OPINIÓN
VIOLENCIA
   Continúa litigio por custodia
Vivian denuncia amenazas del padre de sus hijos, ex funcionario judicial
CIMACFoto:César Martínez López
Por: la Redacción
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 21/06/2017 La casa de Vivian Carmina Huerta Álvarez quedó revuelta, la chapa rota, cada rincón esculcado. Ella no estaba, pero se enteró porque los vecinos le llamaron para informar lo que sucedió ese día, en enero de este año, cuando un grupo de policías en su domicilio, ubicado en la delegación Gustavo A. Madero de la Ciudad de México.
 
El operativo en el departamento no se trató de la búsqueda de un delincuente sino de una actuación judicial como parte del juicio por la guarda y custodia de sus hijos, V de seis años de edad y A de nueve años de edad. Es una demanda que Vivian mantiene desde hace tres años con su ex pareja Agustín Gonzáles Guerrero, según narra en entrevista con Cimacnoticias.
 
Ese día, expone Vivian, un grupo de policías entró a su casa para buscar a los niños y entregarlos a su padre. Eso fue lo que le aseguró la autoridad, luego de que ella se negó a dejar a sus hijos en manos de una persona que, asegura, los maltrata como aquella vez que jaloneó a su hija para obligarla a ir con él a pesar de que ella no quería.
 
Como parte del litigio, que a decir de Vivian ha favorecido a su ex pareja, quien fue alto funcionario de la Procuraduría General de la República (PGR), la titular del Juzgado Cuadragésimo Familiar de la Ciudad de México, Alejandra Sánchez Zedillo, autorizó que se usara la fuerza pública para quitar los niños a Vivian y entregarlos a su padre.
 
De acuerdo con el expediente, la juez señaló que, en caso de ser necesario, se pediría la intervención del Grupo Especial de Reacción Inmediata (GERI), un grupo de élite de la Procuraduría General de Justicia de la capital, para lograr regresar a los niños con su padre y a la par emitió una alerta migratoria para los menores de edad no puedan salir del país.
 
USO DE LA FUERZA PÚBLICA
 
Vivian mantenía la custodia de los V y A pero Agustín uso su poder para aportar pruebas que lo favorecieran para tener a los niños con él, por ejemplo, entregó un dictamen psicológico donde se asegura que la madre es “bipolar” y dijo que un día lo golpeó en el estómago y que lo amenazó de muerte.  
 
El 24 de octubre de 2016, la titular del Juzgado 40 Familiar de la Ciudad de México, Alejandra Sánchez Zedillo, emitió una sentencia donde modificó la custodial temporal y pidió que los menores de edad fueran entrados a Agustín el 25 de noviembre de 2016.  En esa sentencia también ordenó a la madre dar el 40 por ciento de su sueldo como pensión alimentación.
 
Inconforme con la resolución, Vivian apeló porque no se tomó en cuenta la violencia del padre hacia los hijos y hacía ella. Así que llegó el 25 de noviembre y ella no entregó a los niños, por lo que el Juzgado ordenó que fueran entregados el 9 de diciembre pero tampoco los llevó. El Juzgado  fijó el 20 de enero de 2017 como nuevo plazo pero tampoco fueron entregados.
 
Los niños no fueron entregados a su padre porque estaban enfermos y porque la madre estaba esperando la respuesta a la apelación. Vivian aseguró que la sentencia no estaba firme, porque estaba siendo apelada pero aun así la jueza consideró que la mujer estaba en desacato y que le debían quitar a los niños a la fuerza.   
 
Finalmente aquel día de enero que entraron al departamento de la delegación Gustavo A. Madero no había nadie, por lo que los niños continúan en custodia de Vivian, pero Agustín acudió a la jueza para informar que si no estaban allí podrían estar en casa de los abuelos paternos en Atlixco, Puebla.
 
Con esta nueva información, se lee en el expediente, el padre pidió al Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México exhortar a un juez de la entidad para que se entregue a los niños y que esto se hiciera, como lo dijo la juez Sánchez Cedillo, con la intervención de 10 policías de la Fiscalía General de Puebla, “fracturando” cerraduras y con el cateo del lugar.
 
La jueza expuso que los niños tenían que estar con su padre y, en caso de ser necesario, quien se negara a entregarlos debería ser presentado ante el Ministerio Público por delitos contra la administración de justicia.   
 
Aunque el litigio continúa, el 25 de abril Agustín buscó a Vivian en el lugar donde labora para intimidarla. Él, junto con otros sujetos, se presentó ante el edificio de la PGR en la delegación Cuauhtémoc, se identificaron con otros nombres y señalando que iban de parte de un Juzgado a notificar una demanda aunque en realidad estaban amenazando a Vivian.   
 
17/AGM/GG







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com