NACIONAL
VIOLENCIA
   Se autoorganizan ante incapacidad de autoridades mexiquenses
Madres de desaparecidas crean red para encontrar a sus hijas
Leticia Mora Nieto, madre de Georgina Ivonne Ramírez Mora | CIMACFoto: César Martínez López
Por: Anaiz Zamora Márquez
Cimacnoticias | México, DF.- 22/02/2013

En un intento por detener la ola de desapariciones de mujeres en el Estado de México, madres de jóvenes que han desaparecido conformaron la “Red de mamás en busca de sus hijas”, para de manera organizada exigir a las autoridades se realice la búsqueda y hallazgo de sus familiares.
 
A tres meses de su formación esta red, integrada por unas 30 mujeres, ya logró entablar mesas de trabajo con el procurador de justicia mexiquense, Miguel Ángel Contreras Nieto, las cuales derivaron en un programa de recompensas económicas para quien aporte información sobre el paradero de las jóvenes.
 
Encabeza la red Leticia Mora Nieto, madre de Georgina Ivonne Ramírez Mora –joven de 21 años que desapareció el 30 de mayo de 2011 al salir de su casa rumbo a un mini súper en el municipio de Atizapán–, quien por años ha enfrentado a las autoridades para exigir se localice a su hija.
 
En entrevista vía telefónica con Cimacnoticias, Mora Nieto dijo que las reuniones quincenales que se han tenido con el procurador mexiquense si bien no han derivado hasta ahora en el hallazgo de alguna de las jóvenes, representan una esperanza para las madres que buscan a sus hijas.
 
Los encuentros comenzaron hace dos meses; en ellas, la red propuso al procurador acciones para motivar a las personas que pudieran haber visto a las mexiquenses desaparecidas a aportar datos, y pidió se mantuviera informadas a las madres sobre los avances de las investigaciones.
 
A raíz de ello, algunas jóvenes que han sido reportadas como desaparecidas fueron integradas al Programa de Recompensas de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM).
 
Dentro del programa, que también opera a nivel federal, se ofrece una recompensa de hasta 300 mil pesos a quien brinde datos útiles para dar con el paradero de las mujeres desaparecidas.
 
Durante las reuniones, la PGJEM informó a la red que una de las probables líneas de investigación, que hasta ahora no han generado resultados, está relacionada con la trata de personas con fines de explotación sexual, por lo que muchas de las jóvenes pudieron haber sido vistas en bares o antros donde las mujeres son explotadas sexualmente.
 
Leticia Mora consideró que las personas que acuden a estos lugares pueden identificar a las mexiquenses, y el hecho de que exista una motivación económica podría ayudar a que denuncien o aporten información.
 
Por otro lado, para prevenir las desapariciones de mujeres a manos de las redes de trata, las madres han acudido a algunas secundarias mexiquenses (ya que muchas de las jóvenes desaparecidas estudiaban en ese nivel escolar), a impartir pláticas y talleres a fin de alertarlas sobre las formas en las que operan esas bandas delictivas, principalmente a través de las redes sociales.
 
Lo anterior debido a que, según testimonios recopilados por la red, se tiene conocimiento de que varias menores de edad ahora desaparecidas fueron contactadas por Facebook por alguien desconocido que les ofrecía empleo o buscaba alguna relación amorosa. 
 
La activista informó que la red ha tenido contacto con otros grupos civiles para recibir apoyo y asesoría sobre cómo encaminar sus acciones, tales como la Fundación Camino a Casa, el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, y la Fundación Reintegra.
 
El Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) reportó que en 2011 en el Edomex hubo 600 desapariciones de mujeres entre los 10 y 20 años de edad.
 
En días recientes, Contreras señaló que en lo que va de 2013 se han reportado 212 personas desaparecidas en la entidad, de las cuales se han localizado 70 y 32 de ellas son mujeres.
 
13/AZM/RMB