Presentan en COP13 inclusión de mujeres al CDB

NACIONAL
DERECHOS HUMANOS
   Para reconocer a indígenas que protegen el medio ambiente
Presentan en COP13 inclusión de mujeres al CDB
Tomada del portal: Red de Mujeres Indígenas sobre Biodiversidad de América Latina
Por: Gema Villela Valenzuela
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 06/12/2016

Las mujeres están ausentes en el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB), por ello la Red de Mujeres Indígenas sobre Biodiversidad de América Latina y El Caribe (RMIB-LA) realizó una propuesta para incluir la perspectiva de género para el reconocimiento de las mujeres, como actoras de trabajo e investigación en protección al medio ambiente.
 
Durante el segundo día de la Conferencia de las Partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica (COP13) realizada en Cancún, Quintana Roo, la representante de la Red, Irla Élida Vargas del Ángel, presentó una propuesta de modificación al CDB para incluir a las mujeres.
 
En entrevista con Cimacnoticias, Vargas del Ángel, quien además es investigadora en lenguas y culturas indígenas, explicó que en un estudio sobre el CDB encontró que en su contenido y redacción de 300 páginas, la palabra “género” se mencionó 29 veces, pero sólo en 20 de ellas se refiere a las mujeres, mientras que en el resto se utiliza para hacer mención de plantas y animales.
 
Por lo anterior, la conclusión de la RMIB-LA es que las mujeres y niñas están ausentes en el Convenio, por lo que su propuesta es modificar el convenio internacional para que se visibilice el trabajo de las mujeres en el tema de protección al medio ambiente y recursos naturales.
 
El CDB es un instrumento internacional elaborado en 1992 por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), pero que entró en vigor en 1993 y fue ratificado por México. En este documento el Estado se compromete a cumplir los Protocolos de Cartagena y de Nagoya.
 
El primero establece mecanismos de bioseguridad en el manejo de transgénicos, y el segundo trata sobre los “recursos genéticos” que son las plantas y sus derivados, como los extractos o aceites.
 
Entre las modificaciones que propusieron es la de incluir en el Artículo 2 del CDB, la organización política de los pueblos indígenas en los países que son dueños de los recursos naturales, como el derecho a la consulta libre e informada, derecho al agua y la participación de las mujeres.
 
La investigadora explicó que la propuesta de modificar estos documentos internacionales, también incluye la visión holística de la vida que conservan las mujeres indígenas, con ello se reconocerían sus tradiciones de recolección de plantas medicinales y alimenticias, su aportación en el cuidado del agua y de los animales, así como sus conocimientos ancestrales.
 
“Como mujeres indígenas vivimos de la biodiversidad, pero la cuidamos. Siempre pensamos en que las zonas naturales se conserven para nuestros nietos. No queremos hablar con las futuras generaciones, de formas de vida que existieron y no supimos cuidarlas”, dijo la representante de RMIB-LA.
 
Sobre el Foro de Negocios que comercializan con recursos naturales, que se lleva a la par de las mesas de trabajo de la COP13, Vargas del Ángel dijo estar en contra de estos proyectos porque destruyen los ecosistemas; por ejemplo, las empresas que se dedican a los monocultivos para realizar su siembra, primero deforestan los bosques para luego cultivar una sola planta, que puede no ser nativa del lugar o país en donde operan.
 
El Protocolo de Nagoya –en donde se aborda el tema sobre la repartición equitativa y justa de las ganancias generadas al comercializar con los recursos naturales–, que contempla los pueblos indígenas tendrían que ser beneficiarios, no se está cumpliendo en la práctica, de acuerdo a la representante de la Red.
 
Como ejemplo citó la afectación de la población y migración de las mariposas monarcas por el crecimiento de la “mancha urbana”, con proyectos de construcción de viviendas que también deforestan o con la tala de árboles por parte de empresas que comercializan la madera, contra los esfuerzos de las comunidades campesinas e indígenas de los estados de Michoacán y Estado de México, quienes viven del turismo que visita los santuarios, y a su vez, cuidan de las mariposas.
 
La COP13 es una reunión internacional de los gobiernos que han ratificado el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB), quienes se reúnen en Cancún desde el 4 de diciembre y concluye el 17 de diciembre, para abordar temas relacionados a la protección del medio ambiente.
 
16/GVV/AMS