INTERNACIONAL
VIOLENCIA
   Activistas advierten que se disparará el feminicidio
Avala Nicaragua mediación en casos de violencia
Por: Nelson Rodríguez, corresponsal
Cimacnoticias | Managua.- 26/09/2013

La Asamblea Nacional de Nicaragua aprobó ayer la reforma a la Ley Integral contra la Violencia hacia las Mujeres (Ley 779), por lo que se restituye la mediación en los casos de violencia intrafamiliar, a pesar del rechazo del Movimiento Amplio de Mujeres.

Con 83 votos a favor, tres en contra y una abstención, las y los diputados reformaron el artículo 46 de esa norma y no dieron voz a los argumentos de las defensoras de los derechos femeninos, quienes aseguran que con la modificación legal se dispararán los asesinatos de mujeres.  
 
En conferencia de prensa, el Movimiento Amplio de Mujeres –integrado por las principales organizaciones feministas en Nicaragua– responsabilizó al Estado por los casos de feminicidio que ocurran en el país centroamericano.
 
Mirna Blandón, del Movimiento Feminista, dijo que no les sorprende la aprobación de la reforma, ya que los diputados habían manifestado su interés en aprobar la mediación sin consultar a las organizaciones civiles de mujeres.
 
Blandón llamó a las mujeres a no permitir la mediación en los casos de violencia y “no dejarse manipular por otras personas”. Instó a las víctimas a que se acerquen a las organizaciones para tener orientación y apoyo en sus denuncias.
 
Para Juanita Jiménez, integrante del Movimiento Autónomo de Mujeres, esta reforma, además de ser un retroceso a los derechos de las mujeres, es una “misoginia estatal”.
 
Los diputados argumentaron que se debía establecer la mediación voluntaria en los casos leves de violencia, “por el derecho a la igualdad y a la protección de las familias nicaragüenses”.
 
Una noche antes de la aprobación de la reforma, líderes religiosos se pronunciaron a favor de una mediación “por el bien de la familia”.
 
Elia Palacios, de la Red de Mujeres contra la Violencia, calificó la aprobación de esta reforma como “manipulación y subordinación” de los diputados a los intereses políticos y partidarios, y dejando en claro su desinterés por preservar la vida de las víctimas de violencia.
 
Las mujeres organizadas dijeron que continuarán su protesta a nivel nacional e internacional, y anunciaron que incluso enviaron cartas a los comités de mujeres de la ONU, Amnistía Internacional y otras instancias de Derechos Humanos, para denunciar lo que consideran como un retroceso en las garantías fundamentales de las nicaragüenses.
 
En lo que va de 2013 se han registrado 66 casos de feminicidio, 20 más en comparación con 2012 y en muchos de estos casos las mujeres recurrieron a la mediación con sus parejas y fueron asesinadas.
 
13/NR/RMB