Foro-Debate con candidatos de izquierda

MUJERES CAUTIVAS
Participación Política de las Mujeres
   MUJERES CAUTIVAS
Foro-Debate con candidatos de izquierda
Por: Teresa Ulloa Ziáurriz*
Cimacnoticias | México, DF.- 26/05/2015

Con el interés de mantener en la agenda los temas de Derechos Humanos, trata y prostitución, el pasado 21 de mayo la Fundación Heberto Castillo Martínez (FHCM) y la Coalición Regional contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe (CATWLAC, por sus siglas en inglés), invitamos a candidatos de izquierda a participar en un foro-debate.
 
La idea partió de un encuentro previo en el que el Frente Amplio Feminista y candidatas de izquierda firmamos el “Acuerdo por la Igualdad” para que, en caso de ganar la elección, quedara patente el compromiso de impulsar políticas públicas y medidas administrativas para respetar la legislación nacional e internacional en materia de los Derechos Humanos de las mujeres.
 
El primer punto del acuerdo que firmamos tiene que ver con impulsar el Modelo Nórdico, sancionando la demanda de sexo de paga, ya que la prostitución y otras formas de esclavitud y explotación sexual comercial aumentan en proporción directa con la ausencia de resultados en materia de seguridad y combate al crimen organizado, que encuentra en la venta y renta de los cuerpos de las mujeres una manera de diversificar su comercio, incluso más redituable que el propio narcotráfico.
 
Las cifras hablan por sí solas, y en México aumentan de forma alarmante.
 
En aquel momento se habló de la gran importancia de involucrar a los políticos varones, ya que existen mil y un prácticas –sobre todo culturales– que se mantienen cada día de manera imperceptible en detrimento de los derechos de las mujeres, como es el caso de la iniciación sexual de los jóvenes a través de la prostitución, entre muchos otros ejemplos.
 
Para el debate contamos con la participación siempre comprometida y atenta de Ricardo Monreal Ávila (por el Movimiento Regeneración Nacional), candidato a jefe delegacional por Cuauhtémoc (de quien se dice lleva una ventaja considerable sobre los otros aspirantes, según las últimas encuestas), y Óscar González Yáñez (Partido del Trabajo), candidato plurinominal a diputado federal.
 
Lamentamos que de último momento haya cancelado Armando Quintero Martínez (por Movimiento Ciudadano), candidato a jefe delegacional por Iztacalco, y Víctor Hugo Romo Guerra (del Partido de la Revolución Democrática), candidato a diputado local por el Distrito 8 en Miguel Hidalgo, quien pidió ser representado por Evangelina Hernández Duarte (también del PRD), candidata a diputada local por el Distrito 26 de Coyoacán.
 
Y a propósito de cancelaciones y desaires, Alejandro Fernández Ramírez (PRD), candidato a diputado local por el Distrito 9, nunca atendió la invitación que le hicimos vía Twitter.
 
Ya entradas en materia, lo primero que podemos concluir del encuentro es que, por más que se trate de la izquierda, no todos los candidatos están dispuestos a debatir temas álgidos, ya que, tal como lo dijo Laura Itzel Castillo, directora de la FHCM, “aun cuando los temas relativos a los derechos de las mujeres son redituables, no así en específico el que se refiere a la trata y la prostitución”: aquí están en juego muchos intereses (económicos, culturales y personales, principalmente).
 
Por otro lado, es de destacarse la postura de Óscar González, quien desde un principio se pronunció por combatir la trata y la explotación sexual de mujeres, niñas y adolescentes.
 
No obstante, y aunque Monreal coincidió inicialmente en el mismo sentido, después dio marcha atrás, hablando de la necesidad de regular o señalando que se trata de un acuerdo comercial entre personas adultas, aunque también reconoció el gran número de niñas y adolescentes en situación de prostitución callejera.
 
Más bien me quedé con la sensación de que se confundió entre abolicionismo y reglamentarismo. Por ello, debe destacarse la imperiosa necesidad de formación y capacitación que requieren nuestras próximas autoridades en materia del valor jurídico de los tratados de Derechos Humanos, derechos de las mujeres y las leyes generales hoy vigentes en nuestro país.
 
Lo anterior viene a cuento porque, si bien fue unánime el rechazo a la trata de mujeres entre la y los ponentes, no lo fue cuando el moderador David Peña Rodríguez (de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos), les pidió que fueran claros al fijar su postura en torno a sancionar la demanda de prostitución.
 
Óscar y Evangelina se pronunciaron a favor de sancionarla, mientras que Ricardo estableció una diferencia entre trata y prostitución, haciendo de la segunda un tema que para él quedó en “veremos”.
 
Curioso, porque fue él mismo quien mencionó que en la delegación Cuauhtémoc existen 151 puntos donde se ejerce el “trabajo sexual”, con especial énfasis en zonas como Buenavista, Centro-Oriente, San Rafael, la Obrera, la Tabacalera, la Algarín, Tepito, Centro Histórico, etcétera, según lo denunció CATWLAC ante la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal en 2010 (asunto relacionado con el corredor prostitucional por el cual fue emitida una recomendación para las autoridades delegacionales, que han actuado de manera omisa y cómplice, por cierto).
 
Es imposible distinguir, como pretende Monreal, entre las mujeres prostituidas “por su voluntad” –que más bien es por necesidad y por lo tanto hay vicio en el consentimiento–, y las que son obligadas.
 
Es imposible hablar de prostitución sin mencionar proxenetas, violencia, crimen organizado o corrupción: se trata de un caldo de cultivo idóneo que explica la desaparición de mujeres, niñas y adolescentes que se agrava con el paso de los días y con el actuar de la delincuencia organizada.
 
Cuando llegamos a la pregunta sobre la expedición de las credenciales que reconocen a las mujeres en situación de prostitución en la Ciudad de México como trabajadoras no asalariadas, ya el candidato de Morena se había retirado, pero los que permanecieron consideraron que no resuelve los problemas estructurales y sí perpetúa los estereotipos de género que favorecen que se mantenga y fortalezca el patriarcado.
 
Esto, sin mencionar los acuerdos y tratados internacionales que hablan del asunto, ninguno de los cuales define como “trabajo” el sexo servicio, y en cambio sí establecen medidas claras que los Estados Parte (incluido México) deben acatar para combatir todas las formas de trata y explotación de la prostitución de mujeres y niñez, a saber:
 
Protocolo de Palermo (Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, especialmente Mujeres y Niños, que Complementa la Convención de las Naciones Unidas Contra la Delincuencia Organizada Transnacional, 2000), que define qué es la trata.
 
Convenio del 49 (Convenio para la Represión de la Trata de Personas y de la Explotación de la Prostitución Ajena), que prohíbe las zonas de tolerancia, los ficheros y las credenciales, pero también establece que el consentimiento que otorguen las víctimas de trata y prostitución no puede ser causa excluyente de la responsabilidad penal, asunto que también se encuentra estipulado en nuestro país, en la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas de estos Delitos.
 
Igualmente, el artículo 6 de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer (CEDAW, por su siglas en inglés); la Recomendación General 19 del Comité de la CEDAW en sus puntos 11 al 14, 21 (incisos “g” y “h”); el artículo 2 (punto “b”) de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra la Mujer (mejor conocida como Belém do Pará) y, por supuesto, la Convención de los Derechos de la Niñez.
 
Insistimos en que este delito no se va a combatir sólo con la persecución. Por eso, internacionalmente se han reconocido como las más efectivas, las estrategias que se conocen como las tres “Ps”: prevención, protección y asistencia, y persecución que se deben impulsar integral y simultáneamente.
 
Los seres humanos no se venden, no se compran, no se alquilan. La dignidad no es un bien jurídico disponible y el modelo neoliberal de la economía todo lo ha convertido en mercancía. La conclusión de este ejercicio feminista ciudadano es que debemos ser más exigentes con las y los candidatos a quienes les damos nuestro voto.
 
Twitter: @CATWLACDIR
Facebook: Catwlac Directora
 
*Directora Regional de la Coalición contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe (CATWLAC, por sus siglas en inglés).
 
15/TUZ/RMB