Feministas nicaragüenses exigen anular proceso contra Gladys Lanza

INTERNACIONAL
FEMINISMO
   Entregan misiva a embajada de Honduras
Feministas nicaragüenses exigen anular proceso contra Gladys Lanza
Foto: Fondo Centroamericano de Mujeres
Por: Nelson Rodríguez, corresponsal
Cimacnoticias | Managua.- 06/02/2015

Organizaciones del movimiento amplio de mujeres de Nicaragua, protestaron frente a la sede de la Embajada de Honduras en esta capital, para exigir que se anule el proceso en contra de la activista Gladys Lanza, coordinadora del movimiento de Mujeres por la Paz Visitación Padilla quien fue declarada “culpable” del delito difamación por un Tribunal.
 
Evelyn Orozco, de la Campaña 28 de Septiembre y una de las participantes del plantón,  dijo que las mujeres de diferentes organizaciones en Nicaragua se organizaron para participar en esta protesta en señal de solidaridad para la activista hondureña pero también para entregar una carta donde exigen se anule el proceso.
 
“Lo que está ocurriendo con Gladys es violatorio a los derechos humanos no sólo de ella sino también de otras mujeres de Honduras, porque lo que ha hecho Gladys es defender los derechos humanos de las mujeres de ese país centroamericano”, reiteró Orozco.
 
“No entendemos como el Estado hondureño sancione y castigue a una mujer que lucha por la prevalencia de los derechos humanos, esto nos parece un actuar ilícito e ilegal en contra de Gladys”, dijo Orozco.
 
Por su parte, Juana Jiménez, del Movimiento Autónomo de Mujeres (MAM) que también participó en la protesta, comentó que se solidarizó porque como feminista defensora de los derechos humanos, le parece injusto que se criminalice a Gladys Lanza por acompañar a una víctima de acoso sexual cuyo agresor es un funcionario público que utiliza su poder e instrumentaliza la justicia para garantizar su impunidad.
 
Cabe recordar que el pasado 28 de enero el Tribunal de Sentencia resolvió la querella (demanda) que en 2011 interpuso Juan Carlos Reyes ex director de la Fundación para el Desarrollo de la Vivienda Social Urbana y Rural (Fundevi), contra la defensora acusándola de “difamación”. 
 
En 2011, Lesbia Pacheco, jefa de Recursos Humanos de Fundevi, se acercó al Movimiento de Mujeres por la Paz en busca de respaldo, pues luego de años de acoso sexual y laboral por parte del entonces gerente de la empresa, Juan Carlos Reyes, había sido despedida.
 
“Las Chonas” (como se conoce a las integrantes de la organización) retomaron el caso y se enfocaron en la defensa de Lesbia. Entre sus movilizaciones hubo un plantón frente a la empresa, en el que se denunció públicamente a Juan Carlos Reyes como “acosador sexual”.
 
Fue entonces que el presunto agresor interpuso la querella contra la defensora por ser la directora de la organización.
 
Las activistas entregaron una carta dirigida al embajador de Honduras, la cual fue recibida por la Ministra y Encargada de Negocios de la embajada hondureña, Sonia Carpio, quien se comprometió a entregársela al diplomático.
 
En la misiva, firmada por 8 organizaciones y redes nicaragüenses, señalan su preocupación de que con esta sentencia se siente un precedente de violencia institucional hacia las defensoras de los derechos humanos de las mujeres de parte del Estado hondureño.
 
“Esta condena emitida por la Sala Uno del Tribunal de Sentencia de Honduras que la declaró culpable por difamación en la denuncia de un funcionario público, conlleva el mensaje que las mujeres no denunciemos la violencia que por los mandatos patriarcales se da hacia nosotras, hacia nuestros cuerpos, hacia nuestras vidas”, indica parte del contenido de la carta.
 
Entre las organizaciones que firmaron la carta se encuentran la Campaña 28 de Septiembre por la despenalización de aborto en América Latina, Colectivo 8 de marzo, Comité de Lucha por los Derechos de las Mujeres (Cladem), Conferencia Feminista Mesoamericana Petateras, Grupo Venancia de Nicaragua, Movimiento Autónomo de Mujeres de Nicaragua, Movimiento Feminista de Nicaragua y Red de Mujeres Contra la Violencia.
 
15/NR/LGL