En Yucatán, deficiente registro e investigación de la violencia de género

ESTADOS
VIOLENCIA
   Ni una más-Yucatán orienta a víctimas
En Yucatán, deficiente registro e investigación de la violencia de género
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Montserrat Antúnez Estrada
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 17/04/2017
En Yucatán las mujeres víctimas de violencia de género se enfrentan a la indiferencia por parte de las autoridades para registrar e investigar sus denuncias. La situación empeora cuando tienen hijas e hijos, porque se ignora las condiciones de las y los menores y las consecuencias para su vida.
 
Eso denunció la coordinadora del colectivo Ni una más-Yucatán, Ligia Canto Lugo, en entrevista con Cimacnoticias, y añadió que a ello se suma la ausencia de registros gubernamentales sobre los casos y el estado de los mismos. Además, solo algunas denuncias terminan en sentencia.
 
La defensora de Derechos Humanos aseguró: “más que necesitar apoyo de las autoridades éstas deben ser empáticas y sensibles ante la problemática porque, aunque personal de alto mando ordene algo, si las personas encargadas no tienen la voluntad de nada sirve”.
 
ORGANIZACIÓN CIVIL
 
En este contexto, señala que los familiares de víctimas de feminicidio y denunciantes de otro tipo de violencia de género, como la de tipo sexual, se han organizado para exigir justicia a las autoridades. Y ejemplo de ello es el colectivo Ni una más-Yucatán, cuyo objetivo es dar a conocer los casos de violencia de género en la entidad.
 
La organización la formó Canto Lugo, quien desde 2012 vivió hostigamiento judicial junto con su hija Emma Gabriela Molina Canto, asesinada el pasado 27 de marzo, en la búsqueda por la custodia de sus dos hijas e hijo.
 
Canto Lugo expuso que en la atención a víctimas, el Gobierno yucateco ignora las condiciones de las denunciantes. “Cuando demandas dedicas todo tu tiempo, te traen de aquí para allá, son gastos. Después de un tiempo te quedas sin nada”.
 
Las consecuencias de las denuncias son particularmente peores para las y los menores, dijo, “porque se ignoran sus necesidades primarias como la comida, el vestido, el techo, la salud y su educación”.
 
A través de la experiencia de Ligia Canto y de otras mujeres que han pasado por circunstancias similares, la organización NI una más-Yucatán ayuda a otras mujeres para revisar los expedientes y asesorarlas. “Nosotras les decimos con qué autoridad pueden llevar su caso, si les falta algún documento, las guiamos para que ellas sean partes activas y se vayan empapando del mismo proceso”.
La defensora añadió: "Hemos tenido resultados positivos, sin embargo, es esencial que nuestro esfuerzo se complementa con el papel gubernamental”.
 
FALTA DE REGISTROS
 
De acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en 2008 sólo fueron sentenciadas 33 personas que cometieron el delito de violación y 33 por abuso sexual. 
 
Mientras que de 2009 a 2012, en la entidad no se registraron sentencias por el delito de feminicidio. Una cifra que contrasta con los 32 asesinatos violentos hacia mujeres que cumplen con la violencia de género característica de los casos de feminicidio, identificada por la organización Yucatán Feminicida en el mismo periodo de tiempo, utilizando los registros de fiscalías del estado y un monitoreo de medios estatales, consignado en el informe “Estado del Feminicidio, Yucatán 2008-2016”.
 
17/MMAE/GG