NACIONAL
SALUD
   Severo rezago en difusión de uso de anticonceptivos
Nulas políticas públicas para atender a las jóvenes
Presentación de la evaluación “Políticas y programas para el desarrollo de la juventud” en el Museo Memoria y Tolerancia | CIMACFoto: César Martínez López
Por: Anayeli García Martínez
Cimacnoticias | México, DF.- 09/04/2013 Aunque de 2006 a 2012 el gobierno mexicano implementó 106 programas y políticas enfocadas a la atención de la juventud en materia de salud, salud sexual y reproductiva, educación y empleo, entre otros temas, sólo 17 de estas intervenciones fueron efectivas.
 
Así queda en evidencia que al Estado mexicano no le importa el 32 por ciento de su población, ya que estos programas, campañas y fondos implementados por la administración anterior no atienden la realidad de 35.8 millones de mujeres y hombres entre 12 y 29 años de edad.
 
Lo anterior se desprende de la evaluación “Políticas y programas para el desarrollo de la juventud”, elaborada por la Fundación Idea con la colaboración del Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).
 
Al presentar el estudio en el Museo Memoria y Tolerancia de esta ciudad, Marco Antonio López Silva, socio fundador de la Fundación Idea –un centro de análisis de políticas públicas– afirmó que las y los jóvenes no son considerados titulares de derechos.
 
Explicó que el gobierno federal no toma en cuenta a la juventud para diseñar o implementar las políticas públicas dirigidas hacia esta población, lo que resulta paradójico porque pretende promover sus derechos sin consultarles cuáles son sus necesidades y prioridades.
 
De acuerdo con la investigación, en México se implementaron 106 intervenciones federales (entre asignaciones presupuestales, programas, campañas y fondos de apoyo) para la juventud, pero sólo 17 resultaron efectivas.
 
López Silva destacó que 6 de de cada 10 de las intervenciones analizadas carecen de evaluaciones (56.6 por ciento); 4 de cada 10 (37.7 por ciento) cuentan con evaluaciones básicas, y sólo un número muy reducido (5.7 por ciento) tiene evaluaciones de impacto.
 
Esto aunado al hecho de que la administración de Enrique Peña Nieto sectorizó el Imjuve a la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), indica que las y los jóvenes no importan en México.
 
En 2008 se creó un Programa Nacional de la Juventud que identificó temas prioritarios, pero no tuvo seguimiento y las metas e indicadores no se llevaron a cabo, por ello el investigador destacó que hay pendientes y rezagos para la población joven.
 
Por ejemplo, en materia de salud sexual y reproductiva López Silva señaló que si bien existen los Servicios de Información Sexual para Jóvenes, así como el Programa de Salud Sexual y Reproductiva para Adolescentes, aún falta mucho por hacer.
 
Explicó que aunque el abasto de anticonceptivos en México entre 2001 y 2010 se ha incrementado, es notoria la ausencia de campañas relacionadas con su uso para fomentar que las y los jóvenes los utilicen.
 
En materia de educación media superior se encontró que hay programas de becas y fondos para infraestructura, sin embargo los fondos tienen un presupuesto limitado o no tienen reglas de operación ni población objetivo definida.
 
Al respecto, Alfonso Sandoval Arriaga, representante del UNFPA en México, agregó que la promoción de oportunidades para la juventud no sólo es una estrategia efectiva para superar la pobreza sino también una obligación ineludible de los gobiernos y las sociedades.
 
Explicó que en la actualidad existen grandes brechas y disparidades para la juventud. Por ejemplo, aunque las y los jóvenes reciben información sobre embarazo de infecciones de transmisión sexual continúan los embarazos en adolescentes.
 
Asimismo 12 por ciento de las mujeres contraen matrimonio o un tipo de unión antes de los 15 años de edad, y una tercera parte lo hace antes de los 18 años. Esto demuestra que en muchos países no se les reconoce como titulares de derechos y agentes de desarrollo de sus comunidades, dijo.
 
Al participar en la presentación de la evaluación, Genaro Lozano, catedrático del ITAM, afirmó que México no toma en cuenta a sus jóvenes y así lo demuestra la sectorización del Imjuve a Sedesol, pues además de políticas poco confiables se debilita a este instituto.
 
Dijo que a pesar de las políticas en la materia, el 78.6 por ciento de menores de 29 años no tiene acceso a internet; 49 por ciento no tienen derecho a vivienda digna, y sólo hay 17 programas catalogados como “de buenas prácticas”.
 
Los investigadores llamaron a tomar en cuenta esta investigación para implementar acciones en la materia y delinear una política de juventud acorde a las necesidades de esta población.
 
13/AGM/RMB






Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com