Van por reforma para que haya equidad en tareas del hogar

NACIONAL
Especial - Trabajo del Hogar
   LFT debe incluir responsabilidades familiares: legisladoras
Van por reforma para que haya equidad en tareas del hogar
Por: Guadalupe Cruz Jaimes, enviada
Cimacnoticias | Valle de Bravo.- 11/09/2012

Diputadas y senadoras de la 62 Legislatura acordaron aquí este fin de semana trabajar de manera conjunta, para incluir el enfoque de género en la reforma laboral, cuya discusión está “a la puerta”.
 
Lo anterior lo informó Amalia García, diputada del Partido de la Revolución Democrática (PRD), al cierre del foro “Una agenda legislativa federal para el empoderamiento económico de las mujeres mexicanas”, convocado por la Iniciativa SUMA Democracia es Igualdad, en este municipio del Estado de México.
 
En entrevista, la legisladora consideró que en el encuentro se empezó a gestar “una visión común” para impulsar una reforma laboral con visión de género. 
 
La ex gobernadora de Zacatecas calificó como un logro que las cerca de 80 diputadas y senadoras reunidas conformaran una alianza y lograran el acuerdo de “todos los derechos para todas las mujeres”.
 
La también ex senadora refirió que un primer compromiso para avanzar en la ampliación de derechos de las mexicanas fue introducir la perspectiva de género en la reforma laboral, pese a las distintas visiones de los grupos parlamentarios a los que pertenecen.
 
Al término de la reunión, a la que acudieron diputadas y senadoras del PRD, PRI, PAN, Partido Verde y Movimiento Ciudadano, Amalia García, satisfecha por el diálogo político entre las legisladoras, indicó que la reforma laboral debe reconocer el aporte económico de las mujeres a las cuentas nacionales a través del trabajo no remunerado en el hogar.
 
Esta realidad, abundó, no sólo debe plantearse en la discusión de esta reforma sino en el presupuesto público, pues “lo que no se refleja en recursos son sólo buenas intenciones”.
 
Patricia Mercado, directora de Iniciativa SUMA, dijo en entrevista que la agenda económica genera consenso entre las mujeres que por primera vez ocuparán 37 por ciento de las curules en la Cámara de Diputados y 33 por ciento de los escaños en el Senado.
 
Por esa razón, SUMA decidió poner esta agenda en la mesa de debate, ya que es apremiante buscar soluciones a la sobrecarga de trabajo que recae en las mujeres por el cuidado del hogar y de otras personas, añadido al empleo remunerado.
 
“Hay un modelo de división sexual del trabajo que ya no es sustentable, hay que quitar este freno para que las mujeres puedan entrar en igualdad de oportunidades y de resultados a la esfera económica”, declaró.
 
En 2011 el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) contabilizó que el trabajo del cuidado aporta 17 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), del cual las mujeres aportan el 80 por ciento con 37 horas de trabajo semanal gratuito, mientras los hombres apenas abonan 16 horas.
 
La desigualdad en las responsabilidades en el hogar limita las oportunidades de desarrollo de las mujeres, ya que muchas de ellas se ocupan en la economía informal.
 
Muestra de ello es que 80 por ciento de las personas jubiladas son hombres y el 20 por ciento restante son mujeres.
 
LABORES COMPARTIDAS
 
Las legisladoras reunidas debatieron una propuesta de reforma al artículo quinto de la Ley Federal del Trabajo (LFT), para que en lugar de tratar los derechos de las trabajadoras ligados a la maternidad, aborde los derechos de mujeres y hombres con responsabilidades familiares a fin de que los cuidados del hogar y de personas dependientes se asuman de manera equitativa.
 
También dijeron que se debe pugnar porque se incluya la prohibición explícita del despido por embarazo y de la prueba de no gravidez como condición para que las mujeres sean contratadas.
 
La directora de Iniciativa SUMA añadió que introducir estos cambios en la legislación sería fundamental, ya que la ley es “el único poder de los sin poder”.
 
Mercado indicó que las legisladoras son una “minoría suficientemente grande para incidir” en la modificación de la LFT, y también en la definición de los presupuestos.
 
La ex candidata a la Presidencia previó que este año continuarán los presupuestos etiquetados, pero que en 2013 es posible aplicar un presupuesto con enfoque de género focalizado en alguna secretaría como Economía o Trabajo, donde se empiece por diferenciar por sexo cómo se invierte el dinero, “de cada peso, cuánto para mujeres y cuánto para hombres” para así poder evaluar, acotó.
 
Para ello es preciso que las legisladoras federales participen en todas las comisiones del Congreso y “no den ni un paso atrás en lo avanzado”.
 
12/GCJ/RMB