Ocupar más espacios de poder, reclama Sangri Aguilar

Especial - 50 Aniversario del Voto Femenino
    Recibió la medalla del Congreso de Quintana Roo
Ocupar más espacios de poder, reclama Sangri Aguilar
Por: Cecilia Lavalle
cimac | Chetumal.- 20/10/2003

Ya no estamos en el momento de congregarnos en el Muro de las Lamentaciones; las mujeres ahora tenemos claro qué queremos y cómo conseguirlo, afirmó la profesora María Cristina Sangri Aguilar al recibir la Medalla Conmemorativa del 50 Aniversario del Derecho al Voto de las Mujeres, emitida por el Congreso del Estado.

En una emotiva ceremonia, en la que por varios minutos se aplaudió de pie a esta pionera en la participación política de las quintanarroenses, Cristina Sangri hizo un llamado a la solidaridad entre mujeres para ocupar más espacios de poder.

Sólo con solidaridad habremos de ocupar el lugar que la historia nos debe, afirmó. Conmovida, dijo asimismo que recibía la medalla en nombre de todas las mujeres quintanarroenses. Ella fue la primera mujer diputada (1975) en la I Legislatura del entonces recién erigido estado libre y soberano de Quintana Roo.

Asimismo fue la primera mujer presidenta municipal (1981-1984), la tercera mujer quintanarroense diputada federal (1985-1988) y la primera mujer electa senadora por la entidad (1988-1991).

La profesora Sangri cuenta asimismo con una amplia trayectoria partidista dentro del Revolucionario Institucional, al que pertenece desde 1964; así como en la administración pública, donde fue secretaria de Administración, y fue fundadora del ahora Instituto Quintanarroense de la Mujer.

En el acuerdo por el que la Comisión de Equidad y Género de la X Legislatura le otorga por unanimidad esta medalla a la profesora Sangri Aguilar, se reconoce su participación, defensa y promoción de los derechos políticos de las mujeres quintanarroenses.

Esta medalla se suma a otros reconocimientos que ha recibido en el marco de esta importante conmemoración de la ciudadanía de las mujeres, entre los que destacan la medalla emitida por el Senado de la República, y la otorgada por el Instituto Nacional de las Mujeres.

En el evento, celebrado en el vestíbulo del Congreso del Estado, mujeres de todas las fracciones parlamentarias representadas (PRI, PAN, PRD, PVM y CD), reivindicaron el papel de la mujer en la construcción democrática y resaltaron la falta de equidad que aún existe en los cargos de representación popular.

En consonancia, Rosario Ortiz Yeladaqui, presidenta de la Gran Comisión y primera mujer en ocupar este cargo, ratificó su compromiso "de hacer de la equidad norma de vida y principio de ley".

Por la mañana en un acto cívico organizado por el gobierno del estado, Sangri apuntó que "la aventura de pertenecer al sexo femenino" ha sufrido muchos cambios a lo largo de las seis décadas que lleva de vida: "Hoy sustentamos una política que desborda la simple igualdad formal para insertarse en el espacio amplio de una nueva cultura de la igualdad".

2003/CL/GMT