instancia a su cargo había realizado.
 
En el caso del priista Enrique Peña Nieto, destaca por ejemplo la transversalización de la perspectiva de género en el Plan Nacional de Desarrollo para que en todas las dependencias del gobierno, así como en la designación del presupuesto, haya recursos etiquetados y las reformas en el tema de paridad.
 
Sin embargo, en ningún discurso ha dedicado alguna línea al tema de feminicidio, pese a que el Estado de México registró 922 casos de feminicidio durante su gestión como gobernador de esa entidad y que impidieron, cabe recordar, la declaratoria de la Alerta de Violencia de Género.
 
16/LGL/RMB







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com