Safina Newbery

FEMINISMO
    HACEDORAS DE LA HISTORIA
Safina Newbery
Por: Erika Cervantes
cimac | México, DF.- 20/01/2004

Cada vez que el tema de la despenalización del aborto se aborda, saltan profundos argumentos para oponérsele; los más apasionados provienen de las prácticas religiosas que defienden el derecho a la vida del no nacido.

Sara Josefina Newbery, antropóloga y feminista argentina, también conocida como Safina, dedicó gran parte de su vida a que las mujeres tuvieran el derecho a decidir sobre sus cuerpos, por lo que fundó la Comisión por el Derecho al Aborto en Argentina en 1985, lo que la llevó a ser la primera representante de Católicas por el Derecho a Decidir en asumir una posición tan radical sobre ese tema.

Esta es la defensa que muchas veces esgrimió Safina para defender sus ideas:

"Cuando se habla de aborto, de la destrucción de una vida humana, tenemos que aprender a utilizar bien los conceptos: se mata cuando se elimina una persona. Y desde la biología, ésta aparece recién con la aparición de la conciencia, que sólo puede suceder cuando está preparado el sustrato biológico que posibilita su aparición".

Safina se empeñó en construir una sociedad nueva, no patriarcal, no autoritaria, con el poder al servicio de la persona que jamás se asemejaría a servilismo, en donde la defensa de la dignidad humana se encontraba por encima de las prácticas sociales.

Es por ello que Safina defendió y se mantuvo al lado de las lesbianas argentinas, quienes tuvieron que ser extremadamente cuidadosas durante la dictadura.

Safina provenía de una de las familias más prominentes de Argentina. Su tío Jorge Newbery, fue el primer argentino en volar sobre Los Andes.

En su juventud Safina buscó la espiritualidad e ingresó a un convento (la Comunidad del Divino Maestro), donde se dio cuenta de que esa estructura no era para ella. Pero continuó una profunda búsqueda espiritual a través de su lucha por la justicia.

Otra de sus pasiones fue el rescate de los grupos étnicos argentinos, trabajo que le ha dado un lugar como referencia obligada para la academia, tanto que su trabajo la llevó a participar en numerosos proyectos de WATER (Women’s Alliance for Teology, Ethics and Ritual), de la que Safina fue representante en América Latina.

Safina murió el domingo 8 de junio de 2003 en Buenos Aires, Argentina y hereda a las mujeres del mundo su trabajo como activa militante de Católicas por el Derecho a Decidir, y la reivindicación de los derechos de los pueblos indígenas argentinos.

04/EC/GMT