DERECHOS HUMANOS
   Ante la nueva Asamblea Constituyente
Las y los afrobolivianos reclaman derechos jurídicos y sociales
CIMAC | La Paz, Bolivia.- 21/03/2007

Hoy que estamos en pleno Siglo XXI, quiero que me abraces, no me discrimines ni me excluyas como hermanas y hermanos bolivianos que somos, señala un párrafo del tríptico del Centro Afroboliviano para el desarrollo integral y comunitario del Movimiento Cultural Saya Afroboliviana, en vísperas del Día Internacional para la Eliminación del Racismo y la Discriminación que se recuerda mañana, 21 de marzo, informa la Red Nacional de Trabajadoras/es de la Información y Comunicación (RED-ADA).


Los ciudadanos y ciudadanas afrobolivianas llegaron a estas tierras en calidad de esclavos en el período de colonización de América del Sur, provenientes de etnias del Continente africano como el Congo, Angola, Benguela, Biafra y otros, pero principalmente de la etnia de los Bantú, hábiles guerreros, y de amplio conocimiento en minería, metalurgia, producción agrícola, cerámica, astronomía y otros.


Discriminados por las gobernantes de Estado desde 1825, que los dejó sin educación, sin salud y sin participación política alguna, lo que a la vez los ha sumido en la pobreza y obligado a migrar en busca de mejores condiciones de vida, ahora ven una luz de esperanza en la Asamblea Constituyente para cambiar esta exclusión de un grupo humano que se siente boliviano y por lo tanto con derecho a ser reconocido como cualquier ciudadano.


Las demandas de esta población ante las 21 comisiones de la Asamblea Constituyente se enmarcan en la inclusión y reconocimiento jurídico, económico, social, cultural y político en la redacción de la Nueva Constitución Política del Estado, así como en los censos de población que se realizan a nivel nacional.


También piden ser incluidos en la historia boliviana como partícipes de la lucha emancipatoria del yugo colonial, el respeto y protección a los usos, costumbres y tradiciones propias de esta cultura, en cuanto a la medicina y saberes propios de fortalecimiento a su identidad y al acceso a la tierra como minorías reconocidas con títulos de propiedad individual y colectiva.


Al haber sufrido en reiteradas oportunidades agresiones que incluso llevaron a la muerte a muchos jóvenes afrobolivianos, piden que a través de una Ley se penalice todo acto de discriminación racial y de género, y estimular acciones de trato entre humanos sin distinción alguna, en el marco de una convivencia pacífica y de buen vivir para todos y todas las bolivianas.


Según la Asociación Mundial de Radios Comunitarias, AMARC, el 21 de marzo se conmemora cuarenta y siete años de la masacre de protestantes pacíficos contra la política de segregación racial (Apartheid), en Sharpville, África del Sur, en 1960.

Por esta razón, la Organización de las Naciones Unidas declaró el 21 de marzo como el Día Internacional para la Eliminación del Racismo y la Discriminación.

07/GG