EWL: fuertes y unidas frente a la violencia contra mujeres y niñas

INTERNACIONAL
VIOLENCIA
   A 20 años del Observatorio de Violencia
EWL: fuertes y unidas frente a la violencia contra mujeres y niñas
Imagen retomada del portal de AmecoPress
Por: Marta Ortiz
Cimacnoticias/AmecoPress | Madrid, Esp .- 14/06/2017

Con el lema “Fuertes y Unidas para poner fin a la Violencia contra las Mujeres y Niñas”, el Lobby Europeo de Mujeres (EWL) ha celebrado los veinte años que lleva funcionando el Observatorio de Violencia y se llevó a cabo con un acto público en el que participaron representantes de las asociaciones de mujeres, de las víctimas y de la política europea. Se contó también con una invitada de honor, Gloria Steinem.
 
El corazón de Bruselas fue el escenario tanto del evento público que tuvo lugar en el Ayuntamiento situado en la Grande Place como la posterior manifestación organizada por el Consejo de Mujeres Francófonas y la Marcha Mundial de las Mujeres que discurrió por calles céntricas para finalizar en la plaza Albertine.
 
OBSERVATORIO EWL ENCABEZA ACCIÓN COORDINADA
 
El Lobby Europeo de Mujeres se constituyó en Bruselas en 1990. Es una organización compuesta por más de tres mil asociaciones y tiene representación en los 27 países miembros de la UE y en los que han pedido su ingreso, como son Turquía, Macedonia y Serbia. Su campo de acción son todas las áreas que se aprobaron en la Plataforma de Acción de Beijing.
 
El Observatorio de Violencia que se creó con posterioridad fue la consecuencia de constatar cómo la violencia ejercida contra las mujeres era y sigue siendo un problema de gran magnitud que se daba en todos los países, que no afloraba en su verdadera dimensión (se demostró que había un 30 por ciento de mujeres que sufrían violencia física por parte de su pareja), que la respuesta legal era distinta según el país y que había ausencia de estadísticas oficiales que recogieran información sobre ello.
 
El Observatorio de Violencia fue creado por el Lobby Europeo de Mujeres hace 20 años como respuesta y necesidad de luchar contra la violencia ejercida a las mujeres y niñas. Entre sus objetivos, además de asesorar al Consejo de Europa para que conozca esta realidad, hace la intermediación entre las instituciones europeas y las asociaciones que trabajan en este ámbito, para que pongan a disposición los recursos necesarios y que los políticos tomen responsabilidades en este campo al objeto de combatir esta lacra social.
 
El Observatorio es una estructura independiente que cuenta con treinta expertas profesionales, defensoras de los derechos de las mujeres, activistas de ONG que representan a los países miembros de la UE. Aconseja al EWL en las acciones y estrategias que tienen que ser llevadas a cabo para combatir la violencia contra las mujeres.
 
Se destaca también por denunciar públicamente todas las formas de violencia ejercida contra mujeres y niñas, unificar las acciones que se emprendan en los Estados miembros y apoyar las medidas de presión y lobbying mediante el desarrollo de redes de observatorios estatales sobre la violencia en los Estados miembros y mediante la consolidación de la dimensión europea.
 
DEFINIR Y ESTABLECER INDICADORES
 
Cuando se creó el Observatorio de Violencia, solamente había quince países en la UE y, ya desde su inicio, las expertas se dieron cuenta que cada país tenía realidades distintas a la hora de definir y abordar la violencia de género.
 
Una de las primeras acciones que llevaron a cabo fue definir los indicadores. Se trataba de unificar criterios y que además sirvieran de herramienta de trabajo. Las expertas, junto a las organizaciones de sus respectivos países, hicieron una labor ingente en la definición de indicadores, recogida de datos, organizarlos y fijar estrategias comunes para erradicar este tipo de violencia. Las expertas han sido el lazo de unión entre los países, el Observatorio que lo canalizaba y el EWL que, con su estatus consultivo en el Consejo de Europa, hacía llegar a la Unión Europea la preocupación reinante y la necesidad de poner en marcha medidas que atajaran este problema.
 
El resultado fue la elaboración de un estudio titulado “Descubriendo los datos ocultos sobre la violencia doméstica contra las mujeres”, que fue traducido a todas las lenguas de los países miembros y que sirvió de guía a las asociaciones que trabajaban para erradicar la violencia.
 
LAS MESAS REDONDAS
 
El Lobby Europeo de Mujeres, al organizar este evento, vio la ocasión de reunir a los actores clave que están concernidos en este problema. Fue la ocasión para dar voz a las supervivientes de violencia, a las asociaciones que trabajan junto y por ellas, y a representantes de las instituciones europeas. Se aprovechó la reunión para hacer un llamamiento a la UE para que inste a sus Estados miembros a ratificar y poner en marcha el Convenio de Estambul.
 
El acto fue presentado por la presidenta del EWL, Edith Schratzberger-Vecsei y tuvieron lugar cuatro mesas redondas, en la primera participaron asociaciones de mujeres que luchan por erradicar la violencia contra las mujeres de Serbia, Suecia y Lituania, moderadas por Biljana Nastovska, experta del Observatorio de la República Yugoslava de Macedonia.
 
En la segunda mesa, se destacaron iniciativas innovadoras llevadas a cabo por organizaciones como el Centro Sexual de Cork en Irlanda, la Maison des Femmes de la Fundación Kering en París y Valentina Andrasek del Tribunal de la Mujer.
 
La tercera mesa, moderada por Salomen Mbugua experta del Observatorio representando a la Red Europea de Mujeres Migrantes, estuvo dedicada a dar voz a las supervivientes de la violencia masculina. Contaron su historia, supervivientes de captación de menores, de violencia de género y de prostitución.
 
La cuarta y última mesa contó con la presencia de representantes de instituciones de la UE a los que se hizo entrega de firmas con la petición de “Levantarse contra la violencia”.
 
Gloria Steinem es una conocida activista que lleva trabajando desde los años sesenta por los derechos de las mujeres. Representante junto con Betty Friedan y otras feministas del movimiento de liberación de las mujeres en Estados Unidos, denunciaron la desigualdad existente en los derechos entre hombres y mujeres de la sociedad norteamericana y fundaron organizaciones de mujeres tan importantes como la Organización Nacional de Mujeres (NOW) en 1966 y la Asamblea Política Nacional de Mujeres en 1971 desde las cuales hicieron un llamamiento a las mujeres de América.
 
Entre los años sesenta y ochenta son notables las manifestaciones, huelgas y marchas que recorrieron el suelo norteamericano defendiendo la paz, los derechos civiles, protestando por la desigualdad. En Washington fueron convocadas 700 mil personas reclamando la igualdad de derechos entre mujeres y hombres.
 
Desde su profesión como periodista utilizó las columnas de los medios en los que trabajaba para denunciar las desigualdades basadas en la discriminación de sexos, de las mujeres negras, abogó por los derechos sexuales y reproductivos, defensora de la píldora contraceptiva y del aborto.
 
En 2005 fundó con otras activistas como Jane Fonda y Robin Morgan el Womens’s Media Center, con el objetivo de hacer visible a las mujeres en los medios de comunicación.
 
 VIOLENCIA, EXPRESIÓN DEL PATRIARCADO
 
La clausura del acto corrió a cargo de Gloria Steinem, donde denunció la violencia como una de las formas visibles del patriarcado que es propiciada por el capitalismo. Denunció la doble y triple discriminación que sufren las mujeres negras, las migrantes, asegurando que sigue habiendo discriminación de clases y racial.
 
Para Steinem, la violencia es el resultado del capitalismo que se ha desarrollado en el sistema patriarcal y todos los aspectos que  generan violencia como las cuestiones raciales, la discriminación entre mujeres y hombres, la emigración, las guerras…
 
En la actualidad es una de las impulsoras de la Marcha Mundial de las Mujeres que está recorriendo todos los continentes y donde se están llevando a cabo actos y manifestaciones reivindicando la diversidad cultural, la solidaridad, el no al racismo, la erradicación de la violencia, para que en definitiva se ponga fin al patriarcado.
 
Y en este contexto, animó a las personas asistentes a sumarse a la manifestación que estaba transcurriendo en los aledaños del Ayuntamiento de Bruselas y finalizaba en la Plaza Albertine.
 
17/MO/GG