Recuperación económica en tiempos de desempleo

   Monedero
Recuperación económica en tiempos de desempleo
Por: Carmen R. Ponce Meléndez
CIMAC | México, DF.- 17/08/2010

El informe del segundo trimestre del 2010 de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), acerca del comportamiento de la economía y las finanzas públicas estima que durante este período el valor real del Producto Interno Bruto (PIB) creció a una tasa anual de alrededor de 7.0 por ciento; si a esta cifra le restamos la caída del PIB del 6.5 en 2009, se tendría un posible crecimiento del 0.5 por ciento.

Menciona que se crearon 223 mil 874 empleos formales y que al cierre de junio de 2010, el número de trabajadores urbanos afiliados al IMSS ascendió a 14 millones 394 mil 654 personas, lo que implicó una expansión anual de 600 mil 893 plazas.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en su reciente reporte trimestral de empleo (abril-junio), proporciona los siguientes datos: 44.6 millones de personas ocupadas de las cuales 16.8 son mujeres.

Desocupados son 2.5 millones (30 por ciento más que en el mismo lapso de 2009), y 932 mil 593 es población femenina. Como se aprecia claramente esta cifra de desempleo es mucho mayor al número de empleados que reporta la SHCP, por tanto los generados hasta ahora son totalmente insuficientes, no hay cabida para actitudes triunfalistas.

La tasa de desempleo abierto (TDA) supera a la del mismo lapso de 2009, alcanzó 5.3 y 5.2 en las mujeres, en este último caso significa un crecimiento de 1.5, en relación a 2007. A nivel regional estos indicadores están ampliamente rebasados, como se valora claramente en el cuadro 1, van del 7.01 al 8.12 (Coahuila).

Cuadro 1

TASA DE DESEMPLEO ABIERTO POR ENTIDAD Y SEXO
(II Trimestre 2007-2010)
TDA

ENTIDAD 2007 2010 INCREMENTO
TDA

NACIONAL 3.4 / 3.7* 5.3 / 5.2* 1.9 / 1.5*
Coahuila 4.9 / 6.0* 8.12 / 8.8 * 3.2 / 2.8*
D.F. 5.9 / 5.7* 7.45 / 6.6* 1.5 / 0.9*
Querétaro 3.3 / 2.9*.7.17 / 4.8* 3.9 / 1.9*
Tabasco 3.9 / 3.8* 7.01 / 7.8* 3.1 / 4.0*

* Tasa de desempleo femenino

Fuente: INEGI, Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE)

Es el caso de cuatro entidades: Coahuila, Distrito Federal, Querétaro y Tabasco, reportan las tasas más altas de desempleo -total y femenino-, superiores a la nacional; particularmente Coahuila y Tabasco con un desempleo femenino del 8.8 y 7.8, respectivamente.

Analizando los últimos tres años (segundo trimestre), resulta que en todos los casos la tasa de desempleo abierto ha crecido considerablemente y en especial el estado de Tabasco, donde el desempleo femenino creció más del doble, pasó de 3.8 a 7.8.

Son indicadores que reflejan los graves desequilibrios regionales y las desigualdades de género que existen en el país, a los que hacía mención la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en su propuesta "crecer para igualar e igualar para crecer".

La economía de Coahuila está más vinculada al modelo de desarrollo exportador y la de Tabasco al mercado interno; estos dos ámbitos siguen en crisis, sin contar con que el ritmo de recuperación es insuficiente.

No se ha podido reflejar en más y mejores empleos, en parte por los inventarios que tenía la industria; porque todavía operan por debajo de su capacidad instalada y porque el modelo del mercado laboral se concentra en los micronegocios y pequeñas empresas.

La industria de la construcción sigue muy abatida y tiene efecto en 70 ramas de actividad económica, que por ende también están deprimidas.

¿Qué se está haciendo en estas entidades para enfrentar estos altos niveles de desempleo? En el Distrito Federal, existe un seguro de desempleo que amortigua considerablemente la economía de esta población y sobretodo la mantiene permanentemente en la búsqueda de un empleo productivo.

Y todavía se sorprenden del nivel de disolución social y pérdida del tejido social que se vive en todo el país, uno de sus problemas más importantes, como la gobernabilidad, donde la credibilidad de una recuperación pasa necesariamente por la opción real de un empleo digno.

La preocupación por la recuperación del mercado interno se acentúa en la medida en que no se ven acciones efectivas para ello.

El Banco de México aplicó una encuesta Sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado: Julio de 2010. Estos especialistas estiman que para 2011 el empleo formal aumentará únicamente en 511 mil empleos.

Son expectativas muy sombrías para la población trabajadora y para las mujeres, por eso hay tantas jóvenes sin esperanza, la población que se incorporará al mercado laboral en 2011 como disponible, alcanza los 2 millones y en lo que va de este año se llegó a 12.8 millones de personas en el empleo informal, el más precario, representa un crecimiento de 600 mil, en relación a 2009.

También señalaron que los principales factores que podrían limitar el ritmo de actividad económica durante los próximos meses son: la ausencia de cambios estructurales en México (25 por ciento); los problemas de inseguridad pública (15 por ciento); y la debilidad del mercado interno, con una ponderación del 11 por ciento.

Es más que evidente que el sector privado está ejerciendo toda su presión para lograr lo que ellos llaman reformas estructurales (laboral, energética y fiscal). Sin duda se pretenderá aplicar más impuestos al consumo, incluyendo alimentos y medicinas.

¿Cómo es posible que en estas condiciones se cometa la grave irresponsabilidad de subejercer? (gastar menos de lo autorizado), en recursos de áreas estratégicas como Salud, Educación, Desarrollo Social o Comunicaciones y Transportes.

No sólo mantienen recursos ociosos, o en todo caso con rendimientos en inversiones financieras, lo fundamental es que están desatendiendo necesidades ingentes de la sociedad, con dinero del erario público.

Todos estos elementos deberán ser tomados en cuenta por el Congreso de la Unión a partir del próximo mes de septiembre, al momento de debatir los impuestos y los gastos para 2011.

10/CP/LR/LGL