NACIONAL

   Niñas son ahora más vulnerables ante feminicidio y trata
No se atiende impacto de violencia social en la infancia
Especial | ZAQI
Por: Gladis Torres Ruiz
Cimacnoticias | México, DF.- 16/11/2012

El incremento de la violencia durante este sexenio afectó de forma dramática a la infancia mexicana, que además de ser víctima de diversos hechos violentos, es testigo de crímenes de alto impacto que le generan temor de transitar libremente por las calles, alertaron activistas.
 
Durante el foro “Vulnerabilidad jurídica de las niñas y mujeres adolescentes ante la violencia social en México”, realizado en la UNAM, Anthony Caswell Pérez, oficial de Gobernanza desde los Derechos del Niño de la agrupación internacional Save the Children, señaló que el impacto en la infancia del aumento de la violencia social no ha sido atendido de manera específica.
 
Indicó que según los primeros resultados de la investigación “Identificación y reconocimiento jurídico de la vulnerabilidad de las niñas y mujeres adolescentes ante la violencia social en México”, de 7 mil 938 niñas y niños de entre 7 y 18 años, 84 por ciento cree que puede salir lastimado por la violencia; 72 por ciento ha visto una pistola; 70 por ciento a alguien consumir droga,  y 32 por ciento ha sido testigo de un secuestro.
 
El sondeo se realizó entre niñas y niños de Sinaloa, Quintana Roo y el Distrito Federal. No obstante, cabe hacer notar que el estudio carece de datos desagregados por sexo.
 
Parte de sus resultados indican que 63 por ciento de las y los menores de edad afirmó haber vivido violencia en la escuela; 76 por ciento en su comunidad, y 54 por ciento en su familia. El 83 por ciento ha visto violencia en su escuela, 76 por ciento en su comunidad y 54 por ciento en su familia.

Al 42 por ciento de las y los niños consultados la violencia les genera miedo o angustia; al 22 por ciento, enojo; al 23 por ciento, tristeza e impotencia, y al 10 por ciento, indiferencia. De acuerdo con los testimonios, la violencia la generan narcotraficantes, compañeros de la escuela, consumidores de drogas y policías.
 
Caswell Pérez dijo a Cimacnoticias que los datos servirán de base para un diagnóstico con miras a crear una política pública de atención específica de la violencia contra la infancia, toda vez que el problema es ignorado a pesar de que se cuentan con leyes y mecanismos que la protegen.
 
La investigadora de la Universidad Autónoma de Baja California, Leonor Maldonado, señaló a esta agencia que las niñas están viviendo violencia sexual al interior de sus hogares, siendo los perpetradores sus propios padres o las parejas sentimentales de sus madres, y no son atendidas de manera adecuada.
 
Margarita Guillé Tamayo, asesora externa de Save the Children en México, explicó que hay una ausencia de claridad y dirección en políticas públicas para atender la violencia social contra la infancia.
 
Indicó que la violencia contra las niñas y las adolescentes se traduce en feminicidio, secuestro, violaciones sexuales, y trata de persones con fines de explotación sexual comercial, a lo que se suma que las autoridades saben quiénes son los agresores, pero no actúan.
 
“La infancia está siendo partícipe de escenarios que en otros momentos históricos del país eran impensables”, apuntó Guillé Tamayo, activista en materia de seguridad y no violencia contra las mujeres.
 
El Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) ha registrado que de enero de 2010 a junio de 2012, 3 mil 976 mujeres han desaparecido y que 51 por ciento de las víctimas tenían entre 11 y 20 años de edad.
 
12/GTR/RMB