Condomóvil, una década previniendo VIH en todo México

SIDA
   De la excomunión, pasó a programa de la SS
Condomóvil, una década previniendo VIH en todo México
Por: Alicia Yolanda Reyes/corresponsal
CIMAC | Guadalajara, Jal..- 22/09/2008

El próximo 1 de diciembre, Polo Gómez y su Condomóvil cumplirán diez años de recorrer el país, promoviendo la prevención del VIH/SIDA.

Lo que parecía un proyecto sin mayor futuro, se ha consolidado al grado que ya la Secretaría de Salud, a través del Centro Nacional para la Prevención y Control del SIDA (Censida), lo hizo suyo.

Actualmente existen 70 condomóviles en México. Lejos quedaron aquellos días en que Polo y un viejo Volkswagen iniciaron su rodar, ofreciendo pláticas, trípticos y condones en diferentes colonias del Distrito Federal; le siguieron sus primeros recorridos por algunos estados de la República, con una buena aceptación de la ciudadanía.

Hace unos días, en el pueblo de Santana, en Sonora, su arribo fue precedido por música, carro de bomberos, patrulla y ambulancia, que lo acompañaron hasta la plaza principal, en donde todo fue fiesta y un gran acontecimiento para la población.

Pero no todo es miel y dulzura. Polo y su Condomóvil también han sido echados de algunos lugares, como en Querétaro, en donde unos hombres armados con cuchillos destruyeron el condón gigante que estaba en la plaza e intentaron herir a Polo y sus acompañantes.

Afortunadamente la gente que en ese momento escuchaba la plática preventiva que ofrecían, formó un escudo humano y alejó a los violentos.

En Mexicali, el obispo los excomulgó por atentar contra la moral y las buenas costumbres, pero nada de esto desanima a Polo, que nació el 1 de junio de 1964 en el centro histórico de la capital del país. Él es el menor de tres hijos de un trabajador de la construcción y una señora que se dedicó a atender su hogar y cuidar de su familia.

La madre de Polo, actualmente de 80 años, es una de las principales voluntarias del proyecto del condomóvil, compartiendo con su hijo las labores de prevención.

Polo estudia la carrera de comunicación y cultura en la UAM y vive con su pareja desde hace tres años y medio.

Antes de dedicarse a la prevención del SIDA, Polo siempre estuvo involucrado en movimientos sociales y trabajó en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), de donde lo despidieron hace quince años cuando se supo que vivía con VIH.

A partir de ahí, intensificó su trabajo en el Colectivo Sol, una organización que se dedica a ampliar y mejorar las acciones nacionales contra el SIDA y la prevención de infecciones de transmisión sexual, hasta que surgió el proyecto del Condomóvil, que en su primera etapa contó con el apoyo del Instituto Nacional de la Juventud.

Este miércoles y jueves, Polo y su Condomóvil visitaron Guadalajara. Ahora, además de condones, ofrecen pruebas rápidas para detección del VIH. Llegaron trasvestidos, con peluca de plumas multicolores y altos tacones que eran la envidia de muchas.

Polo explica que es una manera lúdica de hacer prevención, atraer a la ciudadanía y pasar un buen rato.

A partir del viernes pasando, el Condomóvil sigue rodando por las carreteras del país. Polo asevera que lo mejor que recibe de la gente es su sonrisa, algunos regalos como tortillas, gallinas y la satisfacción de contribuir a que cada día más personas conozcan su estado serológico, reciban atención y se protejan para evitar que este virus se siga transmitiendo.

Asegura que si volviera a nacer, escogería hacerlo en la misma familia, la cual desde niño lo aceptó como es y no tuvo que sufrir discriminación de parte de ellos, como le sucede a tantos de sus amigos.

08/AYR/GG