Feminicida de Micaela había sido liberado tras cometer dos violaciones

INTERNACIONAL
VIOLENCIA
   Hagamos posible el país que ella quería, dijo su padre
Feminicida de Micaela había sido liberado tras cometer dos violaciones
Imagen retomada del portal lavaca.org
Por: Por la Redacción*
Cimacnoticias | Buenos Aires, Arg .- 10/04/2017

Tras siete días de acampe (plantón), rastrillaje y búsquedas acompañadas de amigos y compañeros de militancia, el sábado 8 de abril llegó la peor noticia: encontraron el cuerpo de Micaela sin vida en las cercanías de la Ruta 12, Gualeguay; había desaparecido el primero de abril. También detuvieron al principal sospechoso, condenado por otras dos violaciones y liberado por el juez Carlos Alfredo Rossi.
 
Ese mismo día en que la localizaron, hubo una movilización en todas las plazas del país a las ocho de la noche, para exigir #JusticiaPorMicaela y por todas, en la calle, como lo hubiese hecho ella. “Esa era Micaela y por ella tenemos que lograr que la realidad que quería cambiar se logre”, dijo su padre.
 
Micaela tenía 21 años, estudiaba educación física, era gimnasta y como militante del Movimiento Evita ayudaba en un merendero, también participaba en la campaña #Ni Una Menos. Sus amigas viajaron el viernes 7 hasta Plaza de Mayo, porque todavía la esperaban encontrar con vida: tenían zapatillas blancas colgando del cuello con su nombre, y una pregunta: “Mica, ¿Dónde estás?”
 
Un símbolo de lo primero que encontraron de ella: un zapato. Una de sus amigas, también llamada Micaela, dijo en la Plaza: “La última vez que se había conectado era a las 5:45 y lo único que encontramos por la zona fue un zapato. Por eso, no nos pueden decir que se fue sola o se suicidó ¿Quién deja un zapato en el borde de una calle si se va a escapar sola? Se la llevaron.”
 
En la tarde del viernes los vecinos encontraron la otra sandalia y un short animal print que fueron identificados como de Micaela, y luego un juego de llave que también pertenecían a ella.
 
La madrugada del sábado, la policía finalmente encontró también a Sebastián Wagner, principal sospechoso del femicidio/feminicidio y, horas más tarde, el cuerpo en la zona donde vive la familia del acusado.
 
LA FAMILIA

Yuyo García, su padre, actual decano de la Universidad Tecnológica de Concepción del Uruguay y militante del Partido Intransigente (PI), dio las palabras más sensatas y sensibles al respecto: “Hagamos posible el sueño de Micaela, de la sociedad, del país que ella quería, con Andrea (su esposa) trabajaremos el doble para continuar con su sueño, que yo sé cuál es el país que Micaela quería. Hay que esperar que la Justicia actúe como corresponde, y no que se haga justicia por mano propia como quieren un grupo selecto de personas, de ese tipo de justicia que Micaela aborrecía. Pese a todo tengo una tranquilidad rara: la voy a recordar con alegría”.
 
Y agregó Yuyo con la voz quebrada y entre aplausos de los vecinos que lo apoyan el mensaje que nos deja Micaela: “Micaela tenía un corazón de oro. Vivía para las otras personas. Nos visitaba poco porque quería estar en el barrio, haciendo un torneo para los que no tienen nada. Haciendo tortas fritas para repartir. Esa era Micaela y por ella tenemos que lograr que la realidad que quería cambiar se logre. Tenemos que darle una sociedad mejor a Micaela. Nosotros tenemos la Universidad, hay otros que tienen un Municipio. Que alrededor de cada uno de nosotros hagamos posible el país que Micaela quería, la sociedad que Micaela quería”.
 
VIOLADOR SUELTO
 
Estos son los datos de una causa intragable: En julio de 2010 el principal sospechoso de haberla asesinado, Sebastián Wagner, atacó y violó a una estudiante que iba de la terminal de ómnibus a donde vivía en Concepción del Uruguay.
 
En noviembre del mismo año, Wagner secuestró por la calle a otra estudiante; la subió a su auto, la llevó a un descampado y también la violó.
 
En 2012 en un juicio abreviado, Wagner fue condenado a 9 años de prisión efectiva por las dos violaciones.
 
En 2013 lo denunciaron por una violación cometida en mayo de 2010. Wagner acusó a su hermano gemelo Maximiliano y como el ADN costaba 130 mil euros, el gobierno de Entre Ríos decidió no pagarlo. Fue absuelto por beneficio de la duda.
 
En 2016 el Servicio Penitenciario desaconsejó dar libertad condicional a Wagner y, sin embargo, el juez Carlos Alfredo Rossi se la concedió. En change.org ya existe una solicitada exigiendo su enjuiciamiento.
 
RASTROS

Desde Gualeguay se extendió el enojo y la decepción al resto del país: un violador absuelto por la justicia, que vuelve a cometer un femicidio/feminicidio. Una vez más, el Estado cómplice de la máquina de matar mujeres.
 
¿Qué políticas de atención lleva el Estado al interior de los servicios penitenciarios para que las personas detenidas no reincidan? ¿Qué políticas post-penitenciarias existen para la violencia machista? La respuesta: ninguna.
 
Y eso es lo que Micaela y el caso de Gualeguay dejan al desnudo. Micaela apareció sin vida, y el Estado es responsable.
 
*Este artículo fue retomado del sitio argentino lavaca.org
 
17/RED